Martes 06/11/2018.

| España

España

La carne in vitro que podría salvar al mundo se comercializará en la próxima década

  • 2023 podría ser el año en que Europa la legalice. Ya son muchas las empresas que se dedican a acelerar su producción y distribución
  • Actualmente la ganadería intensiva ocupa, directa o indirectamente, más de la mitad de la superficie terrestre del planeta, emite un tercio de los gases de efecto invernadero y consume una décima parte del total de agua potable

¿Y si pudiéramos comer carne sin tener que matar animales? Sin tener que contaminar, sin tener que debatir sobre la ética de la ganadería intensiva o sobre la alimentación o las condiciones de los animales. Pues la respuesta es la carne cultivada o carne in vitro, producto en el que muchas empresas ya trabajan y que podría ser legal su consumo en Europa en el año 2023.

Las alternativas de alimentación están a la orden del día, tanto en la incorporación de sintéticos como los edulcorantes, para sustituir las cantidades ingentes de azúcar en la comida; como la reciente incorporación de los insectos a la alimentación en Europa, legalizados en este 2018. La carne in vitro llegará a los supermercados y se convertirá en toda una revolución: se trata de, a través de un puñado de células madre de carne, poder cultivar y multiplicar esa materia en grandes cantidades. En principio puede sonar inverosímil, o incluso crear recelo ya que el calificativo 'sintética' junto a la palabra 'alimentación' no suele ser del agrado del consumidor.

Ya se come

El primer experimento de creación de carne cultivada tuvo lugar en Londres en el año 2013. La Universidad de Maastricht presentó la Frankenburger. Los científicos del proyecto defendieron a capa y espada esta hamburguesa como la solución definitiva de la alimentación humana: "se produce a partir de células madre, crece con la ayuda de nutrientes naturales y durante el proceso no se añaden otros productos químicos".

Tras su debut, son muchas las empresas en el mundo que se han subido al carro de la innovación en carne cultivada. Un ejemplo destacado es el del Grupo PHV, dedicado sobre todo al sector de la carne tradicional, pero que está invirtiendo mucho dinero en la aceleración de la industria de la carne sintética.

La startup Supermeat, dedicada exclusivamente a este sector, y al pollo sintético para ser más preciso, defiende su total sostenibilidad tanto para el planeta como para el negocio: requiere un 99% menos de tierra, un 90% menos de agua y emite un 90% menos de gases de efecto invernadero.

La industria ganadera no es sostenible

A pesar de que se intenta hacer un esfuerzo por implantar una ganadería extensiva, en la que los animales vivan en mayor libertad, sin estrés, sin alimentarles con hormonas o con aceleradores del crecimiento; también es cierto que poco, al menos, ha competido hasta ahora contra la ganadería intensiva, ya que en comparación la extensiva tiene una producción muchísimo menor y un precio más alto. Igualmente, y aunque la ganadería extensiva sea a priori más saludable, también contribuye a la deforestación, a la emisión de residuos y al consumo excesivo de carne que hoy en día padece 'Occidente' según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La deforestación y el metano: el 18% de los gases de efecto invernadero

Según la FAO, organización de la ONU encargada de los asuntos relacionados con la ganadería y la agricultura, hay que buscar soluciones urgentes para sustituir a la ganadería intensiva. Cada vez se consume más carne a nivel global. Según el Ministerio de Agricultura, apoyado en datos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidossolo en vacuno en 2016 se consumió casi 60 billones de toneladas de carne de vaca en todo el mundo, con Estados Unidos como máximo consumidor: un 20% del total. El aumento del consumo conlleva al aumento de granjas intensivas y de mataderos, que conlleva también una mayor deforestación.

Los datos incrementan aun si añadimos valores indirectos, porque el aumento de granjas conlleva el aumento de cultivo para alimentar a estos animales. El 80% de las tierras dedicadas al cultivo de alimentos a escala global se usa exclusivamente para alimentar a animales de granjas y mataderos. Para hacernos una idea aun mejor definida en cuanto al espacio, la producción de grano y pasto para animales es el 56% de toda la superficie terrestre. Según los expertos, la ganadería, solo de manera indirecta, contribuye en un 9% a la emisión de gases invernadero.

En cuanto a la contaminación directa, se estima que el total de animales de granja, junto a su alimentación rica en hormonas y los residuos que emiten, son responsables de otro 9% de emisión de gases de efecto invernadero. En concreto el 37% del total de emisiones de metano a nivel global, el 65% del óxido nitroso y el 66% de amoníaco.

Agotamiento de recursos del planeta

A los datos facilitados antes (3/4 partes de las tierras agrícolas del planeta están dedicadas a la alimentación animal, el 56% del total de la superficie terrestre del planeta) hay que añadir también que contribuyen y mucho al agotamiento de otros recursos: el más importante el agua. En total, se estima que prácticamente una décima parte del consumo global de agua es para uso animal. La deforestación, la contaminación y el consumo de agua son factores que inciden directamente en la erosión y la sedimentación del terreno.

A estos datos hay que sumarle aún más, y es que según lo que sociólogo Jean Ziegler plasmó en su obra "Destrucción Masiva: Geopolítica del hambre": "en su estado actual, la agricultura mundial podría alimentar sin problemas a 12.000 millones de seres humanos, casi dos veces la población actual". Cabe destacar que Ziegler fue relator especial de Naciones Unidas para el Derecho a la Alimentación (2000-2008), y actualmente ocupa la vicepresidencia del Comité Asesor del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Un testimonio sin duda a tener en cuenta.

La ganadería in vitro, cultivada, sintética,... como quiera llamarse o como la conozcamos en un futuro, parece una de las soluciones al futuro de la alimentación, tanto para las personas, como para la calidad del producto y, sobre todo, para el medio ambiente. Sin duda uno de las investigaciones más importantes para el ser humano, en cuanto a su alimentación junto a la agricultura ecológica o la fabricación de agua potable sintética a nivel molecular.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31