Sábado 10/12/2016.

| España

Operacion '1 de agosto'

España

Todos conocemos las recomendaciones, pero pocos las cumplen

  • El sueño multiplica por siete la probabilidad de tener un accidente
  • La hidratación, básica en la conducción
  • El 40 por ciento de los niños no viajan adecuadamente protegidos
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • El 40 por ciento de los niños no viajan bien protegidos

Descansar adecuadamente es sinónimo de seguridad. Dormir lo suficiente a la víspera del viaje ayuda a evitar la somnolencia así lo declara la Dirección General de Tráfico en su último informe coincidiendo con la operación ‘1º de agosto de 2011’.

La somnolencia es una patología del sueño que afecta en la actualidad a un millón de conductores españoles según un estudio de la Sociedad Española de Neurología (SEN). EL organismo señala que el sueño multiplica por siete la probabilidad de sufrir un accidente de tráfico sobre todo si se circula sobre las dos y las cinco de la madrugada. Además, afirman que las patologías del sueño están presentes en un 4 por ciento de la población, lo que quiere decir que cerca de un millón de automovilistas españoles padece algún síntoma relacionado con el sueño ante el volante.

La DGT también informa de otras recomendaciones relativas al conductor; como evitar la conducción continuada durante muchas horas. Para solucionarlo destaca la necesidad de detenerse cada dos horas sacando el coche de la carretera, estirar las piernas y respirar aire puro. Si el síntoma de cansancio no remite, se recomienda parar el coche fuera de la carretera y echar una cabezada.

Las comidas copiosas y el alcohol son otros de los elementos de los que hay que huir si se va a viajar. Las digestiones por ingesta de comidas pesadas producen sueño que unido a la conducción se convierte en una causa probable de accidente.

La hidratación, básica en la conducción

No beber agua facilita la fatiga en la conducción. Estar hidratado en todo momento evita la pérdida de atención de los conductores que durante el verano pueden perder la sensación de necesidad de beber.

La revista ‘Tráfico y Seguridad Vial’ de la Dirección General de Tráfico (DGT) insiste en el peligro de la deshidratación para el conductor. Según esta revista los primeros efectos, aunque sean leves, están relacionados con la dificultad de mantener la atención y la facilidad de fatigarse. También destaca que durante el verano se pierden más líquidos, el balance de agua es negativo y aparecen síntomas como: ojos o boca seca, dolor de cabeza, mareo o confusión.

Durante los trayectos de verano, una leve deshidratación puede reducir el rendimiento mental e incluso la memoria a corto plazo si el nivel de deshidratación alcanza el 1 por ciento, según el estudio ‘Hidratación y Rendimientos Cognitivo’, del Doctor José Antonio Flórez. Para evitar estos síntomas la DGT facilita algunas recomendaciones como mantener una adecuada refrigeración del vehículo, descansar cada hora y media de viaje, beber líquidos cada 20-30 minutos y en cantidades pequeñas de 100-150 mililitros. Además tráfico apunta que es necesario beber aunque no se tenga sed y afirma que la mejor bebida es el agua, el té con limón o los zumos.

El 40 por ciento de los niños no van bien protegidos

Ruedas, frenos, aceite, agua… Poner el coche a punto es indispensable antes de iniciar el viaje. Verificar estos elementos nos alejará de todos los posibles accidentes relacionados con el mal estado del vehículo.

Los elementos del interior del vehículo también deben ser comprobados y más si están relacionados con la seguridad de los niños. La seguridad de los más pequeños es uno de los objetivos prioritarios de la Dirección General de Tráfico para este año. Según la DGT el 40 por ciento de los niños no viajan adecuadamente protegidos. Sillitas mal instaladas, niños sin Sistema de Retención Infantil (SRI), instrucciones complicadas o vendedores que no informan son algunos de los aspectos que llevan a esta situación. La Asociación Española de Pediatría informa de que las lesiones por tráfico son la primera causa de muerte en los niños, sobre todo entre los mayores de cuatro años. La DGT registró 153 fallecidos en 2003 y 60 en 2009.

En este sentido, la directora del Observatorio Nacional de Seguridad Vial de la DGT, Anna Ferrer, subraya que uno de los objetivos prioritarios de la estrategia de Seguridad Vial 2010-2011 es lograr que ningún niño pierda la vida por no ir correctamente sentado en una silla adecuada para su peso y talla. Los principales errores están relacionados con sillitas mal instaladas, SRI demasiado grandes o arneses mal ajustados.

Las reglas de oro de la DGT

-El niño debe ocupar los asientos traseros del coche, si excepcionalmente va en el asiento del copiloto, se debe desactivar el airbag.

-Los niños deben viajar en sentido contrario a la marcha el mayor tiempo posible. Si se puede hasta que tiene cuatro años.

-Los arneses o el cinturón no deben ir retorcidos, ni holgados ni doblados.

-El SRI debe ir perfectamente instalado, no debe moverse.

-La cabeza del niño no debe asomar del respaldo de la sillita.

-Los mayores de cuatro años deben de utilizar cojines con respaldo.



Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31