Jueves 18/05/2017.

| España

España

LA ANTÁRTIDA ‘REVERDECE’ POR EL CAMBIO CLIMÁTICO

La vida vegetal en la Antártida está creciendo rápidamente debido al cambio climático. Pocas plantas viven en este continente helado, pero un equipo de científicos ha analizado núcleos de musgo de la Península Antártica y ha encontrado un importante aumento de la actividad biológica en los últimos 50 años.
El estudio, publicado en la revista ‘Current Biology’ y realizado por científicos de las universidades de Exeter y Cambridge (Reino Unido), así como del British Antarctic Survey, amplía otro que realizaron estos investigadores en 2013, que entonces se centró en un lugar con musgos en el extremo sur de la Península Antártica.
Entonces documentaron un cambio ecológico sin precedentes en ese lugar del planeta debido al calentamiento global y ahora lo han ampliado a cinco zonas y han confirmado que esos cambios son generalizados y ocurren en toda la Península Antártica.
"Esto nos da una idea mucho más clara de la escala sobre la cual estos cambios están ocurriendo. Anteriormente, sólo habíamos identificado tal respuesta en un solo lugar en el extremo sur de la Península Antártica, pero ahora sabemos que los bancos de musgo están respondiendo al reciente cambio climático en toda la Península", apunta Matthew Amesbury, de la Universidad de Exeter y autor principal del estudio.
La Península Antártica es conocida por ser una de las regiones que más rápidamente se ha calentado en la Tierra, ya que las temperaturas anuales se han incrementado alrededor de 0,5°C cada década desde 1950. Los investigadores se dieron cuenta de que podían aprender mucho sobre cómo el aumento térmico ha afectado la ecología de esa zona de la Tierra estudiando muestras de núcleo tomado de bancos de musgo establecidos hace más de 150 años.
"MÁS VERDE EN EL FUTURO"
En el nuevo estudio, los investigadores añadieron más sitios a su muestra anterior e incluyeron tres islas antárticas (Elefante, Ardley y Verde), donde crecen los bancos de musgo más profundos y antiguos, y representan un trayecto de 600 kilómetros a lo largo de la península.
El análisis cuidadoso de esos cinco núcleos que se remontan a 150 años mostró una actividad biológica aumentada a medida que la Península Antártica se ha ido calentando en las últimas cinco décadas.
"Los aumentos de temperatura durante aproximadamente el último medio siglo en la Península Antártica han tenido un efecto dramático en los bancos de musgo que crecen en la región", apunta Amesbury, quien añade: "Si esto continúa, y con cantidades crecientes de tierra libre de hielo de continuar el retiro de los glaciares, la Península Antártica será un lugar mucho más verde en el futuro".
El cambio climático reciente en la Península Antártica está bien documentado. Los registros meteorológicos comenzaron en su mayor parte en la década de 1950, pero los registros biológicos conservados en núcleos de bancos de musgo pueden proporcionar un contexto a más largo plazo sobre el calentamiento global.
La vida vegetal sólo existe en alrededor del 0,3% de la Antártida, pero los resultados del estudio proporcionan una manera de medir la extensión y los efectos del calentamiento en el continente. Los investigadores ahora planean examinar registros básicos que datan de miles de años para probar cómo el cambio climático afectaba a los ecosistemas antes de que la actividad humana comenzara a causar el calentamiento global.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Mayo 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31