Martes 11/12/2018.

| España

España

LOS HUMANOS PRIMITIVOS SOBREVIVIERON A UN BRUSCO CAMBIO CLIMÁTICO HACE 11.000 AÑOS

Los seres humanos prehistóricos continuaron con su vida habitual hace cerca de 11.000 años a pesar de episodio climático extremo en la última Edad de Hielo, que fue tan brusco que provocó una caída suficiente de las temperaturas que detuvo el desarrollo de los bosques.

Ésta es la conclusión principal de un estudio realizado por 20 investigadores de instituciones de Gran Bretaña y Nueva Zelanda, y publicado en la revista ‘Nature Ecology & Evolution’, a partir de un análisis realizado en Star Carr, un sitio arqueológico situado en North Yorkshire (noreste de Inglaterra) que data de alrededor de 9000 a.C.
Este estudio arroja una nueva luz sobre el debate científico ante la sensibilidad de las sociedades de cazadores-recolectores a los cambios ambientales y muestra la resiliencia humana ante episodios climáticos extremos.
Esa comunidad prehistórica sobrevivió al frío extremo durante más de 100 años y dejó trabajos con madera, huesos de animales, tocados de cuernos y hojas de pedernal enterrados en capas de barro como evidencia de su continua productividad y resistencia al cambio climático.
"Se ha argumentado que los eventos climáticos abruptos pueden haber causado un colapso en las poblaciones mesolíticas en el norte de Gran Bretaña, pero nuestro estudio revela que, al menos en el caso de los colonizadores pioneros en Star Carr, las primeras comunidades pudieron hacer frente a eventos climáticos extremos y persistentes”, explica Simon Blockley, profesor del Departamento de Geografía de la Universidad de Londres (Gran Bretaña).
El Holoceno, que es la época geológica actual, iniciada hace unos 11.500 años cuando los glaciares comenzaron a retirarse, estuvo dominado al principio por la inestabilidad caracterizada por eventos climáticos extremos desencadenados por la interacción hielo-océano en el hemisferio norte.
QUINCE AÑOS DE TRABAJO
El sitio arqueológico de Star Carr dio a los investigadores la rara oportunidad de comparar directamente el registro paleoclimático con la evidencia de actividad humana en ese lugar a través de restos arqueológicos recuperados en capas de depósitos de humedales.
Encontraron restos de casas, grandes plataformas de madera construidas en el borde del lago y grandes cantidades de artefactos y huesos preservados en los lodos. El polen, los macrofósiles y los isótopos tomados de los núcleos de sedimentos del lago permitieron a los investigadores construir una imagen de alta resolución del clima del área durante miles de años.
El equipo identificó dos episodios de enfriamiento extremo en los que las temperaturas promedio cayeron más de tres grados en el transcurso de una década. El primero de ellos ocurrió muy temprano después de que los humanos comenzaron a regresar al área después de la última Edad de Hielo.
La evidencia indica que estas condiciones pueden haber ralentizado el progreso y la actividad de una comunidad en las etapas iniciales. Sin embargo, el segundo de estos eventos, que ocurrió más tarde, cuando la comunidad estaba más establecida, parece haber tenido muy poco impacto.
"Hemos trabajado en Star Carr durante aproximadamente 15 años y el sitio ha producido una visión increíblemente rara del mundo de nuestros antepasados mesolíticos que vivieron al final de la edad de hielo, hace unos 11,000 años”, apunta Nicky Milner, de la Universidad de York (Gran Bretaña) y autor principal del estudio.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31