Miércoles 16/05/2018.

| España

España

Trump amenaza al aborto en el 45 aniversario de su legalización en EE.UU.

Cuando se cumple hoy el 45 aniversario de la legalización del aborto en todos los estados de EEUU por parte del Tribunal Supremo, esta medida, considerada en su día un hito del progresismo estadounidense, se ve amenazada por el presidente Donald Trump, según los activistas que la defienden.
  • Trump amenaza al aborto en el 45 aniversario de su legalización en EE.UU. EFE

Cuando se cumple hoy el 45 aniversario de la legalización del aborto en todos los estados de EEUU por parte del Tribunal Supremo, esta medida, considerada en su día un hito del progresismo estadounidense, se ve amenazada por el presidente Donald Trump, según los activistas que la defienden.

El 22 de enero de 1973, con una mayoría de siete jueces frente a dos, el Tribunal Supremo definió un marco limitado dentro del cual, en virtud de su derecho a la privacidad, una mujer puede interrumpir legalmente su embarazo.

En aquel entonces, una madre soltera embarazada por tercera vez, Norma McCorvey, decidió abortar en Texas, un estado en el que esa práctica se permitía entonces sólo en caso de peligro de vida para la madre o el niño.

McCorvey acudió a la justicia bajo el seudónimo de "Jane Roe" y se enfrentó al fiscal de Dallas, Henry Wade. Su hijo nació, pero el caso siguió su curso hasta llegar a la mayor jurisdicción legal de Estados Unidos.

"El caso 'Roe contra Wade' significó una victoria histórica para los derechos reproductivos de la mujer, pero desafortunadamente ahora se ven amenazados por Trump y (el vicepresidente estadounidense, Mike) Pence", dijo a Efe Alexis Cole, la directora de políticas de Unidos por la Equidad Reproductiva y de Género (URGE), de Washington DC.

Trump llegó a declarar en una entrevista el pasado marzo que las mujeres que abortan en EE.UU. deberían "afrontar algún tipo de castigo legal", pero se retractó de esta afirmación después de recibir un alud de críticas.

El presidente de EEUU, quien alguna vez apoyó el derecho al aborto asegurando que él era "muy pro-elección" , ahora favorece la prohibición del procedimiento, refiriéndose al mismo como "un problema muy serio".

Así, el presidente designó en febrero a un juez conservador, Neil Gorsuch, para el noveno puesto vacante del Tribunal Supremo, instaurando un nuevo equilibrio de poder: cuatro jueces progresistas frente a cinco conservadores.

Para Carly Calhoun, de la organización SisterLove, basada en Atlanta (Georgia, EE.UU.), Trump "hará lo que sea necesario" para mantener a su colectivo marginado.

Estados conservadores como Georgia, Texas, Ohio o Alabama, entre otros, han elaborado leyes durante los últimos 45 años para poner trabas al acceso al aborto.

"Si eres una mujer del sur del país es muy difícil encontrar un lugar para abortar, no sólo por la escasez de centros sino también por todos los obstáculos que los legisladores estatales interponen en tu camino", aseguró en declaraciones a Efe Calhoun.

Entre otras cuestiones, se ha prohibido a los seguros privados que cubran las interrupciones de embarazo o se ha decidido enviar a las mujeres a centros de "atención y crisis", organizaciones manejadas por instituciones religiosas que buscan convencerlas para que tengan el bebé.

Jamila Taylor, del Center for American Progress (CAP), opina que el acceso al aborto debería incluirse en el programa de sanidad pública Medicaid para que las mujeres con pocos ingresos puedan interrumpir su embarazo si así lo desean.

Sin embargo, en declaraciones a Efe Taylor dijo que está "muy preocupada" por el futuro del aborto en EE.UU., principalmente por la amenaza que supone que Trump pueda nombrar jueces conservadores, no sólo en el Supremo sino también en otros tribunales menores.

Durante su primer año en la Casa Blanca, Trump ha batido dos récords, al nominar a 43 candidatos judiciales y lograr la confirmación en el Senado de 12 magistrados de los tribunales de apelaciones.

Además, Trump se convirtió el pasado viernes en el primer presidente que se dirige vía satélite a la "Marcha por la Vida", que celebró este año su 45 edición y tiene el apoyo de organizaciones religiosas de todo el país.

Una de las asistentes a esa marcha y fundadora del grupo Women Speak for Themselves ("Las mujeres hablan por sí mismas"), Helen Alvaré, dijo a Efe que el aborto es una "terrible" violación de los derechos humanos de seres "muy vulnerables".

"Aborto es un término técnico que significa asesinar a un ser humano y, por ello, la Justicia estadounidense debería dar pasos para prohibirlo", sentenció Alvaré, profesora de Derecho en la Universidad George Mason, ubicada en Fairfax (Virginia).

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Mayo 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31