Martes 18/09/2018.

| Trabajo

Trabajo

El gasto en pensiones se dispara un 47,7% desde 2008, con casi 47.000 millones más

El gasto en pensiones contemplado en el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 es un 47,7% superior al consignado para este capítulo en las cuentas públicas de 2008.

Así, en once años, el importe destinado a pensiones ha crecido en casi 47.000 millones de euros, desde los 98.011,7 millones de euros presupuestados en 2008 a los 144.834 millones de euros del presupuesto de 2018.

En el caso de las pensiones contributivas, el gasto se ha incrementado en este periodo en algo más de 41.000 millones de euros, desde los 86.048,8 millones de euros de 2008 a los 127.110 millones contemplados en los PGE de este año. En términos relativos, la subida también es del 47,7%.

Este fuerte aumento del gasto en pensiones experimentado en los últimos años se debe al mayor número de pensionistas, a la variación de la pensión media y a las distintas revalorizaciones que se han ido aplicando a las pensiones, salvo en 2011, cuando éstas se congelaron a excepción de las no contributivas y de las mínimas.

De hecho, el total de pensiones contributivas es hoy un 13,2% superior al existente en 2008. A cierre de marzo, se pagaban en España 9,58 millones de pensiones contributivas, cifra récord del sistema, frente a las 8,4 millones de pensiones en vigor en 2008.

Al mismo tiempo, la pensión media, que comprende las distintas clases de pensión (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares), ha aumentado en once años un 28,7%, desde los 725,23 euros mensuales de 2008 a los 933,57 euros mensuales de marzo de este año (último dato disponible).

A principios de este año, las pensiones se revalorizaron un 0,25%, el mínimo legal previsto. No obstante, el proyecto de Presupuestos para 2018 incorpora mejoras adicionales para las pensiones más bajas.

Así, si las cuentas públicas salen adelante, la cuantía de las pensiones mínimas se incrementará un 3% respecto a 2017; las pensiones contributivas inferiores a 9.800 euros anuales subirán un 1,5% y los que cobren menos de 12.040 euros anuales verán revalorizadas sus pensiones un 1%.

Al mismo tiempo, los pensionistas de viudedad mayores de 65 años que no tengan otra fuente de ingresos distinta de su pensión cobrarán una mayor cuantía, al elevarse dos puntos la base reguladora con la que se calcula su prestación, desde el 52% al 54%.

Todas estas mejoras beneficiarán, según el Gobierno, a más de 5,7 millones de pensionistas, con un coste estimado de 1.097 millones de euros. Además, el Ejecutivo calcula que un millón de pensionistas se verán beneficiados de la reducción en el IRPF a las rentas inferiores a 18.000 euros anuales.

¿CÓMO QUEDARÍAN LAS PENSIONES MÍNIMAS CON LA SUBIDA ADICIONAL?

A principios de este año, las pensiones, con carácter general, subieron un 0,25%. De aprobarse los Presupuestos de 2018, las pensiones mínimas experimentarán una mejora del 2,75%, lo que en conjunto supondrá un incremento del 3% respecto a la cuantía que se percibía en 2017.

Con esa subida adicional del 2,75%, la pensión mínima de jubilación de una persona con 65 o más años y cónyuge a cargo pasará de 788,9 euros mensuales por catorce pagas a 810,6 euros mensuales. Los que no tengan cónyuge cobrarán un mínimo de 656,9 euros, frente a los 639,3 euros de principios de año, mientras que los que tienen cónyuge pero no a cargo percibirán 623,4 euros mensuales (ahora son 606,7 euros).

Las pensiones mínimas de jubilación para los menores de 65 años con cónyuge a cargo suben desde 739,5 euros al mes por catorce pagas hasta 759,9 euros, y las de los menores de 65 años sin cónyuge ascenderán a 614,5 euros, frente a los 598 euros mensuales de principios de año.

Por su parte, la pensión mínima de viudedad con cargas familiares se situará, de aprobarse los PGE, en 759,9 euros mensuales por catorce pagas, en contraste con los 739,5 euros que se cobran desde comienzos de año.

La cuantía mínima de la pensión de viudedad para titulares con 65 años o con una discapacidad en grado igual o superior al 65% será de 656,9 euros al mes (ahora 639,3 euros mensuales), mientras que las pensiones mínimas de viudedad para personas con entre 60 y 64 años serán de 614,5 euros al mes. Para los titulares de pensiones de viudedad con menos de 60 años el importe mínimo alcanzará los 497,6 euros al mes (antes 484,2 euros).

Adicionalmente, aquellos pensionistas de viudedad mayores de 65 años cuya fuente de ingresos sea únicamente su pensión cobrarán mayores cuantías a las reflejadas anteriormente, al elevarse dos puntos la base reguladora con la que se calcula su prestación, desde el 52% al 54%.

Por su parte, si los Presupuestos de 2018 ven finalmente la luz, la pensión mínima de gran invalidez con cónyuge a cargo pasará de 1.183,4 euros mensuales por catorce pagas a 1.215,9 euros mensuales, mientras que la de gran invalidez sin cónyuge subirá hasta los 985,4 euros desde los 959 euros mensuales de principios de este año.

La pensión mínima de incapacidad permanente absoluta ascenderá este año a 810,6 euros mensuales por catorce pagas, frente a los 788,9 euros del arranque del ejercicio, en tanto que las pensiones de orfandad y en favor de familiares tendrán un importe mínimo de 200,7 euros mensuales, en contraste con los 195,3 euros actuales.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Septiembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
24 25 26 27 28 29 30