Lunes 14/08/2017.

| España

España

Leiva llena de vida y música las ruinas de Empúries en un concierto íntimo

Los que hace más de 2.000 años vivían en Empúries (Girona), difícilmente podrían haber imaginado que dos milenios después su hogar sería un yacimiento arqueológico en el que no viviría nadie. Hoy, la vida y la música han regresado a ese emplazamiento de la mano de Leiva y su banda, que han protagonizado un concierto redondo frente a un público reducido.

Un amago de "Sincericidio", el primer single de su último álbum en solitario, ha servido para dar el pistoletazo de salida a la noche, que ha arrancado al son de "El último incendio".

Pronto se ha evidenciado la buena acústica del lugar, ligeramente elevado y sin edificios cerca, en el que los bajos han resonado y la voz del exlíder de Pereza ha lucido con claridad bajo un cielo estrellado que ha sido una fuente de disfrute para muchos de los asistentes.

A ese gozo ha contribuido el buen rollo que ha desprendido en todo momento la banda, que ha hecho gala de sintonía en varios momentos de la actuación, en los que Leiva, que ha admitido estar muy a gusto en el foro romano, se ha lanzado a improvisar.

Algunos de los temas que no estaban previstos y que finalmente han sonado han sido pequeños guiños a otros artistas a los que el cantautor madrileño ha asegurado que admira, como Andrés Calamaro y Joaquín Sabina, de quienes ha tomado prestado "Crímenes Perfectos" y "Lo niego todo", respectivamente.

Dentro de la banda, merecen un capítulo aparte Gato Charro, el trompetista, y Tuli, el saxofonista, que han deleitado al público con sus coreografías, tan espontáneas como bien ensayadas, que han robado protagonismo al propio Leiva en más de un momento.

El concierto ha sido un constante ir y venir entre los temas nuevos y los más antiguos, incluyendo algunos de su etapa al lado de Rubén Pozo, pero no se ha notado ninguna diferencia entre ambos en la entrega del público, lo que demuestra que Leiva es un artista consolidado en todas sus facetas y etapas.

Entre los temas nuevos que ha interpretado están "La lluvia en los zapatos", "Guerra Mundial", "Electricidad" y "Breaking bad", que ha sido sin duda alguna uno de los temas más celebrados de la noche.

En su afán por combinar novedad y tradición, el madrileño ha insertado algunas de sus canciones más antiguas, como "Estrella polar", dentro de los acordes de "Medicina", un tema de su tercer álbum en solitario, "Monstruos".

Uno de los momentos más emotivos de la noche ha sido "Vis a vis", del primer trabajo en solitario de Leiva. Ya es costumbre que esta canción, que interpreta en puro acústico, ponga los pelos de punta, pero el marco de la noche la ha sublimado hasta el punto que gran parte del público ha guardado silencio y ha renunciado a seguir al cantautor con la letra.

Solo, guitarra en mano y con la Leiband en la banda, ha llenado el escenario con su voz, rota a momentos, mientras explicaba la historia de un preso que ama "sin poder amar" desde su celda.

Tras los momentos más calmados, toda la banda ha vuelto a la carga con "Terriblemente cruel" antes de los bises, y después de un pequeño parón ha recuperado los primeros acordes de "Sincericidio", los mismos con los que había arrancado el concierto.

Al fin, y ante un público exhausto, han cerrado con "Lady Madrid", un guiño a sus seguidores más fieles que no han dudado en saltar y bailar hasta que han salido todos los artistas del escenario.

La cuarta edición del festival de conciertos en el Foro Romano de Empúries, en el noreste de España, ha contado también con la participación este fin de semana de los grupos catalanes de Els Amics de les Arts y Blaumut. 

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Septiembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
25 26 27 28 29 30