Lunes 05/11/2018.

| Familia

‘Informe sobre el Estado Mundial de las Madres 2011’ de Save the Children

Familia

Noruega, el paraíso para las madres, tiene una baja por maternidad de 392 días

  • Noruega es el mejor lugar del mundo para ser madre. La esperanza de vida femenina es de 83 años y la baja es de 392 días al 80%.
  • Afganistán es el peor: La esperanza de vida es de 45 años y sólo el 14% de los partos cuenta con personal cualificado para asistirlos.
  • España, con sus 16 semanas de baja por maternidad al 100%, se encuentra en el puesto número 12 del ranking mundial, pero a la cola de Europa.


    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Más de medio millón de mujeres mueren cada año por causas relacionadas con el embarazo y el parto, la mayoría por cosas tan básicas como una hemorragia, un trastorno hipertensivo o una simple infección, que podrían ser tratables o prevenibles.

Partiendo de factores relacionados con el estatus educativo, de salud, económico y político de las madres, así como en el bienestar de sus hijos, Save de Children analizó 164 países del mundo y llegó a la conclusión de que países como Noruega, Australia o Islandia son los mejores lugares del mundo para ser madres, contrastando con las drásticas condiciones a las que se enfrentan las mujeres de algunos países del África Subsahariana, en donde el embarazo se cobra la vida de unas 30 mujeres cada día, por causas que en el primer mundo no ocasionan ningún tipo de trastorno.

Lo mejor y lo peor de cada casa

Ser madre nunca fue fácil, pero según en qué países, las condiciones sanitarias y sociales lo convierten en una ‘profesión’ de alto riesgo. No es el caso de Noruega, el paraíso para las madres según el informe de Save the children. Aquí, las mujeres tienen una esperanza de vida de 83 años y suelen terminar los 18 de escolarización; sólo 1 de cada 333 niños y niñas muere antes de los cinco años y la baja por maternidad es de 392 días al 80% del salario o de 322 al 100%. Muy de cerca y a la cabeza del ranking le siguen países como Australia, Islandia Finlandia o Suecia, siendo los más aventajados en políticas sociales y con avanzadas medidas que fomentan la igualdad entre padre y madre y facilitan la conciliación laboral y familiar.

Ocho de los diez países que encabezan el ranking de mejores lugares para ser madre están en Europa, mientras que ocho de los diez peores países se encuentran en África Subsahariana.

Es la otra cara de la moneda. En lugares como Afganistán, Sudán, Yemen, Níger o Guinea-Bissau, la vida de madres e hijos corre altos riesgos antes, durante y después del embarazo. Aquí, una de cada 30 mujeres pierde la vida por causas relacionadas con la gestación o el parto y uno de cada seis niños muere antes de cumplir los cinco años.

Si comparamos los accesos a los servicios de salud materno-infantil entre Noruega (el mejor lugar) y Afganistán (el peor) las diferencias resultan dramáticas. El país escandinavo cuenta con personal sanitario cualificado en todos sus partos, el 82% de las mujeres utiliza métodos anticonceptivos y sólo una mujer de cada 175 perderá a un hijo antes de los cinco años. En contraposición, sólo el 14% de los partos en Afganistán están asistidos, el 16% de las mujeres usan anticonceptivos y la esperanza de vida femenina no supera los 45 años. Así, todas las madres de Afganistán tienen una probabilidad muy elevada de sufrir la pérdida de al menos uno de sus hijos a lo largo de su vida.

¿Qué pasa en España?

España ocupa el duodécimo lugar de la lista de 164 países analizados, por debajo de Francia y Alemania y por encima de países como Reino Unido y Suiza. La esperanza de vida femenina en nuestro país es de 84 años (similar a la de Italia o Suiza y sólo superada por Francia y Japón) y la tasa de mortalidad de menores de cinco años es sólo de 4 por cada 1.000.

En cuanto a la duración de la baja por maternidad, las condiciones de las que gozan las mujes españolas sitúan al país en el octavo puesto del ranking europeo. La baja por se concreta en 16 semanas de baja remunerada al 100%, ampliable a dos semanas más por cada hijo a partir del segundo, si es un parto múltiple y en caso de discapacidad del bebé. Este derecho también se puede ejercer en los casos de adopción y acogimiento, tanto si es permanente como temporal, siempre que los hijos sean menores de seis años.

De las 16 semanas, las 6 primeras son obligatorias para la madre, mientras que las otras 10 se pueden repartir entre el padre y la madre de forma simultánea o consecutiva. Por su parte, el padre dispone de 2 días por nacimiento más 13 días, que pueden ser 15 en caso de parto múltiple y 20 en caso de familias numerosas.

Aunque la situación de España está a años luz de lo que sucede en países como Noruega, no queda en mal lugar en el ranking mundial, aunque sí a la cola de Europa, en donde Suecia goza del permiso más largo (480 días compartidos entre padre y madre percibiendo el 80% hasta los 390 días) y Liechtenstein tiene el periodo de maternidad más bajo ( 56 días, y ningún día para el padre) seguido de Eslovenia con 84 días para la madre y 11 días para el padre)

Hoy por hoy, las cuentas pendientes en nuestro país: la baja maternal de seis meses y la paternal de cuatro semanas.

Soluciones efectivas y de bajo coste

Mientras que hoy por hoy, las cuentas pendientes de las madres de nuestro país son la baja maternal de seis meses y la paternal de cuatro, por las que pelean numerosas asociaciones y que se han quedado en proyectos a medias, en algunos de los otros 168 países analizados, las soluciones se centran en salvar la vida de los casi 22.000 niños que mueren diariamente alrededor del mundo, la mayoría por causas que se podrían prevenir.

El informe constata que existen soluciones efectivas y de bajo coste que se pueden afrontar económicamente incluso en los países más pobres del mundo. “La lactancia está salvando cada año seis millones de vidas, y podría salvar al menos un millón más si se generalizase la lactancia materna hasta al menos los dos años […] Dar el pecho no es uno de los sacrificios que hacemos para prolongar la vida, sino uno de los motivos por los que queremos vivir. No es un medio para lograr un objetivo, sino un fin en sí mismo”, explica Carlos González, Pediatra y Fundador de la ACPAM en su ensayo sobre Lactancia Materna recogido en el Informe.

Para Yolanda Román, Responsable de Incidencia Política, la solución pasa por cubrir las necesidades básicas de los servicios sanitarios: "La mayoría de las muertes de niños, niñas y sus madres se podrían evitar ampliando la cobertura de servicios sanitarios básicos y el número de trabajadores sanitarios locales”. "Es fundamental que los líderes mundiales cumplan los compromisos adquiridos  y es  necesario que los ciudadanos presionen a sus gobiernos para que incrementen los fondos destinados a salud materno-infantil en los países en vías de desarrollo, así como que estos países apoyen a los trabajadores sanitarios locales e inviertan en su formación", finaliza.

Y es que las diferencias son abismales de un lado al otro del mundo. Mientras que prácticamente todos los niños y niñas suecos disfrutan de una buena salud y educación, en Somalia uno de cada seis muere antes de cumplir los cinco años. Da que pensar en este primer domingo de mayo. 


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Noviembre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30