Jueves 12/09/2019.

| España

Es un delito de abandono de familia

España

Los padres pueden ser imputados por las 'pellas' reiteradas de sus hijos

  • Pueden ser castigados con la pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a 12 meses. Incluso se puede retirar la patria potestad hasta 10 años.
  • No es habitual, puesto que existe un protocolo previo, pero en abril de 2013, unos padres fueron juzgados en Avilés por las falta a clase de su hija.

En abril de 2013, unos padres fueron juzgados en Avilés por las reiteradas faltas a clase de su hija. Los hechos sucedieron en el curso 2010-2011, cuando la niña que faltó a clase el 82% de los días, tenía 14 años. Los padres, según destacaba el diario La Nueva España, aceptaron pagar por este hecho una multa de 1.080 euros. El fiscal coordinador de menores de Asturias, Jorge Fernández Caldevilla, aseguraba que casos como éste no eran habituales y que en los últimos años habían llegado a juicio en Asturias "dos o tres casos".

Todas las administracion tienen protocolos de actuación para los casos de absentismo escolar que evitan en buena medida tener que llegar a los juzgados e imputar a los padres.

Efectivamente, que unos padres acaben imputados por un delito de abandono de familia -es el caso de las faltas reiteradas a clase de sus hijos- no es demasiado habitual, pero existe pena para ello, ya que los padres deben garantizar la educación de sus hijos.

Según destaca el profesor de Derecho Penal y Criminología de la Facultad de Derecho de la UNED, Carlos Vázquez González, en un trabjo que lleva por título Consecuencia jurídico penales del absentismo escolar, "el absentismo escolar ―que suscita interés en el ámbito jurídico― se produce cuando los padres descuidan el cumplimiento de uno de los deberes derivados del ejercicio de la patria potestad, negando a sus hijos el derecho que les corresponde a recibir una educación, y poniendo en peligro, con ello, las posibilidades que pudieran tener en el futuro de desarrollarse de modo adecuado en la sociedad en la que habrán de integrarse".

El profesor asegura que es es obvio, que, ante dicho peligro y una vez que sea detectado un supuesto que corresponda a este tipo de incumplimiento, el Estado debe actuar entrando en funcionamiento su aparato coercitivo. "A los responsables, puede aplicárseles las
sanciones pecuniarias o privativas de derechos previstas en las leyes autonómicas de protección a la infancia; excepcionalmente, puede
privarse a los padres de la patria potestad por sentencia judicial si el incumplimiento o la inobservancia de los deberes inherentes a la misma es grave o de notoria importancia, persistente y continuada; e incluso puede aplicárseles el tipo penal del artículo 226 del Código Penal, que prevé
penas de multa o de privación de libertad para los padres", afirma Vázquez González.

Así, el artículo 226 del Código Penal señala: "El que dejare de cumplir los deberes legales de asistencia inherentes a la patria potestad, tutela, guarda o acogimiento familiar o de prestar la asistencia necesaria legalmente establecida para el sustento de sus descendientes, ascendientes o cónyuge, que se hallen necesitados, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a 12 meses.

Y añade:el Juez o Tribunal podrá imponer, motivadamente, al reo la pena de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de patria potestad, tutela, guarda o acogimiento familiar por tiempo de cuatro a diez años.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Septiembre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30