Lunes 18/12/2017.

| España

España

La reinserción, el objetivo último de todas las penas

La Constitución es clara: “Las penas privativas de libertad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social”.

En España, la Constitución salvaguarda especialmente los derechos de los presos y las personas que cumplen penas privativas de libertad, sea cual sea su delito. No existe la cadena perpetua y, dependiendo de la pena, al cumplir la mitad del tiempo de prisión puede pedirse el tercer grado o una revisión de condena.


Derecho a la segunda oportunidad

Los presos, dice el texto constitucional, “tendrán derecho a un trabajo remunerado y a los beneficios correspondientes de la Seguridad Social, así como al acceso a la cultura y al desarrollo integral de su personalidad”.

Es la materialización del llamado derecho a la “segunda oportunidad”.  Entre las medidas que pueden aplicarse a los presos  y que garantizan este derecho está el tercer grado, la posibilidad de salir de prisión en horario laboral para asistir al lugar de trabajo y también los permisos penitenciarios.


Aplicación individualizada

Lo que es obvio es que esta norma es genérica y no todos los presos son iguales, no han cometido los mismos delitos ni su reinserción será igual.

Para ello, Instituciones Penitenciarias aplica un sistema llamado Programa Individualizado de Tratamiento.

Para decidir los permisos y beneficios de los presos se tienen en cuenta su ocupación laboral, formación cultural, así como los delitos que han cometido y que serán revisados cada seis meses.

En el caso de los delitos de agresión sexual, existe un programa de intervención que intenta eliminar las posibilidades de reincidencia y mejorar las capacidades de relación personal de los agresores para que no vuelvan a delinquir.

Este proyecto incluye una intervención psicoterapéutica durante dos años de forma grupal dentro de la prisión y que incluye la toma de conciencia del delito que han cometido y la toma de control de los impulsos del delincuente.

Los informes de los psiquiatras expertos son preceptivos para conseguir el tercer grado y los permisos penitenciarios. La posibilidad de reincidir es imposible de eliminar completamente pero también es impensable que no se les dé a los presos la posibilidad de reinserción que contempla la Constitución. 


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31