Jueves 25/05/2017.

| España

España

UN TERCIO DE LA HUMANIDAD DEPENDE DE LA MADERA PARA COCINAR Y CALENTARSE

- Hoy se celebra el Día Internacional de los Bosques. Alrededor de 2.400 millones de personas, esto es, cerca de un tercio de la humanidad, dependen de los combustibles provenientes de las masas boscosas para cocinar, hervir agua y calentar sus hogares, sobre todo en países en desarrollo.
Así lo asegura Naciones Unidas con motivo del Día Internacional de los Bosques, que se celebra este martes y dedica este año a la dendroenergía (la que proviene de los árboles), que contribuye de manera significativa a mejorar la vida de las personas, fomentar el desarrollo sostenible y mitigar el cambio climático.
Según datos de la ONU, recogidos por Servimedia, la madera es una importante fuente de energía renovable, ya que proporciona más que la generada por el sol, el agua o el viento. Actualmente, representa aproximadamente un 45% del suministro de energía renovable en el mundo (27% en África, 13% en América Latina y el Caribe, y 5% en Asia y Oceanía) y desempeña un papel importante tanto en los países en desarrollo como en algunos industrializados.
Además, en torno a la mitad de la producción mundial de madera (unos 1.860 millones de metros cúbicos) se utiliza como fuente de energía para cocinar, calentarse y generar electricidad, lo que significa que, gracias a los combustibles provenientes de las masas boscosas (o dendrocombustibles), cerca de 2.400 millones de personas pueden cocinar y calentar sus casas.
Por otro lado, Naciones Unidas señala que casi 900 millones de personas, principalmente en los países en desarrollo, se dedican al sector de energía de origen forestal a tiempo completo o parcial y que la modernización de este sector energético puede ayudar a revitalizar las economías rurales y estimular el desarrollo empresarial, puesto que un aumento de las inversiones en la producción de dendroenergía y dendrocombustibles avanzados puede proporcionar ingresos para financiar una mejor gestión forestal, más bosques en crecimiento y más puestos de trabajo.
La ONU destaca que los bosques del planeta contienen 10 veces más energía que la que se consume anualmente en el mundo, por lo que la dendroenergía es “un recurso renovable de enorme potencial para satisfacer la demanda energética del globo”. “Las masas boscosas proporcionan, además, aire limpio, agua y energía renovable con efecto neto neutros en cuanto a las emisiones de dióxido de carbono. La gestión sostenible de los bosques nos conduce a un futuro más ecológico”, asegura.
Además, indica que los árboles contribuyen a una mayor calidad de vida y al ahorro energético en las zonas urbanas, ya que su colocación estratégica de árboles en las zonas urbanas puede enfriar el aire entre 2 y 8ºC.
BOSQUES VITALES EN ESPAÑA
Por otro lado, el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Forestales y Graduados en Ingeniería Forestal y del Medio Natural (COITF) señala, con motivo del Día Internacional de los Bosques, que estas masas arbóreas son “vitales” en España, aunque alertó de que sobre ellas se ciernen dos amenazas.
Una de ellas es el abandono rural que trae consigo pérdida de gestión del territorio, de biodiversidad, de cultura tradicional y de posibilidades de desarrollo para el país, y la otra es la falta de gestión forestal, puesto que sólo un 13% de los montes españoles tienen un plan de ordenación, más del 35 % de las pequeñas empresas forestales han cerrado en el último año por falta de trabajos e inversión pública y esa falta de gestión es causa directa e indirecta de incendios forestales, al no realizarse trabajos de prevención durante todo el año.
Por ello, el COITF propone aumentar la superficie forestal con planes de ordenación que nos permitan gestionar de manera eficaz los montes bajo el prisma del conocimiento y de la participación pública; apostar por la biomasa forestal como fuente energética limpia, renovable y generadora de empleo (la biomasa forestal genera 135 nuevos empleos sostenibles por cada 10.000 habitantes, frente a los nuevo empleos que genera el uso de combustibles fósiles) e incrementar la inversión pública en los montes porque crea puestos de trabajo, proporciona productos renovables, mejora la riqueza natural y aumenta la calidad de vida de las personas.
Por su parte, la ONG Reforesta considera que en muchas zonas peninsulares, especialmente en las montañas del interior, del sur y del área levantina, “cada vez tiene menos sentido reforestar grandes extensiones porque es prácticamente imposible dar a los árboles los riegos estivales necesarios para disminuir la mortalidad a tasas aceptables”, por lo que apuesta por hacer más plantaciones pequeñas y en zonas accesibles.
“Esta situación es heredada, ya que la mayor parte de la deforestación fue provocada, por necesidad, por nuestros antepasados. Por eso y para defendernos del cambio climático, en España es esencial recuperar nuestra cubierta vegetal. No es realista pensar que una sola generación puede arreglar lo que deterioraron las anteriores a lo largo de miles de años. Pero es urgente reconocerle a este tema la importancia que tiene y ponernos manos a la obra lo antes posible”, comenta Miguel Ángel Ortega, presidente de Reforesta.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Mayo 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31