Jueves 19/04/2018.

| España

España

(AMP) Un juzgado de Barcelona rechaza que Uber cometiera competencia desleal al taxi

Plantea que la ventaja competitiva de operar sin licencia puede recaer en los conductores

El Juzgado Mercantil 3 de Barcelona ha desestimado la demanda presentada por la asociación profesional Élite Taxi contra Uber Systems Spain (Uber SS) por competencia desleal porque "no queda probado que las exigencias de licencia" que requiere el sector del transporte sean imputables a esta filial del grupo y porque hay problemas para identificar al beneficiario de las ventajas competitivas.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el juez considera que los actos de cooperación que de modo genérico se imputan a Uber SS "no pueden considerarse desleales ya que la cooperación o soporte a empresas del grupo no puede asimilarse, sin más, a la cooperación o soporte en actividades o servicios que específicamente pueden reputarse desleales".

El magistrado fue quien planteó la cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que en diciembre de 2017 dictaminó que la plataforma es un servicio de transporte y que, por tanto, se le podían exigir licencias y otras autorizaciones propias del sector, aunque ahora el juez rechaza la demanda al considerar que no queda claro que Uber SS --una sociedad que da soporte al Grupo Uber-- sea quien se aproveche de la ventaja que supone operar sin tener la licencia necesaria.

La demanda presentada por Élite Taxi, que fue admitida a trámite en noviembre de 2014, planteaba que Uber SS había cometido actos de competencia desleal por infracción de normas (artículo 15 de la Ley de Competencia Desleal), actos de engaño (artículo 5) e infracción de la buena fe (artículo 4), porque, pese a defender que sus servicios estaban dentro de la economía colaborativa, en realidad prestaba un servicio de transporte sujeto a normativa.

Consideraba que los servicios prestados por Uber SS eran desleales porque vulneraba las normas sobre protección de la competencia, cooperando necesariamente para que terceros infringieran la normativa y en definitiva las normas reguladoras del servicio del taxi que requieren una licencia previa.

El tribunal constata ahora que los servicios prestados por Uber son servicios de transporte y se excluyen del régimen de directivas sobre sociedad de la información, comercio electrónico y mercado interno, por lo que rigen las normativas internas de los estados para abordar la actividad, tal como sentenció el TJUE, dando así la razón al sector del taxi.

Pero, el juzgado puntualiza que, si bien un servicio de transporte de pasajeros en Barcelona requiere licencia para su desarrollo, un servicio de intermediación vinculado al transporte "puede no exigir, necesariamente, dicha licencia" y que no todas las infracciones de las normas sectoriales invocadas tienen la consideración de normas reguladoras de la competencia.

En la sentencia se constata que Uber SS no es titular de los vehículos, no contrata a los conductores, no fija el precio de los trayectos --aunque pueda realizar indicaciones-- y no es quien ha creado la plataforma de Internet que gestiona los servicios, porque son otras sociedades del grupo que también han sido demandadas en los juzgados de Madrid.

LA VENTAJA, DE LOS CONDUCTORES

El caso, según el juez, plantea un problema de imputabilidad ya que la ventaja competitiva directa no afecta a Uber SS sino, en su caso, a los conductores y propietarios de los vehículos que utilizan la aplicación eludiendo la exigencia de licencia específica.

"De modo que, si los conductores de vehículos dispusieran de licencia habilitante para prestar servicios de taxi, no sería necesario que la aplicación que coordina dichos servicios dispusiera de una licencia específica de prestación de esos servicios", valora la sentencia.

Añade que este mismo problema de imputabilidad ocurre en el caso del uso de la aplicación informática, que no ha sido ni creada por Uber SS, ni gestionada por Uber SS, sino a otra empresa del grupo no demandada en este procedimiento.

"El beneficio que sin duda puedan producir los hechos descritos en la demanda al conjunto de sociedades integradas bajo la referencia Uber, no puede llevarme a considerar que, de modo concreto y específico, Uber SS haya realizado actos desleales por infracción de normas o haya cooperado de modo claro e inequívoco en estas de normas", confirma el magistrado.

Pese a rechazar la demanda de Élite Taxi, el juez descarta en la sentencia, que es recurrible, imponerle las costas del procedimiento judicial "dadas las dudas de hecho y de derecho que plantea la demanda" que incluso llevaron al propio magistrado a acudir al TJUE para dirimir la cuestión.

La empresa de transporte Uber regresó a la ciudad de Barcelona a mediados de marzo de este año con el servicio UberX con vehículos con licencia de alquiler con conductor (VTC), después de abandonar la capital catalana desde hacía cuatro años.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Mayo 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
28 29 30 31