Miércoles 11/10/2017.

| Sociedad

Sociedad

Vender semen ya no es rentable en España

Un hombre puede ganar con su semen hasta 70 euros en cada cita en las clínicas españolas. Sin embargo, solo se puede colaborar en seis embarazos. La ley no permite acudir a más de una clínica a la vez, pero no hay un registro de datos cruzados que lo demuestre.

Para poner freno a esta situación, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ultima la puesta en marcha de un Sistema de Información en Reproducción Humana Asistida (SIRHA) pionero en Europa que garantizará el control de las donaciones y sus resultados.

El SIRHA es un sistema de información que permitirá la trazabilidad completa de todas las actividades que tienen que ver con las técnicas de reproducción asistida y contará con tres registros; el de donantes, el registro de centros y servicios de reproducción humana asistida y el registro nacional de actividad y resultados.

Actualmente, entre los requisitos que se piden para donar semen, está una analítica general, otra para descartar presencia de infecciones como el VIH o hepatitis (que se repite a los tres meses para eliminar el periodo ventana) y algunas pruebas genéticas que varían en función del centro. Además, un psicólogo valorará la capacidad del donante para serlo y la ausencia de trastornos mentales. Y siempre se garantiza el anonimato del donante.

Pero cuando comience a funcionar el SIRHA, no solo quedará registrado quién, dónde y cuándo dona y cuantos hijos nacen. También existirá un sistema global de trazabilidad que controlará todo el proceso.


102 hijos de un mismo hombre

El caso de un hombre que es el padre biológico de 102 niños por donación de esperma provocó hace un mes un escándalo en Holanda, donde se ha puesto en evidencia la falta de comunicación entre las clínicas de fertilidad, que han exigido hoy al Ministerio de Sanidad un registro nacional de donantes. La privacidad del donante impide a las clínicas de fertilidad comprobar si este ha ofrecido su semen a otras clínicas, un vacío que algunos hombres han aprovechado para donar en diferentes centros y en varias ocasiones.

Lo mismo que podría pasar en España. Las clínicas de fertilidad están obligadas a preguntar a sus donantes cuántas veces han donado anteriormente y dónde lo han hecho. Pero, en la práctica, este sistema solo depende de la buena voluntad del que acude a una clínica a donar sus óvulos o sus espermatozoides.

Tal y como explica la directora general de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS) y Farmacia, Encarnación Cruz, lo que hace SIRHA es "un viaje completo de una técnica de reproducción humana", desde que el donante dona sus óvulos o espermatozoides hasta el nacimiento del bebé.

Con la puesta en marcha de este sistema, España cumple la normativa nacional y europea y garantiza que las técnicas de reproducción sean una prestación sanitaria "de alta calidad y seguridad".

Así, Cruz ha explicado que si, como consecuencia de una donación naciera una bebé con alguna enfermedad congénita, este sistema permitirá llegar a los donantes y evitar que esto vuelva a ocurrir, lo que supone "una garantía para las parejas y futuros padres".


España es líder en Europa en tratamientos de reproducción asistida

De hecho, según los datos presentados por el Ministerio de Sanidad y registrados a través del contrato firmado con la Sociedad Española de Fertilidad, en el año 2015 se han realizado 127.809 ciclos de Fecundación In Vitro (FIV) -un 9,5 por ciento más que el año anterior- y 38.903 inseminaciones artificiales (IA). Como consecuencia de estas técnicas se han registrado 36.318 recién nacidos.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31