Lunes 16/04/2018.

| España

España

8 acusados y 375 años de cárcel: ¿qué pasó en Alsasua?

Este lunes 16 de abril ha arrancado el juicio por la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua (Navarra). La Fiscalía pide para los ocho detenidos, tres de los cuales llevan más de 500 días en prisión preventiva, delito de terrorismo, mientras las familias defienden que se trata de una pelea de bar, por lo que debería juzgarse en un tribunal ordinario y no en la Audiencia Nacional.

Los principales acusados son Ohian Arnanz, Jokin Unamuno, Adur Ramírez de Alda (los tres en prisión provisional), Jon Ander Cob, Julen Goicoechea, Aratz Urrizola e Iñaki Abad. Todos ellos se enfrentan a una petición fiscal de 50 años de cárcel por cuatro delitos de lesiones terroristas y a Ohian Arnanz se le atribuye además un delito de amenazas terroristas, lo que eleva la petición contra él hasta los 62 años y 6 meses de prisión.


Qué pasó

El altercado tuvo lugar el 15 de octubre de 2016, hace ya más de año y medio, pero ante el arranque del juicio conviene recordar qué pasó aquel día en el que fueron agredidos dos guardias civiles y sus parejas y ocho jóvenes fueron detenidos por los delitos de lesiones y amenazas terroristas:

Un teniente y un sargento de la Benemérita tomaban algo en un bar cuando los agresores, según denuncian las víctimas, reconocieron a los guardias civiles que no estaban de servicio y comenzaron a increparlos, con insultos y amenazas. "Cuando nos quisimos dar cuenta ya estábamos con 60 brazos encima, empujándonos y dándonos patadas", contó María José, novia de uno de los agentes agredidos, en declaraciones a la Cadena COPE.

La pelea empezó en el bar y acabó en la calle. Los presuntos agresores, varios de ellos encapuchados, rodearon y empujaron a las dos parejas y la brutal paliza acabó por centrarse en los guardias civiles. Y a los golpes le acompañaron los gritos de odio: "Esto os pasa por venir aquí. Iros de aquí, hijos de puta pikoletos, os tenemos que matar por ser guardias civiles, cabrones, 'txakurras' (perros en euskera)". "Cabrones, teníais que estar muertos, dale más fuerte al puto perro guardia". "Al sargento torturador hay que detenerlo". "No tenéis derecho a estar aquí".

La gran controversia es la tipificación del delito como terrorismo y no como como "pelea de bar", "altercado" o "trifulca", una calificación que sí cuenta con el respaldo de las principales instituciones navarras. "La sociedad navarra sabe perfectamente lo que es el terrorismo, lo ha sufrido en sus propias carnes, lo rechaza de manera mayoritaria, y ese rechazo ha contribuido al final de ETA. El concepto social de terrorismo excede con mucho lo que se va a juzgar hoy aquí", ha apuntado Unai Ugalde, vicepresidente del Parlamento navarro.


Manifestaciones en defensa de los detenidos

Este sábado, a dos días del juicio, el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona respaldaban en la capital foral a los acusados con una manifestación de protesta a la que acudieron 38.000 personas, según la Policía Municipal, y más de 50.000, según la organización.

Los familiares de los acusados, que encabezaban la manifestación con una pancarta con el lema "Justicia. No es terrorismo", aseguran que no piden impunidad sino que exigen Justicia ante "la exageración, la distorsión y la desproporción", ya que consideran que lo ocurrido debía haberse tratado como una pelea de bar y no como terrorismo.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Julio 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31