Sábado 10/12/2016.

| Sociedad

Sociedad

El hombre que seccionó a otro la carótida en un centro comercial de Huelva asegura que no tenía intención de matar

L.M.R.L., el presunto autor de la agresión con arma blanca que tuvo lugar el 27 de marzo de 2010 frente al Centro Comercial de Aqualon en Huelva, por el que llegó a seccionar la carótida a J.G.V., ha asegurado este miércoles en el juicio que "hubo un forcejeo, caímos al suelo y en la caída le pinché en el cuello, pero sin intención de llegar a matarlo".
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

En la sesión del juicio en la Audiencia Provincial de Huelva, que ha quedado visto para sentencia, este individuo, de 33 años de edad, ha asegurado que utilizó el arma para disuadir el altercado y para que la víctima se fuera porque le estaba agrediendo, dándole "patadas y golpes", negando a su vez que antes del incidente hubiera habido alguna discusión en el interior de uno de los bares del citado centro comercial. Sin embargo, la víctima en su declaración ha negado esta pelea y ha señalado que el presunto agresor se dirigió a él "con una mano en el bolsillo, me dio un golpe en el cuello y vi el chorro de sangre".

Por su parte, según la versión de los hechos del acusado, la pelea, ya fuera del centro comercial, comenzó cuando la víctima, a la que no conocía, se acercó al vehículo donde viajaban esta persona, una mujer N.E.M., acusada de encubrimiento, y otro individuo, y comenzó a golpear en la ventanilla. Momento en el que el ocupante masculino del coche se bajó y "llegó a las manos" con la víctima, que a su vez iba acompañado por otro amigo.

Tras ello, se bajó la mujer para mediar y resultó agredida, y fue entonces cuando el acusado salió del vehículo con la intención de mediar, pero según él, la víctima empezó a propinarle "patadas y golpes" y al ver que no paraba sacó una navaja del bolsillo para intentar asustarlo, pero en el forcejeo cayeron al suelo y se la clavó en el cuello, pero, ha insistido, "sin ninguna intención de matarlo". Al respecto, la fiscal le ha recordado que en su primera declaración aseguró que "había ido al coche a coger la navaja".

En cuanto al arma, ha asegurado que la tiró al suelo, junto a su vehículo, y que la mujer, acusada de encubrimiento, "le dio una patada y la lanzó a una alcantarilla", algo que ha corroborado esta persona, aunque ha señalado que no sabía que era "una navaja, sino un móvil o una cartera", de la que se deshizo porque el presunto autor le decía: "esto --refiriéndose a la navaja-- hay que tirarlo".

Esta mujer ha corroborado a su vez la versión del supuesto agresor de la llegada de la víctima al coche, sin embargo ha señalado que tras resultar agredida y caer al suelo no vio nada del altercado.

TUVO "UNAS PALABRAS" EN EL BAR

Por su parte, según la versión de la víctima, J.V.G., ha señalado que en el interior del bar tuvo "unas palabras" con dos hombres y una mujer que después le pitaron con el claxon a la salida del centro comercial, motivo por el cual se acercó al vehículo. Una vez allí, ha reconocido que tuvo un forcejeo con el tercer ocupante del coche y cuando ya me iba "una mujer se me abalanzó y me tiró del pelo, cuando mi amigo me la quitó de encima, momento en el que vino otro hombre con la mano en el bolsillo del pantalón, que me dio un golpe en el cuello y vi el chorro de sangre", negando así que peleara con éste porque "ni lo tocó".

El otro ocupante del vehículo, con el que inicialmente la víctima llegó a las manos, ha asegurado que "se metió en la pelea para defender a la mujer en la que un señor le tiró del pelo". Tras ello, cayó al suelo y al levantarse se encontró con la víctima que sangraba tirada en el suelo a la que socorrió, por lo que ha asegurado que "no vio la pelea ni al presunto agresor".

Por otro lado, dos testigos presenciales de los hechos han coincido en que cuando salieron del centro comercial del Aqualon vieron una pelea cuando uno de ellos --la víctima-- cayó al suelo y el presunto agresor "se inclinó hacia abajo y la víctima empezó a sangrar mucho" y que la chica gritaba, no ha sabido precisar a quien: "te van a matar". Del mismo modo, una de ellas ha señalado que "el presunto agresor cogió algo de la puerta del coche y se dirigió hacia la víctima, la cual se cayó y el otro se le echó encima".

Dos médicos forenses han asegurado que "sin asistencia médica inmediata, la víctima hubiera fallecido", sin embargo no han podido determinar por la herida "si esta fue intencionada o no", pero podría haber provocado su muerte.

El Ministerio Fiscal ha pedido ocho años de prisión para el acusado por un delito de homicidio en grado de tentativa, así como ha pedido un año de cárcel a una mujer de 27 años por un presunto delito de encubrimiento por "haber tirado la navaja a una alcantarilla", una pena que coincide con la de la acusación particular. Por su parte, la defensa ha solicitado dos años de prisión para el presunto agresor. A su vez, la Fiscalía pide al acusado una indemnización a la víctima de 5.470 euros por los días de hospitalización, por los de incapacidad y por las secuelas.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31