Martes 20/08/2019.

| Trabajo

Trabajo

CSIF lamenta que se use a los funcionarios como "arma arrojadiza" y pide abordar los problemas "endémicos"

El presidente de CSIF, Miguel Borra, ha lamentado que los principales líderes políticos estén utilizando a los empleados públicos en los diferentes debates como "arma arrojadiza" y ha pedido al próximo Gobierno que realice un análisis serio sobre los problemas "endémicos" de las administraciones y los solucione.

Así lo ha señalado Borra este miércoles en una rueda de prensa para presentar el manifiesto del 1º de mayo, donde ha reclamado a los partidos políticos "una hoja de ruta para mejorar la calidad de los servicios públicos y las condiciones de las plantillas".

El sindicato de la función pública espera que las urnas den un Gobierno que permita establecer una "hoja de ruta" para mejorar las administraciones españolas.

Entre estas actuaciones, CSIF considera imprescindible impulsar la jornada de 35 horas, alcanzar la equiparación salarial efectiva entre las administracdiones y recuperar la estructura salarial previa a la bajada de 2010.

Sobre la jornada de 35 horas, Borra ha señalado que esta potenciaría la creación de empleo "estable y de calidad" y contribuiría a que la caja de la Seguridad Social "no esté tan mermada" como hasta ahora, pese al coste económico de la medida.

Para CSIF, también es necesario profesionalizar la administración y garantizar su independencia, reducir los altos cargos, nombramientos a dedo y que se potencie el acceso por mérito y capacidad hasta los directores generales.

En esta punto, Borra ha afirmado que uno de los grandes problemas de la Administración es su politización. "No entendemos que porque cambie un Gobierno se deban hacer cambios en los altos cargos si realizan su actividad de forma satisfactoria", ha resaltado Borra, que también pedido que hasta el rango de director general no se deberían hacer designaciones políticas, "sino por mérito y capacidad".

"No es de recibo que el Ayuntamiento de Barcelona tenga más de 100 cargos de libre disposición, con sueldos de seis cifras", ha apostillado Borra, tras asegurar que los nuevos nombramientos por cambio de Gobierno "no son de recibo y también juegan de manera muy negativa en la motivación del empleado público".

Por otro lado, CSIF quiere reforzar las competencias del Estado y los mecanismos de inspección para garantizar la igualdad. Además, cree que se debe garantizar que la lengua sea un mérito, "pero no un requisito".

También aboga por impulsar un plan de recursos humanos a medio plazo para hacer frente a la "avalancha" de jubilaciones que se van a producir. En este punto, insta a eliminar la tasa de reposición y a que se refuercen las plantillas donde sea necesario, ya que la función pública todavía arrastra un déficit de 95.000 empleos.

Además, apuesta por agilizar las ofertas de empleo público y la estabilización de plazas interinas, por blindar los servicios públicos para evitar la tentación de nuevas privatizaciones y por garantizar una financiación pública de la educación y sanidad que alcance hasta un 7% del PIB para "poder prestar servicios de calidad".

CSIF también considera imprescindible eliminar la brecha salarial, garantizar la paridad y desarrollar los protocolos contra el acoso y la violencia de género. También en materia de igualdad quiere que el permiso de paternidad llegue a las 20 semanas en 2020 como en Andalucía y que se impulse el teletrabajo.

La carrera profesional y evaluar el desempeño también son otros criterios relevantes para el sindicato. En este punto, Borra ha asegurado que los funcionarios "no se oponen a que se evalúe el trabajo que están haciendo".

Sin embargo, ha apuntado que "al político de turno no le interesa desarrollarlo, porque se daría cuenta de los cientos de miles de actuaciones que realizan los empleados públicos en este país".

1 DE MAYO

Por otro lado, CSIF ha presentado su manifiesto para el Día del Trabajador y ha hecho un llamamiento a todas las formaciones políticas para que aporten soluciones que permitan avanzar hacia la recuperación económica real, que apuesten por un reparto justo de los esfuerzos y que devuelvan a los ciudadanos de España "a la posición que les corresponde en materia de bienestar, igualdad entre hombres y mujeres, justicia social y empleo, tras años de sacrificios".

Bajo el lema 'Igualdad + Dignidad Laboral', CSIF quiere reivindicar además una reforma de la ley sindical para que se adapte a los nuevos tiempos y deje de privilegiar a unos sindicatos políticos frente a otros.

En este punto, el vicepresidente de CSIF, Francisco Iglesias, ha asegurado que el sindicato reclamará a los diputados que salgan de las urnas este domingo que se abra la representatividad a nuevos sindicatos en los ámbitos de negociación.

En la actualidad, CSIF cuenta con más de 191.700 afiliados y con más de 10.400 delegados en las empresas que representan a las administraciones públicas, pero también más de 4.000 delegados en empresas tan importantes como Inditex, Amazon, Coca-Cola o Atresmedia.

"Creemos que la sociedad ha cambiado y lo que estamos promulgando es que haya más opciones para que los trabajadores puedan votar en unas elecciones sindicales lo que quieran", ha apuntado Iglesias, tras afirmar que lo que quiere CSIF es "abrir el abanico y que puedan estar más organizaciones, porque es lo que quieren los trabajadores".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Agosto 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31