Martes 06/12/2016.

Educa

Padres se comprometen con un instituto a revisar los deberes de sus hijos

  • Se trata de mejorar el rendimiento escolar de los alumnos y la relación padres-hijos.
  • Los chavales también se comprometen a respetar el material y a sus compañeros, entre otros.


    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Padres se comprometen con un instituto a revisar los deberes de sus hijos Padres se comprometen con un instituto a revisar los deberes de sus hijos

Los padres de los alumnos de un instituto de Villena (Alicante) han firmado un 'contrato' muy particular con el centro por el que se comprometen, por escrito, a una serie de cuestiones encaminadas a mejorar el rendimiento escolar y la relación con los hijos, como revisar diariamente sus tareas escolares, establecer un horario de estudio, acudir a las reuniones del centro o fomentar el respeto al profesor.

Se trata de un decálogo que figura en el sobre de matrícula y que han firmado todos los padres de los casi 900 alumnos del Instituto Antonio Navarro Santafé para "intentar evitar el fracaso escolar" y "potenciar la responsabilidad" de los menores, así como "conseguir el respeto al profesorado", según explicó a Europa Press Televisión el presidente del AMPA, Juan Martínez.

Es un contrato a tres bandas, que también firman los profesores y los alumnos quienes, por ejemplo, se comprometen a hacer los deberes o respetar el material o a sus compañeros o llevar los exámenes a casa para que los firmen sus progenitores. Los padres, por su parte, aceptan revisar diariamente las tareas de su hijo, establecer un lugar y un horario de estudio para el alumno y asegurarse de su cumplimiento y hacerle cumplir normas de convivencia y disciplina.

Otro compromiso "importante" es el de "ajustar las recompensas" al trabajo y esfuerzo del niño, indicó Martínez, quien comentó que si el alumno "no lo está haciendo bien" tampoco se le puede regalar una videoconsola.

Asimismo, los padres se comprometen a asistir a las reuniones del centro, colaborar con los profesores para que el niño respete la figura del docente, fomentar el trabajo y esfuerzo diario en su hijo o contrastar con el profesorado la información que le llega a través del menor.

SIN CARÁCTER PUNITIVO

No se trata de un contrato legal o al uso, por lo que su incumplimiento no lleva aparejada ninguna sanción, explicó la directora del centro, Ángeles Corella, quien comentó lo que conlleva es una "responsabilidad moral".

En este sentido, el presidente del AMPA, comentó que "el padre sabe que si no cumple algo es responsabilidad por parte suya" y no puede echar todas las culpas del posible fracaso de su hijo, exclusivamente, al profesor, al centro o al sistema.

Esta iniciativa pretende que los "tres grandes bloques sobre los que se asienta la enseñanza", los padres, los alumnos y los profesores "trabajen conjuntamente". "Es una red de tres nudos, que si están bien sujetos entre ellos aguantan el peso que haga falta, mientras que si uno flojea, posiblemente los otros dos acaben resintiéndose", señaló la directora.

Este contrato, además, puede mejorar las relaciones entre padres e hijos, así como el contacto entre la familia y el instituto, explicó la orientadora Maite Rodés. Al respecto, la directora comentó que los chicos de la ESO están en plena fase de cambios y tienen la cabeza "como una batidora", así que los padres muchas veces "se pierden" y no saben cómo actuar, y los menores "se sienten solos".

MEJORA RELACIÓN CON FAMILIA

Padres y alumnos están satisfechos con esta medida. Así, Guadalupe, madre de una chica de 14 años, comentó que cuando los niños van a Primaria los padres están "más pendientes" de ellos y tienen una relación más estrecha con los profesores, que se va perdiendo conforme crecen. Sin embargo, dijo, ésta "es otra fase de la educación, en la que debemos llevar un control sobre nuestros hijos para que no haya tanto fracaso escolar".

Por su parte, Isabel Angulo indicó que este contrato es un modo, asimismo, "de que los niños también vean que nosotros nos implicamos con ellos" y que "lo hacemos por su bien, por su buena educación". Afirma que va a cumplir con su compromiso, y que es "optimista" y cree que el resto de padres también lo hará. Si esto no ocurre, dijo, "habremos fracasado los padres".

Además, asegura que sus hijos no han puesto objeciones a este contrato, "aunque no puedo decir si lo van a cumplir o no hasta que acabe el curso", bromeó.

ESTUDIANTES

Alumnos como Alicia, por su parte, también están satisfechos con esta medida, y creen que beneficiará especialmente "a la gente que no se toma muy en serio los estudios". Alicia cree que aumentará el nivel de estudios y subirán las notas, aunque cree que igual resulta un "poco pesado" el control diario de los padres. "Aunque vale la pena sacrificarse", dijo.

Alicia comentó que ella sí tiene pensado cumplir su parte, como tomarse más en serio los estudios, hacer los deberes y estudiar más horas en casa, aunque reconoce que cada cuál hará lo que crea conveniente.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31