Viernes 14/12/2018.

| España

España

EL PSOE PIDE QUE LOS AUTOBUSES ESCOLARES NO ARRANQUEN CUANDO EL CONDUCTOR ESTÁ BORRACHO

El Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados ha registrado una proposición no de ley en la que insta al Gobierno a modificar el Reglamento General de Circulación para que sea obligatorio sistemas ‘alcolock’ que impidan arrancar un autobús escolar si el conductor supera la tasa legal de consumo de alcohol.

La proposición no de ley ha sido registrada por los diputados Begoña Tundidor y Pablo Bellido, y deberá ser debatida y votada en la Comisión sobre Seguridad Vial y Movilidad Sostenible del Congreso de los Diputados.
La iniciativa, recogida por Servimedia, también propone un cambio en el Reglamento General de Circulación para impedir que en los vehículos de más de nueve plazas puedan viajar niños sin ningún sistema de retención infantil homologado “en aras a proteger la vida y la integridad física de los menores usuarios de este tipo de transporte”.
Los socialistas indican que, a diferencia de los automóviles, hay menores que “viajan a diario sin ninguna seguridad o con cinturones ideados para adultos” en autobuses escolares, a diferencia de los automóviles.
Según diversos estudios, el uso de un sistema de seguridad en los autobuses reduciría las lesiones mortales en un 90% en caso de choque frontal o vuelco. Un niño sin ningún tipo de retención quintuplica las posibilidades de sufrir lesiones mortales y nueve de cada 10 lesiones infantiles graves o mortales pueden evitarse utilizando este tipo de dispositivo.
2023 ES TARDE
El PSOE aboga por “crear conciencia” sobre la importancia de la seguridad vial entre los menores y apuesta por que la Dirección General de Tráfico (DGT) regule sobre los sistemas de seguridad infantil en los autobuses, sobre todo en los de transporte escolar.
“Hoy no es obligatorio llevar cinturones de seguridad, sino en modelos fabricados después de 2007, aunque el empresario puede instalarlos si los autobuses son más antiguos”, precisa.
Los socialistas recalcan que un 40% de los autobuses escolares y de transporte de menores están matriculados y homologados hace más de 10 años (fundamentalmente entre 2001 y 2006) y no disponen de cinturones de seguridad ni de sistema de retención infantil alguno, lo que plantea “un problema de seguridad para los menores y de lógica preocupación para los padres”.
Según la DGT, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil denunció entre 2012 y 2015 a 11.957 autobuses escolares de los 24.078 sometidos a control por no disponer de la autorización especial para realizar transporte escolar o deficiencias en las puertas de servicio y emergencias, así como en sus dispositivos de accionamiento.
“El año 2023 es una fecha demasiado lejana en el tiempo para que el uso del cinturón de seguridad en los autobuses escolares sea obligatorio, ya que la seguridad de los menores no puede esperar tanto. Además, estamos conociendo múltiples casos de conductores de transporte escolar que han sido detenidos por sobrepasar la tasa de alcohol permitida, lo cual incrementa más si cabe el riesgo de sufrir un accidente. Es por ello que estos conductores deberían estar sometidos a más controles de alcohol y drogas, estudiando incluso implantar algún sistema en los vehículos que impida su arranque si el conductor sobrepasa la tasa legal de consumo de alcohol”, concluye la iniciativa.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31