Martes 20/06/2017.

| Sociedad

Sociedad

¿Te crees ‘fofisano’? No te engañes, la obesidad es una enfermedad

El vino tinto alarga la vida. La cerveza es buena para el pelo. El chocolate para el corazón.  Estos son los titulares que a todos nos gusta leer. El término ‘obesidad saludable’ circula en multitud de secciones de salud de los medios de comunicación. Pero que las personas con exceso de peso podrían estar sanas es poco más que un mito.

Las personas con obesidad metabólicamente saludable (MHO, por sus siglas en inglés) son clínicamente obesas en términos de su índice de masa corporal (IMC), pero no tienen las complicaciones metabólicas que suelen acompañar a la obesidad, como grasas sanguíneas anormales, control de azúcar deficiente o diabetes, y presión arterial alta.

La idea de la obesidad "saludable" es un concepto engañoso en el que los individuos más obesos se convierten en cada vez menos sanos con el tiempo, según un estudio que dio seguimiento a la salud de más de 2.500 hombres y mujeres de 20 años y cuyas conclusiones se publican en la edición digital de este lunes de 'Journal of the American College of Cardiology'.

"Un supuesto básico de la obesidad saludable ha sido que es estable en el tiempo, pero ahora podemos ver que los adultos obesos sanos tienden a volverse obesos poco saludables en el largo plazo, con cerca de la mitad de esta transición en los 20 años de nuestro estudio", afirma el autor del trabajo, Joshua Bell.

"Los adultos obesos sanos muestran un mayor riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular que los adultos de peso normal sanos, aunque este riesgo no es tan grande como para el obeso no saludable. La obesidad saludable es sólo un estado de salud relativa, siendo sólo menos perjudicial que en el peor de los casos. Y como vemos ahora, los adultos obesos sanos tienden a ser obesos poco saludables con el tiempo, proporcionando una prueba más en contra de la idea de que la obesidad puede ser saludable", subraya Bell.


Embarazadas obesas

Esta patología también genera complicaciones durante el embarazo aumentando el riesgo de aborto clínico, hipertensión, preeclampsia, diabetes gestacional e infecciones urinarias.

Las complicaciones fetales, como las malformaciones congénitas y muerte intrauterina súbita, también son comunes en los embarazos de mujeres con obesidad y pueden llevar a la paciente a tener un parto prematuro. Pero además, las secuelas pueden observarse durante la adolescencia y adultez, etapa en la que presentan un mayor riesgo de enfermedades crónicas como obesidad, diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares.


Los obesos no saben que lo son

El 82 por ciento de las personas con obesidad en España no perciben que sean obesos, tal y como se desprende de un estudio realizado por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) en el marco de la celebración, el próximo 20 de mayo, del Día Europeo de esta enfermedad.

Se trata de una patología que afecta ya al 20 por ciento de la población española y que se prevé que su incidencia siga en aumento por los cambios en los estilos de vida, caracterizados cada vez más por la ingesta de comida poco saludable, el sedentarismo y la falta de horas de sueño.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Junio 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30