Jueves 09/04/2020.

| Empleo

análisis de los datos del paro

Empleo

Se acerca hora de la verdad para la recuperación del empleo

  • En febrero el paro presumiblemente se mantendrá estable o volverá a crecer y será a partir de marzo, con la preparación de la próxima temporada turística, cuando se comprobará el ritmo de crecimiento en este nuevo año.
  • Las previsiones más conservadoras para el año 2015 señalan que este ejercicio puede traer 250.000 nuevos puestos de trabajo; y las más optimistas elevan las estimaciones hasta los 800.000.

Enero nos ha devuelto a la realidad. A pesar de que el final de 2014 nos permitió escribir sobre la noticia más anhelada de la crisis: la bajada del paro y el crecimiento del empleo durante un año completo por primera vez desde que se desataron las hostilidades económicas y financieras en el año 2008.

El mes pasado el paro ha vuelto a aumentar, en cerca de 80.000 personas. Y, lo que es más reseñable, la afiliación a la Seguridad Social, que es un sinónimo bastante objetivo de la creación o destrucción de empleo, ha caído en prácticamente 200.000 cotizantes.

No obstante, eran resultados esperados. Enero nunca ha sido un buen mes para generar nuevos puestos de trabajo en nuestro país. De hecho, desde que hay estadísticas comparables, desde el año 2001, nunca en un primer mes del año creció el empleo en España. El fin de la campaña navideña pone punto y final a buen número de contrataciones eventuales.

Una vuelta a la realidad que debe impedir la relajación o el triunfalismo, que recuerda que el desempleo sigue siendo el problema número uno de este país, y que requiere todos los esfuerzos posibles de los gobernantes, pero también de los empleadores y por supuesto de los trabajadores, ocupados y desocupados.

Una tendencia positiva

Y ello a pesar de que en 2014 el desempleo se redujo en -253.627 desempleados teniendo en cuenta los datos del paro registrado en las oficinas públicas de empleo, la mayor caída anual desde 1998. Incluso ese descenso ha sido mayor en enero, con una caída interanual de -288.744 desempleados porque en enero de este año el paro ha crecido menos de lo que lo hizo en enero de 2014.

O si se prefiere, el número de desocupados se redujo en nada menos que -477.900 personas si atendemos a la  última EPA, la del cuarto trimestre del pasado año que conocimos hace tan sólo dos semanas.

Por su parte, el incremento interanual del número de afiliados a la Seguridad Social es aún de +401.703 cotizantes a pesar del significativo descenso de enero, tras cerrar el pasado año 2014 con +417.574 cotizantes más en el sistema en términos anuales.

Si se mide la creación de empleo teniendo en cuenta los datos de ocupación en la Encuesta de Población Activa (EPA), la correspondiente al cuarto trimestre de 2014, que se hizo pública el pasado 23 de enero, arrojó un muy positivo saldo de +434.000 trabajadores, superando todas las expectativas que se tenían al inicio del pasado año.

Qué se puede esperar en los próximos meses

La pregunta del millón es que sucederá a partir de ahora. ¿Qué se puede esperar del empleo en los próximos meses y a lo largo de 2015? ¿Se trata de una mejora definitiva, de un cambio en la dinámica del mercado de trabajo? ¿Puede haber retrocesos? ¿Son suficientemente sólidas las bases de la recuperación iniciada? El Gobierno confía en que sí. La oposición y los sindicatos alertan de que no. Pero veamos fuentes más fidedignas y con menores intereses en esa respuesta.

Lo normal es que en los dos primeros meses de 2015 repuntase el desempleo. En el primero así ha sido, aunque en menor medida que en 2014. En febrero, presumiblemente se mantenga estable o crezca es de esperar que sólo ligeramente. Son los peores meses del año para el empleo en nuestro país, con un marcado sesgo estacional. Hasta la llegada de la primavera, en marzo, y sobre todo en abril, no sería normal que se crease empleo de nuevo por la preparación de la siguiente temporada alta turística.

Lo importante será comprobar si el mes que viene el resultado en términos desestacionalizados e interanuales sigue siendo positivo, como lo ha seguido siendo en enero, a pesar del aumento del paro y la caída de la afiliación.

Los datos desestacionalizados e interanuales siguen en positivo

La tendencia en la evolución del mercado laboral se observa mejor con los datos desestacionalizados y con el saldo interanual, es decir, el comportamiento en los últimos 12 meses, para evitar los efectos del calendario.

Y en ambos sentidos, los resultados de enero han sido positivos. En términos desestacionalizados, el desempleo ha descendido también el mes pasado y acumula medio año de caídas.

Por su parte, el número de afiliados a la Seguridad Social ha aumentado de nuevo de forma desestacionalizada en enero y lo hace desde hace ya año y medio.

Asempleo, la patronal que aglutina a las mayores agencias privadas de empleo de nuestro país, ha afirmado en un comunicado que recoge Europa Press que se “constata la senda de la recuperación del mercado laboral. Puede ser cuestión de tiempo que la normalización plena llegue al mercado de trabajo español”. Aunque aún observa "deficiencias estructurales" y en la composición cualitativa del desempleo en términos de larga duración, cualificación inadecuada y orientación profesional "insuficiente".

Las previsiones de los expertos

Las estimaciones más conservadoras de las consultadas por Teinteresa.es dejan el saldo de creación de empleo prevista para este 2015 en unos 250.000 puestos de trabajo netos y un número similar en 2016. Son los cálculos del Índice Laboral mapowerGroup elaborado por el grupo de recursos humanos ManpowerGroup y dirigido por el catedrático de Economía de la Universidad Autónoma de Barcelona, Josep Oliver. Unas previsiones siempre condicionadas al comportamiento de la economía europea y de los países emergentes, que si empeorasen supondrían un freno para España.

En la misma línea, el cuadro de previsiones macroeconómicas de Analistas Financieros Internacionales, AFI, para 2015, señala que la creación de empleo en este ejercicio se situará en el +1,6%, lo que supondría sumar unos 280.000 trabajadores al mercado laboral para terminar acercándose a los 18 millones de ocupados (17,8).

El Gobierno había estimado la creación de 625.000 empleos en 2014 y 2015, pero De Guindos y el propio Rajoy elevaron ese número primero hasta los 800.000 nuevos puestos de trabajo en estos dos ejercicios y después hasta el millón. Para ello harían falta entre 550.000 y 600.000 empleos más este año.

Nos jugamos mucho no, todo

Los cálculos más positivos son los del profesor del IESE Sandalio Gómez. Este economista cree que se puede llegar a sumar 800.000 empleos netos sólo en 2015 sin ser optimistas. Siéndolo, hasta un millón.

Por el bien del país y por el del aún altísimo número de personas sin acceso al empleo, es de desear que las estimaciones menos optimistas hayan pecado de prudentes y que las más positivas estén basadas más en el realismo que en el voluntarismo.

De momento, habrá que esperar al mes de marzo y especialmente al de abril, campaña de Semana Santa incluida, para empezar a jugarse día a día el futuro de esta sociedad hastiada de crisis pero no sé si del todo consciente de la profundidad de la misma y de los sacrificios colectivos que requiere una sólida y definitiva salida de la misma a largo plazo.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Abril 2020
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30