Sábado 24/08/2019.

| España

Avisan a los sanitarios de La Paz en una reunión de urgencia

España

El protocolo contra el ébola no funcionó, habrá más casos en tres semanas

  • Según ha podido saber Lainformacion.com, algo ha fallado en el riguroso protocolo ya que las posibilidades de contagio eran, según el Ministerio de Sanidad, extremadamente bajas. 
  • Esta mañana se ha convocado una reunión de urgencia en La Paz y se ha comunicado que habrá más casos de ébola, tras romperse el protocolo.
  • El marido de la auxiliar ha sido trasladado al Hospital Carlos III y está aislado. Otras 30 personas están bajo la más estricta vigilancia
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

El protocolo de seguridad contra el ébola llevado a cabo por el traslado a España de dos misioneros -los padres Miguel Pajares y Manuel García Viejo- infectados no funcionó.

Desde el Ministerio de Sanidad se investiga cuales fueron las causas que han provocado provocaron el contagio de una auxiliar de enfermería que trató a los dos enfermos, que finalmente fallecieron. Mientras, el marido de la auxiliar ya está aislado en el Hospital Carlos III, dónde ha sido trasladado desde el Hospital de Alcorcón. Otras 30 personas que tuvieron contacto con la víctima también estan en vigilancia.

Esta mañana han sido convocado el personal médico y sanitario de La Paz para comunicarles que no se descartan nuevos caso de ébola a partir de los próximos días, tras el contagio de la enfermera. "Iran saliendo durante las tres próximas semanas", les señalaron a los presentes en la reunión.

Según ha podido saber Lainformacion.com, algo ha fallado en el riguroso protocolo ya que las posibilidades de contagio eran, según el  Ministerio de Sanidad, extremadamente bajas. Las autoridades todavía no han dado detalles de dónde se encuentra el error pero más contagios terminarían de confirmar un fallo.

Protocolo de actuación en España ante el ébola

¿Para qué sirven las habitaciones de presión positiva? Hay un número creciente de pacientes que son una amenaza para su ambiente a causa de la infección que sufren. Este es el caso de Miguel Pajares por el Ébola. Los pacientes infectados con SARS o, por ejemplo, o tuberculosis multirresistente, tienen que ser acomodados en aislamiento con todas las precauciones necesarias.

La diferencia entre el flujo de aire y la diferencia de presión.El flujo de aire es la dirección del aire. En una habitación de presión negativa, la dirección del flujo del aire es de fuera de la habitación hacia el interior de esta.En una habitación de presión positiva, la dirección del flujo del aire es de dentro de la habitación hacia el exterior de esta. Cuanto más se extraiga o suministre a la habitación, más fuerte será el flujo de aire.

La cantidad de diferencia de presión (diferencia Pa) depende del sellado de la propia habitación. Todas las aperturas se deben sellar antes de que se pueda establecer la diferencia de presión.

Si no se consigue una diferencia de presión, eso no significa que el cuarto de aislamiento no esté funcionando apropiadamente. A saber: el flujo del aire es correcto y ese es el principal requisito.

Protocolo para atender a los pacientes:

1. LAVADO DE MANOS

• Debe realizarse con frecuencia. Es la medida más importante para reducir los riesgos de transmisión.

• Debe hacerse a conciencia tras el contacto con los pacientes o muestras contaminadas, se hayan utilizado o no guantes.

• Se deben lavar las manos antes de colocarse e inmediatamente después de quitarse los guantes y en el contacto entre pacientes, para evitar la transferencia de microorganismos a otros pacientes o al entorno.

• Al realizar procedimientos en el mismo paciente, para prevenir la contaminación cruzada entre diferentes localizaciones corporales.

• Se usará un jabón líquido, normal (no antimicrobiano) para el lavado higiénico.

• El jabón antimicrobiano o antiséptico se utilizará para circunstancias específicas (control de brotes, gérmenes multirresistentes, etc.).

• Se secarán con toallas desechables

• Otra opción es frotar las manos, cuando éstas no están visiblemente sucias, con una solución alcohólica.

2. USO DE GUANTES

• Se usarán guantes limpios, no necesariamente estériles, cuando se prevea contacto con:

- sangre, fluidos corporales y secreciones

- material contaminado

- antes de tocar una membrana mucosa o piel no intacta

• Hay que lavarse las manos antes de colocarse los guantes e inmediatamente después de su

uso. Una alternativa al lavado puede ser la aplicación de una solución alcohólica en las manos.

• Los guantes son una medida adicional, no reemplazan al lavado de manos.

• El cambio de guantes debe realizarse siempre entre contactos con diferentes pacientes.

También entre acciones y procedimientos sobre el mismo paciente, tras pasar de una zona que pueda contener una alta concentración de microorganismos a otra más limpia.

• Se deben quitar los guantes inmediatamente después de realizado el procedimiento para el que era necesario su uso

3. MASCARILLAS, PROTECCIÓN RESPIRATORIA, PROTECCIÓN OCULAR Y CARETAS

• Es necesario su uso durante los procedimientos y actividades del cuidado del paciente que puedan generar salpicaduras o nebulizaciones de sangre, fluidos corporales, secreciones y excreciones.

• La mascarilla se debe colocar bien ajustada a la superficie facial, cubriendo completamente nariz y boca, para proteger las membranas mucosas.

• En caso de riesgo de salpicaduras a los ojos se deberá utilizar protección ocular o careta.

• La mascarilla quirúrgica se debe usar para protegerse frente a la diseminación de partículas transmitidas en un contacto estrecho y que, generalmente, sólo viajan distancias menores a un metro (transmisión por gotas).

• La mascarilla de alta eficacia se utilizará únicamente en situaciones concretas que la requieran.

4. BATAS Y OTROS ELEMENTOS DE PROTECCIÓN

• No se recomienda su uso sistemático.

• Se debe usar bata limpia, no necesariamente estéril, para prevenir la contaminación de la ropa y piel del personal sanitario, cuando se vayan a realizar maniobras que supongan un contacto estrecho con el paciente en las situaciones siguientes:

- Si existe riesgo de salpicaduras y/o nebulizaciones de sangre y fluidos corporales.

- Siempre que haya heridas de gran extensión o supuración.

• La bata manchada se debe cambiar tan rápidamente como sea posible y lavarse las manos

inmediatamente. Hay que quitarse la bata siempre antes de abandonar el entorno del paciente.

• Las botas o calzas se usarán para protegerse cuando haya riesgo de salpicaduras de material infectado.

• Se utilizará una bata limpia para cubrir las lesiones cutáneas y drenajes del paciente durante su traslado.

5. EQUIPO PARA EL CUIDADO DEL PACIENTE

• Hay que manejar con cuidado el equipo usado y manchado con sangre, fluidos corporales, secreciones y excreciones, para evitar el contacto con la piel, mucosas y ropa; y, así, la transferencia de los microorganismos a otros pacientes o al entorno.

• El material reutilizable de cuidados críticos (que vaya a estar en contacto con mucosas o entrar en cavidades estériles) se debe limpiar y desinfectar o esterilizar adecuadamente después de su uso.

• El material reutilizable de cuidados no críticos (que vaya a estar en contacto con piel íntegra, como el esfigmomanómetro, pulsioxímetro, etc.) se limpiará con frecuencia con agua y jabón y se desinfectará con alcohol.

• El material de un sólo uso se debe transportar de forma que se reduzca el riesgo de transmisión y eliminar siguiendo la normativa vigente sobre eliminación de residuos sanitarios.

• Los objetos cortantes o punzantes se introducirán directamente en contenedores resistentes a pinchazos, que deben estar situados tan cerca como sea posible del lugar de utilización. Nunca se debe reencapuchar las agujas usadas, ni manipular usando ambas manos o dirigiéndolas a cualquier parte del cuerpo. No se debe quitar la aguja usada de la jeringa con la mano, ni doblar, romper o manipular

• Se recomienda usar mascarillas de resucitación (ambú o similares) como alternativa al boca a boca en las áreas donde se prevea su necesidad. El mantenimiento se realizará tal y como se indica para el material de cuidados críticos.

6. LENCERÍA Y LAVANDERÍA

• La ropa limpia se almacenará en lugar limpio y protegido del polvo y de posibles contaminantes.

• La ropa usada se manipulará con cuidado en el interior de la habitación evitando la dispersión de partículas. Se introducirá directamente en los sacos de lona azul, sin arrastrar por el suelo y sin levantar polvo, de forma que protejamos la piel y mucosas de los trabajadores, y se evite la transmisión de microorganismos a otros pacientes y al entorno.

7. PLATOS, VASOS, TAZAS Y OTROS UTENSILIOS

• No se necesita ninguna precaución especial. El agua caliente y los detergentes usados en los

lavavajillas del hospital son suficientes.

8. LIMPIEZA DIARIA Y LIMPIEZA FINAL DE LA HABITACIÓN

• Se aplicará el protocolo de limpieza habitual para todos los pacientes, salvo excepciones que requieren una limpieza especial (consultar protocolo específico).

9. ELIMINACIÓN DE RESIDUOS

• En bolsa negra: Residuos de tipo urbano (material de oficina, residuos de alimentación,

jardinería) y, también, gasas, vendajes, pañales y sangre en pequeña cantidad (menos de 100

ml).

• En bolsa roja: Residuos de tipo sanitario específico (según el Decreto 76/2002, por el que

se regulan las condiciones para la gestión de los residuos sanitarios en la CAPV) como, por

ejemplo, sangre y fluidos corporales cuando el volumen es superior a 100 ml por envase.

• En contenedor rígido: Objetos cortantes y/o punzantes (como bisturíes, agujas, etc.). Hay

que comprobar que en el momento de desechar los contenedores están bien cerrados.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Agosto 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30 31