Viernes 22/06/2018.

| España

España

Uno de cada cinco jóvenes se define como radical de izquierdas o derechas

Según una investigación del Observatorio de la Juventud en Iberoamérica con el apoyo de la Fundación SM, también existe hoy un mayor interés de la juventud por la actualidad política y la solidaridad o el voluntariado.

La conclusión de los sociólogos Juan María González-Anleo y José A. López-Ruiz, que han elaborado el informe ‘Jóvenes entre dos siglos 1984-2017, es que los jóvenes ‘de ahora’ no son tan diferentes de cómo fueron sus padres. Quizás sí en costumbres, dado el impulso de las nuevas tecnologías, pero no tanto en valores, ya que “las grandes tendencias no han variado”.

De hecho, los pilares fundamentales para la juventud actual siguen siendo la salud y la familia, cuestiones que la práctica totalidad considera “muy importante” o “bastante importante”, según se desprende de esta investigación realizada mediante 1.250 entrevistas a chicos y chicas de entre 15 y 24 años; es decir, la franja de los denominados ‘millennials’.

Pese a las críticas a estas generaciones por su pasividad, egoísmo o abuso de nuevas tecnologías, resulta que su relación con el contexto sociopolítico se ha estrechado, al tiempo que se ha reducido el porcentaje de aquellos que consideran que la política poco o nada tiene que ver con ellos. El 42,4% piensa que, si participa, puede contribuir a mejorar la sociedad.

No obstante, esta preocupación por la política se conjuga con un desprecio casi absoluto por los políticos, a quienes consideran personas que actúan por “sus propios intereses” (76,6%), y por instituciones como partidos políticos, sindicatos o la propia Unión Europea. La Iglesia sería la institución en la que más desconfían (75%).

Pese a la desconfianza en las instituciones y hacia las personas que ejercen la política, cada vez más jóvenes se interesan por la actualidad y están al tanto mediante los medios de comunicación y redes sociales, pasando de un 26% en 2010 a un 37% en 2017, a la par que sube un punto la cantidad de jóvenes que participan en foros políticos de Internet (7,5%).

Según el sociólogo González-Anleo, “los jóvenes siguen más la información política y al discuten más”, pero, al mismo tiempo, hay “una nueva retirada en el campo duro de la participación política”, ya que su preocupación no se traduce en activismo político y existe una “falta de referentes”.

Menos patriotas

Otro de los puntos que destaca el estudio es la cada vez menor identificación de la juventud con su país. De hecho, los sociólogos han querido medir el “orgullo de ser español”, que en 1989 se posicionaba en una escala de 0 al 10 en 6,2 y que, actualmente, ha caído al 5,4.
Y es que los jóvenes perciben la sociedad española “menos tolerante con las personas diferentes” de lo que lo hacía la juventud de antaño, al tiempo que consideran España un país “menos democrático” que sus padres cuando eran jóvenes. De hecho, es evidente la caída en la percepción sobre el estado de la libertad de expresión, que pasa del 6,2 al 5,1.

Más comprometidos

En cuanto a la participación juvenil en organizaciones y asociaciones, las que tienen que ver con política no mejoran pero sí aumentan las relacionadas con el Tercer Sector o el voluntariado. De hecho, los autores de la investigación señalan un “modesto despertar” del tejido social en la “zona alternativa” de la implicación política y social, que se durmió en la crisis.
De hecho, las segundas organizaciones en las que participan los jóvenes después de las deportivas son las entidades benéficas o de ayuda a los demás, siendo las últimas los partidos políticos y las asociaciones antiglobalización. No obstante, los movimientos ecologistas ocupan el quinto lugar tras las entidades juveniles.

"Laxismo moral"

Asimismo, los dos sociólogos interpretaron que existe un “laxismo moral” entre los jóvenes dada su “permisividad” respecto a algunas acciones o comportamientos como colarse en el transporte público o la pena de muerte, que ganan en justificación.
Las dos cuestiones que los jóvenes consideran totalmente inadmisibles son el terrorismo y la violencia de género, mientras que entre lo más ‘aceptable’ estarían la eutanasia por enfermedad incurable, el divorcio, la decisión de tener hijos sin pareja estable o la adopción por parte de parejas homosexuales.

Sin referentes morales

Por último, el informe también ha estudiado las referencias entre los jóvenes, llegando a la conclusión de que se apoyan en ellos mismos para buscar referentes, de manera que suelen ser ‘youtubers’, ‘instagramers’ y otros colectivos de jóvenes que tienen que ver con la proyección de la imagen personal, a la cual darían mucha importancia, según los sociólogos.

“Los jóvenes se consideran consumistas, rebeldes e independientes, preocupados por la imagen que proyectan sobre los demás, al tiempo que ha ascendido el rasgo del egoísmo”, señaló Juan María González-Anleo.

A grandes rasgos, este sería el panorama que han dibujado estos dos expertos de la mano del Observatorio de la Juventud en Iberoamérica y la Fundación SM sobre una generación que, en el caso de los españoles, cuenta con la edad media de emancipación más alta que se haya registrado y un desempleo juvenil que supera el 40%.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Julio 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31