Jueves 28/12/2017.

| Tráfico

Tráfico

2017 Pisa el acelerador y no frena la "sangría" de las muertes al volante

Hace apenas ocho días las estadísticas reflejaron lo que ya nadie dudaba: que 2017 no sería capaz de frenar la "sangría" de las muertes en carretera. Por el contrario, no se ha levantado el pie del acelerador y el pasado día 19 el número de fallecidos en accidentes ya superaba el de todo 2016.
  • 2017 Pisa el acelerador y no frena la "sangría" de las muertes al volante EFE

Hace apenas ocho días las estadísticas reflejaron lo que ya nadie dudaba: que 2017 no sería capaz de frenar la "sangría" de las muertes en carretera. Por el contrario, no se ha levantado el pie del acelerador y el pasado día 19 el número de fallecidos en accidentes ya superaba el de todo 2016.

La Dirección General de Tráfico (DGT) no ha actualizado en su web las cifras en espera de hacer público el balance del año, pero hasta el día 19 las carreteras habían dejado 1.169 muertes contabilizadas a 24 horas (es decir, los fallecidos en las primeras 24 horas de producirse el siniestro), frente a las 1.129 de esa misma fecha de 2016 (un 4 por ciento más).

Un dato aún no cerrado y que el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, adelantó en Twitter, ha alarmado también: "Más de 500 fallecidos en motocicleta en lo que llevamos de año. Varón entre 35 a 55 años, fines de semana, carretera convencional, con exceso de velocidad y positivo en Alcoholemia: prototipo candidato. PRUDENCIA", escribía el pasado día 18 en esa red social.

¿Qué ha pasado para que la curva descendente que la gráfica de la siniestralidad mantuvo durante una década haya empezado a dibujarse justo en sentido contrario?

Aunque las respuestas pueden variar según a quién se pregunte, sí hay unanimidad en dos factores que las fuentes consultadas por Efe no dudan en citar: el aumento de la movilidad por el inicio de la recuperación económica y el envejecimiento de nuestros coches, los que más antigüedad tienen de media en la Unión Europea.

700.000 vehículos más y 15 millones más de desplazamientos han incidido en el alza, así como la velocidad inadecuada, el consumo de alcohol y drogas, no ponerse el cinturón de seguridad y las distracciones, según Tráfico.

Serrano ha mostrado su preocupación por el repunte de la siniestralidad por segundo año consecutivo, aunque en sus últimas manifestaciones ha recordado que España es el octavo país del mundo más seguro en esta materia y el cuarto de la UE.

Y con todos estos factores encima de la mesa, administración, víctimas, automovilistas y expertos en seguridad vial encaran 2018 con propuestas que aunque variadas, tienen un mismo objetivo: retomar la tendencia descendente de la accidentalidad. Para ello -subrayan-, hay que volver a situar el tráfico y su problemática en el primer plano, como política de estado que es.

Con el foco puesto en erradicar el consumo de drogas y alcohol al volante y la reincidencia y consciente de que distracciones como el uso del móvil siguen arrebatando vidas, la DGT estudia nuevas medidas para incorporarlas en una reforma de la ley de Tráfico que se antoja necesaria, después de darle una vuelta al carné por puntos que tan buenos resultados dio en su primera década de vida.

Los grupos de trabajo creados siguen debatiendo esa reforma. Mientras tanto, la DGT ha ejecutado ya el 90 por ciento de las 15 medidas urgentes de un plan de choque que aprobó a principios de año, según han indicado a Efe fuentes de este organismo.

Entre ellas, un plan de protección de vías ciclistas -hay ya 150 protegidas-, más vigiladas y con resultados satisfactorios: desde su puesta en marcha, no ha fallecido ningún ciclista en ellas.

Avisadores de velocidad en los tramos conflictivos, identificación de cruces inteligentes -ya se han ejecutado 7 y otros 32 están en tramitación, guías sonoras longitudinales en diferentes tramos, un plan de test de drogas con 100.000 pruebas este año y 150.000 en 2018, adquisición de 746 etilómetros y 500 lectores de drogas y compra de 300 motos para los agentes de la Guardia Civil son algunas de esas actuaciones.

También, la compra de 156 nuevas furgonetas para la Guardia Civil de Tráfico con equipos de alcohol y drogas, la puesta en funcionamiento de 225 nuevas cámaras de control del cinturón de seguridad y diversas campañas de concienciación se suman a las medidas en marcha.

Para el próximo año la DGT concentra su proyecto de seguridad vial en cuatro bloques: reformas legislativas, control, educación y comunicación.

De este modo, en 2018 podría aprobarse la reforma de la ley de Tráfico y los reglamentos de vehículos y auxilio en carretera, además del plan estatal de la bicicleta, nuevas instrucciones y medidas de control y prevención de accidentes y más inversión en educación, comunicación e investigación.

Y se intentará recuperar la normalidad en los centros de exámenes tras seis meses de huelga de examinadores que se han saldado con 219.000 pruebas prácticas aplazadas.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31