Domingo 18/11/2018.

| España

España

¿Y si el electoralismo se ha 'comido' la causa?

  • La CUP solo dará estabilidad a un Govern que esté comprometido con la República Catalana, algo que no parece tan claro y que haría ingobernable la legislatura
  • Si el próximo President de la Generalitat no está comprometido con la independencia, Esquerra se retratará como los que sostienen a un partido corrupto y antagónico ideologicamente
  • La repetición de elecciones sería la peor noticia posible para Ciudadanos y Junts Per Cat

Después de un calendario tachado de fechas clave, aun hoy las preguntas que se generan en mi cabeza vienen por miles: ¿Volvería Pugdemont a España a pesar de poder ser detenido o el Supremo le dejará acudir a la investidura? ¿los independentistas investirán a un Presidentque se haya 'manchado' por la causa o será alguien libre de cargas como han hecho en la presidencia del Parlament? En el caso de lo segundo ¿eso no sería abandonar toda la causa y el desafío al Estado Español, dejando abandonados a los imputados, encarcelados y exiliados/fugados? ¿qué sostenibilidad tendría una legislatura en la que la CUP condiciona su apoyo al compromiso con la República Catalana? Si abandonan la idea de independencia ¿qué le mueve a los socialdemócratas de Esquerra para hacer un gobierno de coalición con los conservadores de PDeCat que además tienen una sentencia de corrupción* a las espaldas? ¿y si el electoralismo se ha comido a la causa?

El escenario sintetizado

Junts Per Catalunya quiere investir a Puigdemont, pero no a cualquier precio, también piensan en otros posibles candidatos de su partido. Esquerra Republicana de Catalunya ha prometido investir a Puigdemont"si es posible", pero no piensan retorcer los reglamentos hasta el final. En la CUPquieren a un candidato que se comprometa a reestablecer las leyes suspendidas por el Tribunal Constitucional, entre ellas las leyes soberanistas, y comprometido con la construcción de la República Catalana. Respetan que el primer candidato 'legítimo' a la investidura sea Puigdemont, pero si no se compromete con con la independencia no le darán su apoyo durante la legislatura. Ninguno de los tres quiere repetir elecciones.

Apenas unas líneas que ponen negro sobre blanco una legislatura absolutamente ingobernable, porque probablemente ni siquiera podrían ponerse de acuerdo en un candidato. JxCat quiere a uno de los suyos si Puigdemont queda inhabilitado porque está en Bruselas, las razones son que Junqueras, ex número dos del Govern, está encarcelado y tampoco podría ejercer. En Esquerra probablemente se resistirán hasta donde puedan a investir a otro candidato de JxCat, utilizando, si es necesario, la sentencia del Caso Palau para desacreditarles por ser un partido manchado por la corrupción*. Finalmente lo más probable es que cedan en sus pretensiones, pero pedirán muchas consellerías clave en el nuevo Govern. Probablemente lo llamarán gobierno de concentración para proteger a Cataluña del llamado "Bloque del 155" y restaurar también de esta manera el antiguo Govern (aunque no sea con las mismas caras).

Legislatura ingobernable

De todas formas, aunque consiguieran formar un gobierno de coalición, ¿quién le daría una estabilidad? La CUP retirará el apoyo a un Govern que no demuestre estar comprometido con la República Catalana, y el resto de partidos se opondrán a todas las iniciativas que los independentistas lleven a cabo, porque han 'volado' muchos cuchillos y la sangre llegó al río ya hace meses. Como mucho PSC y Catalunya En Comú Podem podrían apoyar leyes de rédito social como sería un nuevo bono social energético, pero nunca apoyarían, por ejemplo, unos Presupuestos Generales.

La repetición de elecciones acabará con la crisis catalana

El escenario ingobernable llevaría a una repetición de elecciones que sin duda al PPle vendría de perlas, porque su discurso señalando a Ciudadanos como una fuerza estéril cuando gana podría calar, y quizá la configuración, tanto entre los constitucionalistas como entre los independentistas, cambiaría drásticamente. Quizá PSC y Catalunya En Comú Podem podrían rascar voto a los independentistas que se consideren 'de izquierdas' llegado de ERC y de la CUP, e incluso también, en el caso de los socialistas, de Ciudadanos. Probablemente Esquerra rascaría votos de Junts Per Catalunya tras la sentencia del Caso Palau y la pérdida de fuerza de la figura de Puigdemont (que además no volvería a presentarse). De lo que estoy seguro es de que unas nuevas elecciones serían catastróficas para JxCat y C's, porque el eje Independentismo-Constitucionalismo quedará muy desgastado. El factor del cual aun es complicado definir su efecto es la vigencia del artículo 155 de la Constitución en el ejecutivo catalán, ya que la repetición de elecciones podría alargar esta vigencia a más de seis meses, afilando un discurso contra un Estado opresor. Sin embargo, su aplicación también podría quedar como ejemplo de solvencia e imparcialidad para los catalanes, aunque probablemente sea más complicado que este discurso cale.

En ambito nacional los factores a tener en cuenta están en el aire, y podrían llegar desde un posible conflicto internacional entre Bélgica y España, que según algunos expertos podría desencadenarse en el caso de que Puigdemont no regrese a España o incluso si Roger Torrent decide visitarle en Bruselas en calidad de President del Parlament. También tras la declaración de Pablo Crespo y de Álvaro Pérez en el caso de la Gürtel Valenciana, implicando al PP y a sus dirigentes en la Comunidad Valenciana.

También hay que tener en cuenta un posible bloqueo legislativo en el Congreso e incluso el adelanto de las elecciones generales tras la imposibilidad del PPy el Gobierno de Rajoy de sacar unos Presupuestos Generales del Estado, tras la negativa del PNV hasta que se levante el 155 en Cataluña, y la del PSOE y el resto de fuerzas salvo Ciudadanos y Coalición Canaria.

Una herida que tardará años en cerrarse

Sobre la causa aun quedan muchos capítulos por escribir y una memoria, tanto en España como en Cataluña, que jugará un papel importantísimo en política en la próxima década: según el bando en Cataluña hay heridas abiertas relacionadas con la represión, física, mediática, judicial y política, y por otro lado en España hay un sentimiento de gran gasto público para desplegar policía, de paralización de las instituciones durante la crisis, de unos gobernantes catalanes que perseguían sus propios intereses y dividieron una sociedad y de un frenazo del crecimiento económico.


*Caso Palau: en efecto el partido político condenado es Convergencia Democrática de Cataluña. Sin embargo, el actual PDeCat se creó a partir de ahí, manteniendo la misma ejecutiva, la misma sede y la misma posición ideológica.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30