Sábado 10/12/2016.

| Familia

Familia

Los niños prefieren divertirse con papá, y dejar los juguetes para presumir

  • Unicef teme que los padres intenten suplir su ausencia con regalos y tecnología.
  • “Corremos el riesgo de caer en el consumismo, como ha pasado en el Reino Unido”, advierte la ONU
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Dos niños juegan sin la presencia de mayores

Los más de ocho millones de niños españoles (el 17,5% de la población) son más felices jugando con sus padres, o con amigos en la calle, que con regalos, tecnología y ropa de marca. Así se expone en un informe de Unicef, que mide el nivel de bienestar de la población infantil, pero desde el punto de vista emocional.

Para ello, la organización compara tres países con una demográfica y políticas distintas: España, Reino Unido y Suecia, basándose en las entrevistas a 250 niños de entre 8 a 13 años.  A pesar de las diferencias sociales y de comportamiento entre los menores de estos estados, hay un aspecto común: los niños necesitan y reivindican más tiempo de su familia, y los juguetes constituyen más un medio de identificación social, a veces de integración en la escuela, que un instrumento para disfrutar, aprender y crecer.

“Cuando les preguntamos a los niños cuándo están mejor, contestan que con la familia, jugando con sus amigos, o haciendo actividades extraescolares”, resume Gabriel González Bueno, del departamento de sensibilización de Unicef España.  En ningún caso hablan de regalos, de videojuegos, móvil o ropa de diseño. “A veces cuando quieren algún objeto relacionado con la tecnología, lo emplean para identificarse con los demás”, explica el experto.

El valor social que otorgan a los juguetes se detecta en los tres países, pero de forma más nítida en el Reino Unido, donde existe una cultura del consumo agresiva y los padres, que se sienten culpables por no pasar el tiempo suficiente con sus hijos, tratan de paliar su ausencia con regalos, tal y como se expone en el informe.

Indicadores sociales muestran que en España los niños, por costumbre y herencia familiar, dedican más tiempo desarrollando actividades extraescolares o ejercicio. Por ejemplo, el 40% de los menores hace deporte varias veces a la semana, y el 20% acude a clases de música, pintora y danza. Pero los datos, que aporta Unicef, muestran también que la televisión roba parte de su ocio (cuatro de cada diez niños ven la tele al menos dos horas al día).  

En España, la compra compulsiva de juguetes para contentar a los niños existe, aunque no tan visible como en la sociedad británica, porque la cultura familiar forma parte de la vida cotidiana y, además, los abuelos asumen un papel importante en la educación infantil.

Aun así, el estrés, los problemas para compaginar la vida laboral y familiar amenazan con hacer más visible el consumismo. “Corremos el peligro de que los padres tapen los huecos con regalos”, reconoce el especialista de Unicef.  

En Suecia, el materialismo infantil tampoco se ha extendido, de momento, por la existencia de una sólida política social, para que los padres puedan conciliar trabajo y familia. También en este país se promociona el deporte como forma de integración y progreso social.

Unicef pide más colaboración de los poderes públicos para frenar el consumismo en la edad infantil. Pone como ejemplo iniciativas que se están aplicando en países nórdicos, como la prohibición de que en los anuncios de productos infantiles aparezcan menores de 12 años.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31