Los bloques de Gibraltar acaban con la pesca

  • La medida de las autoridades del Peñón deja sin futuro a los pescadores locales

    La medida de las autoridades del Peñón deja sin futuro a los pescadores locales

    El lanzamiento de bloques de hormigón a las aguas cercanas al Peñón de Gibraltar ha arruinado el principal caladero en el que faenaban los pescadores de la Línea de la Concepción. 

    La decisión de la colonia británica, tomada de forma unilateral, es la última de las provocaciones de las autoridades del Peñon que afecta de manera grave a los pescadores locales, al dejarles sin lugar para lograr su sustento. Los bloques impiden la pesca al arrastre y al remover el fondo ha espantado a la pesca.

    Lanzamiento de nuevos bloques

    Mientras el Ministerio de Asuntos Exteriores de España sigue haciendo gestiones para que se retiren los bloques de hormigón, la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha anunciado que la Guardia Civil va a investigar si las autoridades de Gibraltar han lanzado nuevos bloques de hormigón al mar "distintos al caladero actualmente inhabilitado", tras recoger las denuncias de los pescadores al respecto.

    Y es que, según informaron a Europa Press fuentes de Salvamento Marítimo, la madrugada del martes, sobre las 3.00 horas, recibían en la central operativa un aviso de que el barco pesquero V. Vázquez Blanco, perteneciente a la Cofradía de Pescadores de Algeciras (Cádiz), se encontraba a la deriva a unas dos millas al sur de Punta Carnero tras quedar enganchadas sus redes "con algo".

    El barco, junto a los 10 tripulantes que iban a bordo, tuvo que ser remolcado hasta el puerto algecireño por la embarcación Luz de Mar de Salvamento Marítimo. Los pescadores sospechan que los daños sufridos en las redes pueden estar relacionadas con el lanzamiento de nuevos bloques de hormigón al mar por parte de Gibraltar.

    Dos caladeros provisionales

    Por otra parte, el patrón mayor de la cofradía de pescadores de La Línea de la Concepción (Cádiz), Leoncio Fernández, ha expresado su satisfacción por el anuncio del Gobierno de habilitar dos nuevos caladeros "provisionales" para los barcos afectados por el conflicto con Gibraltar.

    En declaraciones a EfeFernández ha indicado que el caladero de Poniente va a ser "muy fácil" para el trabajo de los pescadores, aunque en el de Levante van a tener más problemas, debido a que "hay que arreglar los caños que hay allí, que va a ser más difícil".

    Leoncio Fernández ha criticado la actitud adoptada en las últimas fechas por el Gobierno de Gibraltar, que "ya tiene cerrados todos los caladeros para el arrastre".

    En este sentido, ha reiterado que el sector va a mantener su posición beligerante en la zona: "Si los bloques no los quitan de ahí, a Gibraltar le va a costar caro. Si el Gobierno no le mete mano, los pescadores le vamos a meter mano pacíficamente".


La medida de las autoridades del Peñón deja sin futuro a los pescadores locales

El lanzamiento de bloques de hormigón a las aguas cercanas al Peñón de Gibraltar ha arruinado el principal caladero en el que faenaban los pescadores de la Línea de la Concepción. 

La decisión de la colonia británica, tomada de forma unilateral, es la última de las provocaciones de las autoridades del Peñon que afecta de manera grave a los pescadores locales, al dejarles sin lugar para lograr su sustento. Los bloques impiden la pesca al arrastre y al remover el fondo ha espantado a la pesca.

Lanzamiento de nuevos bloques

Mientras el Ministerio de Asuntos Exteriores de España sigue haciendo gestiones para que se retiren los bloques de hormigón, la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha anunciado que la Guardia Civil va a investigar si las autoridades de Gibraltar han lanzado nuevos bloques de hormigón al mar "distintos al caladero actualmente inhabilitado", tras recoger las denuncias de los pescadores al respecto.

Y es que, según informaron a Europa Press fuentes de Salvamento Marítimo, la madrugada del martes, sobre las 3.00 horas, recibían en la central operativa un aviso de que el barco pesquero V. Vázquez Blanco, perteneciente a la Cofradía de Pescadores de Algeciras (Cádiz), se encontraba a la deriva a unas dos millas al sur de Punta Carnero tras quedar enganchadas sus redes "con algo".

El barco, junto a los 10 tripulantes que iban a bordo, tuvo que ser remolcado hasta el puerto algecireño por la embarcación Luz de Mar de Salvamento Marítimo. Los pescadores sospechan que los daños sufridos en las redes pueden estar relacionadas con el lanzamiento de nuevos bloques de hormigón al mar por parte de Gibraltar.

Dos caladeros provisionales

Por otra parte, el patrón mayor de la cofradía de pescadores de La Línea de la Concepción (Cádiz), Leoncio Fernández, ha expresado su satisfacción por el anuncio del Gobierno de habilitar dos nuevos caladeros "provisionales" para los barcos afectados por el conflicto con Gibraltar.

En declaraciones a EfeFernández ha indicado que el caladero de Poniente va a ser "muy fácil" para el trabajo de los pescadores, aunque en el de Levante van a tener más problemas, debido a que "hay que arreglar los caños que hay allí, que va a ser más difícil".

Leoncio Fernández ha criticado la actitud adoptada en las últimas fechas por el Gobierno de Gibraltar, que "ya tiene cerrados todos los caladeros para el arrastre".

En este sentido, ha reiterado que el sector va a mantener su posición beligerante en la zona: "Si los bloques no los quitan de ahí, a Gibraltar le va a costar caro. Si el Gobierno no le mete mano, los pescadores le vamos a meter mano pacíficamente".


    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario