Viernes 22/11/2019.

| Sociedad

DÍA DE LA MUJER TRABAJADORA

Sociedad

La vida de Alejandra: cuidar del Gobierno... y de sus tres hijas pequeñas

Son las siete de mañana. Suena el despertador. Empieza otro día en casa de Alejandra. Mujer, trabajadora, Madre y esposa. Joven y llena de vida. 35 años y una carrera profesional parecida a la de Usain Bolt, sin medallas pero con una foto de sus tres pequeñas en la mesa de su despacho.

Es interventora. Aprobó la oposición a la primera, después de un año y medio de estudio y otros seis de carrera: Derecho y Administración y Dirección de Empresa. Educación bilingüe y buenas notas.

Catalina, Beatriz e Inés. Seis, cuatro y dos años, respectivamente. No, Alejandra no ha perdido el tiempo. Con 26 pasó por el altar y a los 27 ya tenía su primera hija. Por el camino había, además, aprobado esa dura oposición que todo el mundo teme. La historia, su historia, no había hecho más que empezar. A las 7 y media ya está arreglada y desayunada, le da el biberón a la pequeña, besos a las mayores mientras regañan, y, a las 8 menos cuarto, Inés y ella están camino del Ministerio de Hacienda. Una al despacho, la otra a la guardería.

Su trabajo: “frenético”. Desde que llegó al cuerpo de funcionarios de la Administración Pública ha ido cambiando de gabinete, hasta terminar en Hacienda. Su trabajo le apasiona, tanto que ha decidido huir de su zona de confort: "Me supero cada día”. Se dedica al área de internacional, Comisión Europea, Reuniones con la OCD, ejecución presupuestaria y un largo etcétera que cuesta resumir en dos líneas.

Así, hasta las 2 y media o 3. Tres días recoge ella a la pequeña de la guardería y la lleva a casa. Otros dos, su marido. A las 4 vuelve al trabajo. ¿Qué si come en casa? Cuando puede. Una ensaladita, unos besos a Inés y alguno guarda para su marido.

Criada en una familia de seis hermanos, Alejandra siempre quiso tener una familia grande. Conoce el valor de las cosas. De los sueños, grandes y modestos. Y no crean que todo fue un camino de rosas. Su primera hija fue difícil; tiene displastia y necesitó un trasplante de médula a los cuatro años. Y sí, tiene una discapacidad. Forma parte del 2,5 millones de mujeres con discapacidad de España. ¿Y? "Con seis años da lecciones de vida, enseña lo que de verdad importa”. Ya tiene tres, y entre risas confiesa que se plantan o no.

“El trabajo no es lo importante, sino ser feliz con lo que haces”. Ella lo es. Su clave es saber separar. “En el despacho estoy a tope y cuando llego a casa -adivina, adivinanza- estoy a tope. Me organizo y no me vuelvo loca”.

Hablando de conciliación. “Hay que saber lo que se quiere. Si estar cien por cien en el trabajo, cincuenta cincuenta, pero cien y cincuenta no se puede. Yo no creo en la conciliación cien por cien. Considero que se debe hablar de reparto de tareas cuando se llega a casa”.

Hoy. Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Alejandra ve bien que se celebre el día, que las mujeres se manifiesten contra la violencia machista. “Nosotras somos un factor muy importante en la sociedad, pero los hombres también, todos aportamos aunque seamos diferentes”.

Ya son las 8 y media. Alejandra acaba de terminar su jornada laboral. Las niñas ya están bañadas y cenadas. Un rato de juegos y cariños hasta las 9, hora de irse a la cama. Así hasta que llegue el viernes a las 3. Dos días y medio solo en familia.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31