Viernes 13/10/2017.

| España

España

Caras, privatizadas, pero en suelo público: el negocio de las residencias universitarias en España

  • Irse a vivir a una residencia universitaria en Madrid puede costar más de 800 euros al mes, incluso en las residencias oficiales de la Universidad

Según un informe de mercado sobre el negocio de las residencias de Estudiantes en España, una habitación de 20 metros cuadrados en una residencia universitaria en Madrid puede rondar los 800 euros al mes.

Las residencias universitarias españolas son un negocio más que rentable. Sobre todo para las entidades privadas que se encargan de la gestión de gran número de ellas a través de concesiones estatales. Con precios que rondan desde los 500 a los 900 euros, suponen una opción viable sólo para el 10% de los universitarios en España.


El sistema de concesión

Fue en los 90 cuando se comenzó a afianzar el sistema de gestión y concesión de las residencias públicas españolas. Un número importante comenzaron a gestionarse por empresas privadas, que conseguían la gestión a través de concurso público convocado por el Estado. Estas concesiones pueden durar hasta 50 añossegún la ley y permiten a las gestoras un amplio margen de actuación a la hora de decidir aspectos claves de la gestión de la residencia, como la contratación de servicios obligatorios.

Por ejemplo, la residencia sita en el Campus de Vicálvaro de la Universidad Rey Juan Carlos obliga a sus residentes a contratar el servicio de comedor obligatorio, elevando ineludiblemente el precio de la mensualidad. Sin embargo, cada una de las habitaciones cuentan con cocina. También es obligatorio contratar los servicios de limpieza e Internet siempre a través de la gestora. El precio de esta residencia dentro del campus de la universidad pública ronda los 750 euros con media pensión por una habitación individual. 


Contraste con otros países

Tal y como remarca el estudio, la visión de las residencias universitarias como servicio público es más típica en países del norte de Europa, donde los precios son destacablemente más bajos.

En Finlandia la mayoría de residencias públicas son totalmente dependientes de organismos públicos. Es por ello que su precio pueden rondar una horquilla de 200 a 300 euros.

Por su parte, en Francia cuentan con el CROUS, el organismo para la gestión de las residencias públicas. Desde ahí gestionan 161.500 camas públicas en todo el país, para estudiantes franceses y extranjeros, y con precios desde 200 a 400 euros al mes. Además de los precios públicos, el Estado francés otorga una ayuda a todos los universitarios y paga un porcentaje de la mensualidad de los alquileres.


Situación difícil para los estudiantes en Madrid

La alternativa a las residencia son los pisos compartidos, pero tampoco son baratos. Según el estudio de pisos.com, la media de alquiler mensual de los pisos compartidos en Madrid es de 470 euros.

La situación se complica para los estudiantes si al importe del alojamiento se le añaden otros gastos, como el del transporte en la ciudad, los costes de viaje hasta la capital y especialmente el de matrícula.

Según denunció CCOO, el precio medio de la matrícula en España ronda los 1500 euros. Mientras, en Alemania, Republica Checa, Austria, Polonia, Noruega, Escocia, Grecia, Malta, Suecia, Finlandia y Dinamarca cuentan con matrículas de entre 0 y 100 euros.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30