Lunes 21/10/2019.

| España

Tras el 9N

España

PSC, un apoyo político el doble de caro para CiU tras el 9N

  • Mas rechazó el apoyo de los socialistas catalanes antes de la consulta; ahora tendrá que pagar más caro un respaldo clave para dar estabilidad a su Ejecutivo.
  • Miquel Iceta, líder del PSC, manifestó junto a Pedro Sánchez en Barcelona la importancia de reformar la Constitución para desbloquear la situación. 

La política crea extraños compañeros de viaje. Más en contextos tan fluidos como el actual en Cataluña. La celebración del 9N ha supuesto un antes y un después, al menos a ojos de la opinión pública. Porque aunque poco más del 30% del electorado esperable votó en el proceso, Cataluña logró saltar a las portadas internacionales y crear un nuevo precedente en su relación con Madrid.

Artur Mas sale políticamente reforzado del 9N. El president necesitaba una victoria que revalidara su imagen dentro de Cataluña, después de que el bloque independentista que hace un año le respaldara en su desafío soberanista le haya dado la espalda. De hecho, CIU no sale nada bien parada en las encuestas.

Sin embargo, presumiblemente el “triunfo” de Mas de ayer no será suficiente para volcar los sondeos. Y, sabedora de la debilidad de los convergentes, ERC se apresura a pedir elecciones autonómicas. En este contexto, una vez más el president necesita acercarse al PSC, al menos para garantizar de forma razonable la gobernabilidad a corto plazo, especialmente de car a los presupuestos. Pero el apoyo del hijo díscolo del PSOE le puede salir caro. Por lo menos, el doble que hace 48 horas, antes de que se celebrara el referéndum.

El PSC ofrecía su apoyo político a Mas a cambio de que éste renunciara al 9N, referéndums y cualquier otra estratagema electoral que precipitara innecesariamente los acontecimientos. Apoyo que limitaban a cuatro aspectos: combatir la crisis, proteger el Estado del bienestar, regenerar la política y nuevo acuerdo que permita reforma constitucional. “Para esto sí, para otras cosas no”, apostilló. Un marco que, según se interpretara, daba mucho margen de maniobra.

Sin embargo, el president tenía su propia agenda, y continuó su salto hacia el vacío. Así, cualquier acercamiento ahora por su parte hacia el PSC presumiblemente se encontrará con apertura por parte de Miquel Iceta, el líder de los socialistas catalanes, pero al doble de precio, sabedores de que el cerco electoral se estrecha sobre Mas y de que es la premura la que le puede forzar a optar por la llamada “sociovergencia”, de la que tanto se ha hablado pero a la que nunca se ha visto, como el Lago Ness, según informaba recientementeNuria Val.

Por lo pronto, hoy el PSC se inclinó por la reforma federal antes que por votar la separación. Lo hizo tras su comisión ejecutiva, en presencia de Pedro Sánchez, en sintonía con su mensaje de modificación de la Carta Magna en la dirección federal. Una reforma que no sólo los catalanes tendrían que votar, sino todos los españoles. En caso de que ésta fallara, respaldaría una nueva consulta, pero sólo si es “legal y acordad”, afirmó Iceta.

Por lo pronto, el secretario general de los sopcialistas catalanes ya le ha tendido la mano de nuevo a Mas. "Se ha puesto en evidencia que no encontraremos una solución que no pase por una votación. La consulta solo puede ser legal y acordada y eso corresponde a los dos gobiernos", ha dicho Iceta, que ha asegurado que el PSC "está dispuesto a participar en iniciativas que busquen el acuerdo" a través de "diálogo, negociación y pacto". Ya sólo falta conocer el precio del pacto y, sobre todo, si Mas está dispuesto a pagarlo. 

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Octubre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31