Jueves 15/11/2018.

| Trabajo

Trabajo

Un trabajador con salario mínimo en España necesitaría 71 años para igualar el sueldo anual más alto

Los salarios más bajos disminuyeron un 15% entre 2008 y 2016, y los más altos subieron un 15,2%

Un empleado con Salario Mínimo Interprofesional (SMI) necesitaría trabajar 71 años para alcanzar el sueldo anual de los mejor pagados en España, en donde los salarios más bajos disminuyeron entre 2008 y 2016 un 15%, el mismo porcentaje que el incremento registrado por los sueldos más altos en el mismo periodo.

Así se desprende del informe '¿Realidad o ficción? La recuperación económica, en manos de una minoría', elaborado por Oxfam Intermón, que refleja que en España la recuperación económica ha favorecido cuatro veces más a los ricos que al resto de la población y el 10% más rico de la población concentra ya más de la mitad de la riqueza total (53,8%), más que el otro 90% restante.

El informe señala que la evolución del reparto de la riqueza en España confirma su "injusta distribución", puesto que el 1% de la población más rica en España concentra una cuarta parte de la riqueza (25,1%), casi lo mismo que el 70% de la población (32,1%).

Desde el año 2000, el 50% más pobre en España ha visto caer su participación en la riqueza nacional en casi un punto porcentual, pasando del 10,9% al 10,2%, mientras el 1% más rico ha aumentado su participación en cerca de cinco puntos porcentuales, pasando de acumular el 20,4% al 25,1%.

Asimismo, el informe señala que, como en el caso de la renta, la recuperación económica no sólo está sirviendo para perpetuar, sino también para incrementar la desigualdad de riqueza.

Entre 2016 y 2017, el 1% más rico capturó el 40% de toda la riqueza creada, mientras que el 50% más pobre apenas consiguió repartirse un 7% de este incremento. Solo en el último año, cuatro nuevos multimillonarios españoles entraron a formar parte de la lista creada por la revista Forbes, que ya incluye 25 multimillonarios españoles en la lista.

DESIGUALDAD SALARIAL

En cuanto a los salarios, el estudio de Oxfam Intermón refleja que mientras que la remuneración de los trabajadores no ha recuperado todavía los niveles de 2009, los beneficios empresariales lo hicieron dos años antes y se situaron, en el segundo trimestre de 2017, un 8,3% por encima de lo registrado en el primer trimestre de 2009. De esta forma, desde el primer trimestre de 2012 la productividad por hora trabajada ha crecido diez veces más que el salario promedio por hora trabajada.

Según Oxfam Intermón, la distribución salarial, de nuevo, premia a quienes disfrutan de los salarios más altos. Atendiendo a los datos de la Agencia Tributaria, el salario promedio del 0,03% de la población con rentas más altas fue de 29,4 veces el salario promedio nacional, incrementándose desde 2011, cuando fue 25,5 veces más alto.

Esto supone que una persona trabajadora promedio en España debería trabajar más de 29 años para lograr el mismo salario que obtienen en un año quienes se sitúan en el tramo más alto. Un trabajador que cobre el Salario Mínimo necesitaría trabajar 71 años.

Respecto a las empresas cotizadas en el Ibex 35, señala que la polarización salarial mantiene su curso, dado que mientras que en 2014 un trabajador medio de una empresa del Ibex tenía que trabajar 84 años para igualar el salario anual del primer ejecutivo de la compañía, en 2016 esta cifra se elevó hasta los 112 años. La cifra se elevaba hasta los 207 años si se compara con el salario mínimo promedio de las compañías del Ibex 35.

Esta evolución de los salarios más altos contrasta con la evolución de los salarios más bajos, que entre 2008 y 2016 se han reducido en un 15%, mientras que los salarios correspondientes al tramo con salarios más altos ha crecido un 15,2% durante el período de referencia.

De hecho, casi la mitad de los españoles piensa que el ingreso se distribuye de manera extremadamente o muy desigual, y más de la mitad de los españoles considera que los ingresos deberían distribuirse de manera más equitativa, según el estudio.

Un 73% está de acuerdo en qué la distancia entre ricos y pobres es demasiado grande, al tiempo que un 68% considera que es imposible o difícil que los ingresos se incrementen cuando se trabaja duro, por lo que un porcentaje similar (67%) aboga por actuar contra la desigualdad de manera urgente o muy urgente.

SISTEMA FISCAL: LOS IMPUESTOS INDIRECTOS CASTIGAN A LOS POBRES

El informe denuncia que el sistema fiscal español también contribuye a generar desigualdad, entre otras razones porque son los asalariados los que soportan principalmente el sistema tributario, frente a empresas y capital. En detalle, el 83% de la recaudación fiscal en 2016 provino del IVA, el IRPF y otros impuestos pagados fundamentalmente por familias, mientras que el impuesto de Sociedades aportó el 12% de la recaudación total, diez puntos menos que en 2007.

La organización indica que el sistema fiscal español es uno de los sistemas con peor capacidad de redistribuir de la Unión Europea, situándose el cuarto por abajo, después de Bulgaria, Letonia y Lituania, y lejos del promedio europeo. En España, los impuestos y transferencias reducen la desigualdad de mercado en un 30%, mientras que el promedio de la Unión Europea se sitúa en el 40%.

En términos globales, la capacidad de los impuestos para reducir la desigualdad de la renta bruta disponible de los hogares se sitúa en un 2,97%, obteniendo que sólo el IRPF representa un efecto reductor de las desigualdades (en torno al 8%), mientras que el resto de impuestos supone un incremento de las desigualdades de un 5%.

"Esta injusta situación se debe al peso de los impuestos indirectos, que castigan desproporcionadamente a los más pobres frente a los ricos, los cuales tienen capacidad de ahorro y cuyo consumo es, en términos proporcionales, menor", subraya Oxfam Intermón.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30