Domingo 18/02/2018.

| Sociedad

Sociedad

España sube tres puesto en el ranking de libertad de prensa de RsF, aunque queda por debajo de la media europea

España ha escalado desde el puesto 39 hasta el 36 en el ranking de libertad de prensa que elabora la ONG Reporteros sin Fronteras (RsF), superando a Francia, aunque queda por debajo de la media europea. Los países con mejor nota vuelven a ser los nórdicos --Finlandia, Países Bajos y Noruega--, mientras que los que peor puntuación tienen, un año más, son Turkmenistán, Corea del Norte, Eritrea y Siria, el país más mortífero para los informadores en 2012.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

En general, los países democráticos ocupan de forma mayoritaria los primeros puestos de la lista, y los dictatoriales, la parte más baja del ranking, que tiene en cuenta desde iniciativas legislativas a violencia contra profesionales de los medios de comunicación.

Por primera vez, RsF ha publicado un indicador que mide el nivel general de libertad de información en el mundo y el grado de respeto de los gobiernos a la libertad de información. Según este indicador, España recibe una nota de 20,50 --siendo 0 representa el total respeto a la libertad de los medios de comunicación y 100 la mayor censura--, por debajo de la media europea (17,5).

Aún así, gracias a la mejora en el respeto a la libertad de prensa que refleja el estudio, España supera en la lista a Francia, que recibe un 21,60, y El Salvador, con una puntuación de 22,86, y se mantiene en el tercio superior de la lista, que incluye a 179 países.

Peor efecto ha tenido la crisis económica en Grecia, que ha caído de una manera "vertiginosa", desde el puesto 70 hasta el 84 debido al deterioro en las condiciones de trabajo de los periodistas, que tienen que ejercer su profesión "en una situación social y profesional desastrosa, expuestos, tanto a la violencia de la policía como de grupos extremistas", según explica la asociación.

En general los países europeos sacan mejor nota que el resto, con una media de 17,5 puntos, frente a 30 puntos la zona de Américas; 34,3 puntos, África; 42,2 puntos, Asia-Pacífico y 45,3 las repúblicas exsoviéticas. No obstante, RsF advierte de una "erosión" en el modelo europeo debido a determinadas iniciativas legislativas que atentan contra la libertad de prensa iniciadas en 2011 que no han sido frenadas en 2012. En este sentido, señala la 'ley mordaza' de Italia, las reformas "liberticidas" de Hungría o la caída de Grecia en el ranking.

El informe también destaca que a pesar de la Primavera Árabe, Oriente Medio y Magreb tienen la puntuación más baja, con 48,5. De hecho, RsF ha calificado la edición de 2013 como la de la "vuelta a la normalidad" y la de las "esperanzas frustradas" después de las Primaveras Árabes y otros movimientos de protesta que supusieron muchos cambios de posición en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa del año pasado.

LOS PRIMEROS Y ÚLTIMOS PUESTOS

En esta "normalidad", los países nórdicos han vuelto a demostrar su capacidad para mantener un ambiente óptimo para los informadores. Finlandia, Países Bajos y Noruega se mantienen en los primeros puestos de la clasificación. Canadá ha evitado por poco salir de las primeras 20 posiciones y Andorra y Liechtenstein han entrado por primera vez, dentro de los diez primeros.

En el otro extremo, Turkmenistán, Corea del Norte y Eritrea vuelve una vez más a ocupar los tres últimos puestos de la clasificación. La llegada de Kim Jong-un al frente Corea del Norte no ha supuesto ningún cambio al absoluto control de la información en el país. Mientras, Eritrea, sacudida recientemente por un breve motín de soldados en el Ministerio de Información, sigue siendo una "enorme cárcel de periodistas". Por su parte, el régimen de Turkmenistán, a pesar del discurso reformista de sus autoridades, "no ha cedido un ápice su control totalitario de los medios de comunicación", según RsF.

Siria y Somalia ocupan, por segundo año consecutivo, los puestos inmediatamente anteriores a los últimos tres clasificados, ambas con elevadas cifras de informadores asesinados en 2012. Irán, China, Vietnam, Cuba, Sudán y Yemen, cierran la lista de los diez peor clasifican. En Irán este año, además de encarcelar a periodistas e internautas, el régimen ha pasado a acusar también a sus familiares, incluidos a los familiares de los profesionales exiliados.

En cuanto a los principales cambios en la clasificación. Las principales subidas las han protagonizado Malawi, volviendo casi a la posición que tenía antes de los "excesos" del final de la administración de Mutharika; Costa de Marfil, que está saliendo de la crisis post-electoral entre los partidarios de Laurent Gbagbo y Alassane Ouattara; Birmania, que deja de estar entre los últimos 15 peor clasificados; y Afganistán, debido a la ausencia de periodistas encarcelados.

Mientras, las mayores caídas se registran en Malí, debido a toda la agitación vivida en el país a lo largo del 2012, con el golpe militar en Bamako; Tanzania, con sus dos periodistas asesinados en cuatro meses, ha retrocedido 30 puestos; el Sultanato de Omán, que cae 24 posiciones tras procesar a alrededor de 50 internautas y blogueros por cargos de Lesa Majestad o delitos informáticos; o Israel, por sus ofensivas contra los profesionales de la información en los Territorios Palestinos.

En Asia, Japón se ha visto afectada por la falta de transparencia y el "casi nulo respeto" que ha demostrado al derecho de acceder a la información sobre temas directa o indirectamente relacionados con Fukushima. Por su parte, Malasia ocupa el nivel más bajo de toda su historia en la clasificación mundial por sus límites, cada vez más numerosos, al acceso a la información.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Febrero 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28