Lunes 22/10/2018.

| España

España

Con cinco hijos, una hipoteca de 245.000 € y 800 de salario, no se libran del desahucio

  • A Víctor y Silvia les desalojarán de su vivienda el 27 de marzo. Él trabaja media jornada en una empresa de limpieza y ella pide ayudas a ONGs para comida y ropa. "Por mis niños, tengo la obligación de no perder la esperanza", dice Silvia.
  • Otro caso. Víctor, en paro y con dos niños, se irá con su familia a vivir a casa del párroco del barrio. "Yo puedo coger y darle la llave al banco. Pero no es ético que no pueda comenzar una nueva vida".
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Stop desahucios

Con cinco hijos, una hipoteca de 245.000 euros de un piso de un barrio de Madrid, y un trabajo a media jornada de 800 euros, la familia de Víctor y Silvia no se libra del desahucio, programado para el próximo 27 de marzo. Su historia no se ajusta a las condiciones descritas en el código de buenas prácticas aprobado por el Gobierno para la dación en pago, es decir, saldar la deuda del piso entregando las llaves al banco. No 'cumplen esos requisitos', pero todavía el desahucio no se ha producido. Queda la esperanza, y el apoyo social.

Silvia, nacida en Guinea Ecuatorial pero con la nacionalidad española, busca con intensidad un trabajo -ha encadenado contratos temporales como trabajadora de la limpieza, al mismo tiempo que encuentra la fuerza para que su marido no se derrumba. Asegura que ella tiene que ser su hombro para que no inunde la desesperación."Mi labor es apoyarle, aconsejarle, y pedirle que no se eche para atrás", explica. Víctor, de Nigeria, trabaja en una empresa de limpieza, a media jornada, por 800 euros. Con esos ingresos, no pueden pagar la hipoteca de 245.000 euros que deben al banco de su piso en un barrio de la periferia de Madrid.

"No tenemos ningún sitio para irnos. Los niños estudian en el barrio. Si nos quedamos sin casa, no van a poder ir al cole", cuenta con firmeza Silvia, que es madre de cinco hijos, el menor tiene solo 8 meses y el mayor 13 años.

Ante esta situación, pide ayuda a vecinos, a amigos, y recurre a colectivos sociales y a la Iglesia para conseguir comida y ropa. "Por mis niños, la familia, tengo la obligación de no perder la esperanza".

Víctor, un padre de familia con 420 euros de subsidio, tampoco se salva

Víctor califica el desahucio como "una puñalada". Este padre de familia de dos niños, en paro,que vive de los 420 euros de subsidio, tampoco se libra del desalojo, previsto para el 15 de marzo. Tiene una hipoteca de más de 250.000 euros, que dejó de pagar hace un par de años, cuando perdió el empleo de soldador porque "la empresa se fue a pique" y pensó que lo primero era garantizar la comida y el bienestar de su familia. Antes de ser despedido, estuvo pagando durante seis años el crédito. "Yo puedo coger y darle la llave al banco sin problema. Pero no es ético que tenga esa deuda para siempre, que no pueda hacer nada, comenzar una nueva vida". 

Este madrileño habla con energía y se siente abrumado por el apoyo y "cariño" de la gente de su barrio. "Han hecho tanto los vecinos, la plataforma, los del 15-M... que no puedo rendirme". Lo que angustia a Víctor es pensar que el esfuerzo que haga se destine para pagar esa deuda bancaria, en lugar de para el futuro de sus hijas. "Invertí todos los ahorros aquí en España, ya no tiene sentido regresar a mi país".

Si son desahuciados, Víctor y su familia se marcharán a vivir con el párroco Felipe. "Me ha ofrecido su casa, eso me ha llegado al corazón". Su lucha no es empezar de cero, sino evitar hipotecar la vida de sus hijas.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Octubre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31