Domingo 25/08/2019.

| Trabajo

Trabajo

USO denuncia que hay empresas que no están aplicando la subida del SMI a 900 euros

La Unión Sindical Obrera (USO) ha alertado este martes de que hay empresas, sobre todo en el sector de la seguridad privada, que no están aplicando la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) a 900 euros.

Así lo ha señalado la secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral de USO, Sara García de las Heras, que ha asegurado que desde el sindicato se está lanzando una campaña de acción jurídica para que las empresas de este sector apliquen la subida del salario mínimo y denunciar a las que no lo hagan.

Aunque García de las Heras ha señalado que el foco más concreto lo han encontrado en la seguridad privada, también ha visto reticencias a aplicar la subida del salario mínimo en sectores como la limpieza o centros especiales de empleo, que integran principalmente a trabajadores con discapacidades. "Aunque en la actualidad en estos sectores se valoran otros aspectos, todavía sigue primando la oferta más barata", ha apostillado.

En esta línea, ha puesto de relieve que hay empresas que están aplicando complementos que no estaban dentro del salario base para que se incremente este, pero sin realmente llevar a cabo un incremento total del salario. "El resultado es que parece que ha habido un incremento salarial, pero en la nómina no se produce ese incremento como tal", ha apuntado la secretaria de Acción Sindical.

Para USO, el SMI debe superar los 1.000 euros progresivamente, hasta alcanzar los 1.243 euros mensuales. No obstante, cree que "lejos de la cantidad", el "gran" problema del mercado laboral español es la calidad del empleo. "Vamos a centrar el debate de las urgencias en materia laboral en la calidad del empleo, que es lo que se tiene que abordar en la próxima legislatura", según ha señalado el secretario general de USO, Joaquín Pérez, durante la presentación del estudio 'Mitos y juegos con los salarios y el empleo", realizado por el Gabinete de Estudios de la organización sindical.

En concreto, del estudio se desprende que las empresas únicamente destinan 1 de cada 200 euros de gastos en costes salariales a pagar indemnizaciones por despidos improcedentes, por lo que, según USO, "los despidos salen tan baratos que no justifican la falta de contratación indefinida". En esta línea, el secretario general de USO cree que abaratar el despido no es un incentivo para la contratación indefinida.

De hecho, en los últimos diez años, ha bajado el importe del coste total de las indemnizaciones por despido tanto en la construcción como en el sector servicios. El valor medio de la indemnización se corresponde con 3,5 veces el salario medio. Así, si el salario más frecuente ronda los 1.400 euros brutos mensuales, una indemnización por despido improcedente de 33 días por año trabajado supondría "poco menos de 1.500 euros".

Por otro lado, el informe pone de relieve que se mantiene una diferencia importante de 5,5 euros de media en la remuneración de la hora efectiva de trabajo en función del tipo de jornada de trabajo realizado, algo que, según USO, "no es fácilmente explicable, salvo que en realidad se realicen más horas de las pactadas y estas no se remuneren, lo que explicaría esta importante diferencia".

UN VASCO COBRA 750 EUROS MÁS QUE UN EXTREMEÑO

El estudio también apunta que un total de seis comunidades autónomas (País Vasco, Madrid, Navarra, Cataluña, Asturias y Baleares) tienen un coste salarial por encima de la media. De hecho, la diferencia salarial entre una persona que trabaja en el País Vasco o en Madrid con respecto a una que trabaja en Extremadura es de 750 euros.

Para USO, la distribución salarial en las comunidades autónomas puede hacer pensar que "un mayor coste salarial dificultaría la creación de empleo y estas regiones tendrían índices de paro más alto", aunque la realidad es que las subidas salariales no inciden negativamente en el empleo.

De hecho, en comunidades como Navarra, País Vasco o Navarra, que tienen tasas de paro por debajo del 10%, los salarios están por encima de la media, mientras que Andalucía o Extremadura, que tienen una tasa de paro superior al 20%, tienen salarios muy inferiores a la media española. De hecho, en la primera región el coste salarial supera los 1.740 euros, mientras que en la segunda ni siquiera alcanza los 1.700 euros (1.683 euros).

USO también ha puesto de relieve que el empleo en España sigue sin recuperar las cifras anteriores a la crisis, ya que únicamente el sector servicios ha logrado pasar de las más de 15,05 millones de personas ocupadas registradas en el cuarto trimestre de 2008 a las casi 15,6 millones de personas ocupadas a finales de 2018.

Las caídas de la ocupación más relevantes en 2018 con respecto a cierre de 2008 se han registrado en la construcción (-864.089), industria (-429.221) y agricultura (-31.573 ocupados). "En términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo nos falta un millón de puestos por recuperar", ha apuntado USO, que también ha señalado que en total siguen sin realizarse más de 616 millones de horas efectivas de trabajo con respecto a 2008.

Por último, USO ha anunciado que saldrá a las calles de Santander el próximo 1 de mayo para apoyar el crecimiento sostenido de USO-Cantabria. Bajo el lema 'Se acabó el juego', la organización sindical se manifestará para reivindicar que "ya está bien de especular con los derechos y condiciones de vida y de trabajo de los trabajadores y de jugar con desempleados, pensionistas y con jóvenes". "Queremos menor ruido político vanidoso y más proyecto de sociedad y futuro común, con propuestas y consenso concretos", ha añadido.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Agosto 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30 31