Martes 26/09/2017.

| Sociedad

Sociedad

Los matrimonios ya no duran toda la vida, sino unos 20 años

El número de divorcios entre mayores de 50 años no para de crecer en España. A lo largo del año pasado se registraron 33.890, cifra un 4,6% superior a la registrada en 2015 y un 30% mayor que la contabilizada en 2013, cuando apenas se superaron los 26.000.

Este aumento contrasta con la estabilidad que muestran las cifra globales de nulidades, separaciones y divorcios en España, que según los datos difundidos por el INE experimentaron un mínimo descenso del 0,1% en 2016.

Las parejas españolas que se separan conviven una media de entre 16 y 20 años antes de romper su relación. Cuando deciden separarse, la edad media de ellas es de 44 años y la de ellos de 47, según reflejan los datos.

Los matrimonios no funcionan igual en todas las comunidades autónomas. Ceuta es el territorio donde más divorcios, separaciones y nulidades hay, con 2,7 por cada 1.000 habitantes. Los catalanes y valencianos están entre los que más se separan con una tasa de 2,5 y los que menos, los extremeños y castellano leoneses con una tasa de 1,7. La media nacional es de 2,2.


El 43% no tenían hijos

En la mayoría de los divorcios (84,2%) los cónyuges eran españoles y solo en el 10% uno era extranjero y en el 5,8% los dos lo eran. Antes de contraer matrimonio la mayoría de las personas eran solteras, un 7% eran divorciados (tanto ellas como ellos) y un 0,5% viudos o viudas.

El 43% de los matrimonios separados o divorciados no tenía hijos, el 47,2% tenía niños menores de edad, el 4,6 % mayores de edad dependientes económicamente, y el 5,2 % hijos menores de edad y mayores dependientes. El porcentaje de parejas separadas o divorciadas con un solo hijo ya es del 26,3%.

En el 57,6% de los casos, con cónyuges de diferente sexo, se asignó una pensión alimenticia y, en el 72,7% de los casos, el pago correspondió al padre, en el 4,8% a la madre y en el 22,5% a ambos (frente al 19,6% de 2015).


Cinco meses para divorciarse

Alrededor de cinco meses (4,7) se necesitaron en España en 2016 para terminar con el matrimonio, una cifra algo superior a la del año anterior (4,6). Separarse, con 3,7 meses, resulta más ágil que divorciarse. La clave está en si el procedimiento se hace de mutuo acuerdo o por un contencioso: si los cónyuges están de acuerdo, lo normal es que el proceso dure 3,1 meses, mientras que si hay que llegar a los juzgados se necesitan 9,9 meses de media. El 76,6% de los divorcios y el 85,1% de las separaciones fueron el pasado año de mutuo acuerdo.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Octubre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31