Miércoles 07/11/2018.

Educa

La OCDE alerta de que más de la mitad de los hijos de padres sin bachillerato tampoco alcanza ese nivel en España

España es líder en alumnado de infantil, repetidores en secundaria, universitarios graduados y 'ninis', según el informe de 2018

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) alerta de que el 55% de los hijos de padres sin estudios de bachillerato tampoco alcanza ese nivel formativo cuando son adultos, "una trampa intergeneracional" que puede provocar "altos niveles de desigualdad de ingresos" en España, señala el informe 'Panorama de la Educación: Indicadores de la OCDE 2018', publicado este martes 11 de septiembre.

El porcentaje de población adulta que no tiene ningún título de educación secundaria superior en España es de un 43%, pero el informe advierte de que ese porcentaje en los jóvenes de entre 25 y 34 años se sitúa en el 34%, doblando la media de la OCDE, que es del 15%.

Este dato revela además una brecha de género, según este informe que analiza el estado de la educación en países de todo el mundo, ya que en España "los hombres corren un mayor riesgo que las mujeres de no alcanzar una titulación de educación secundaria superior". En concreto, de 11 puntos porcentuales, una brecha solo superada en la OCDE por Portugal, con 14 puntos porcentuales.

"Los niños de entornos desfavorecidos tienen menos probabilidades de acceder a la educación superior", destaca la OCDE en las conclusiones a nivel internacional del informe de 2018, apuntando que los hijos sin padres con nivel universitario tienden a cursar más estudios de Formación Profesional que otros secundarios, y además es "menos probable" que finalicen esos estudios.

"Todas las personas merecen la oportunidad de crecer, desarrollarse y contribuir plenamente a la sociedad", ha defendido el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, en la presentación del informe en París (Francia).

EL GASTO ESPAÑOL, POR DEBAJO DE LA MEDIA

A pesar de que el 55% de los españoles de padres sin educación secundaria superior tampoco logran ese nivel, un 24% lo superan y logran obtener una titulación universitaria, según el informe de la OCDE, que señala un año más que España gasta menos en educación que la media de los países de su entorno.

Según el informe de la OCDE, el gasto español en educación es del 4% respecto a su Producto Interior Bruto (PIB) mientras la media de la UE se sitúa en el 4,2% y la media de los países de la OCDE en el 4,5%. Además, el gasto por alumno en España se ha reducido entre los años 2010 y 2015 un 11% en educación primaria y secundaria, y un 13% en educación superior.

El gasto público de España por niveles educativos en inferior a los promedios de la OCDE y de los 23 países de la UE tanto en los niveles de primaria y secundaria, que no alcanza el 2,7% mientras en la OCDE asciende al 3% y en la UE al 3,2%, como en la educación superior, que en España es del 0,8% del PIB, mientras la media de la OCDE y de la UE es del 1%.

El descenso del gasto educativo en España entre los años 2010 y 2015 coincidió además con un aumento del número de estudiantes en todos los niveles de enseñanza, según el informe de la OCDE. En 2015, el gasto por estudiante de educación primaria y secundaria en España era del 89% de lo que se destinaba cinco años antes, mientras ese gasto por alumno aumentó, durante el mismo periodo, un 5% en los países de la OCDE.

En las enseñanzas superiores, el gasto español por estudiante en 2015 era el 87% de lo que se gastaba en 2015. En ese mismo lustro, la media de gasto por alumno en los países de la OCDE aumentó un 12%.

MENOS BRECHA SALARIAL

El informe apunta la brecha salarial entre hombres y mujeres con estudios universitarios es la sexta más baja de la OCDE. En concreto, las mujeres universitarias españolas recibe un salario medio del 81% del que reciben hombres con el mismo nivel de estudios, mientras la media de la OCDE es del 74%. Sin embargo, en 2005 el porcentaje era del 83%.

La brecha salarial aumenta cuando el nivel de estudios es más bajo. De este modo, las mujeres de entre 25 y 64 que no habían conseguido un título de educación secundaria superior ingresaban el 78% del salario de los hombres.

"Las diferencias de género también siguen siendo una realidad", resalta la OCDE en sus conclusiones, apuntando que "los niños tienen más probabilidades que las niñas de repetir, abandonar la escuela y no obtener una educación terciaria", pero "a pesar de su mejor desempeño en la escuela, las mujeres todavía tienen peores resultados de empleo y de ingresos" a nivel internacional.

ESPAÑA, LÍDER EN EDUCACIÓN INFANTIL Y REPETIDORES

Por otro lado, el informe de la OCDE resalta que tasa española de matriculación en educación infantil y en la fase más temprana de primaria supera a los países de su entorno: en España el 96% de los niños y niñas de 3 y 4 años están matriculados en una escuela, un porcentaje que supera en 20 puntos a la media de la OCDE, que es del 76%.

Además, esta tasa de matriculación se ha mantenido estable en España desde 2005, disminuyendo el número de alumnos por profesor un 12% en estas etapas tempranas mientras las matriculaciones se incrementaban en un 44%, según la OCDE.

En la educación infantil también existe una brecha entre los hijos de padres con estudios superiores o sin ellos, según el informe. En España, la diferencia de niños menores de 3 años, hijos de padres universitarios, matriculados en una escuela infantil es de 12 puntos en comparación con los niños de padres sin estos estudios superiores.

Respecto a la educación secundaria, España es el país de la OCDE con la cifra más alta de repetidores en esta etapa educativa, con un 11%, mientras la media es del 2%. La mayoría, un 60%, de estos alumnos repetidores son chicos.

"Una proporción tan alta de alumnos repetidores implica unos costes considerables, teniendo en cuenta que en 2015 el gasto por alumno de educación secundaria en España era de 7595,28 euros", advierte la OCDE.

A pesar de estas cifras de repetidores, el informe subraya que en la última década ha aumentado "de forma considerable" las tasas de graduación en educación secundaria superior en España, en concreto 25 puntos porcentuales entre 2055 y 2016. En este año, la tasa española de ingreso en la universidad fue del 73%, lo que supera a la media de la OCDE, que era del 66%. Además, el porcentaje de titulados universitarios en España, un 58%, supera a la media de la OCDE (49%) y de la UE (44%).

MÁS EMPLEO CUANTO MEJOR FORMACIÓN

El informe revela que el porcentaje de titulados universitarios españoles con empleo, un 77%, es inferior a la media de los países estudiados, con un 84%, pero es "notablemente superior" a la tasa de empleo de aquellos que no tienen una titulación de educación secundaria superior como bachillerato, que se sitúa en el 61%.

En España, la cifra de 'ninis', jóvenes que ni estudian ni trabajan, también supera a la media de la OCDE. En 2017, uno de cada cinco jóvenes españoles de entre 18 y 24 años no tenía empleo ni estudiaba, un 20,9% frente al 14,5% de media del resto de países.

POCO ALUMNADO EN FP

El Ministerio de Educación y Formación Profesional ha puesto el foco en los datos en las horas que dedican los profesores españoles a impartir clase, con un 50% del horario laboral reglamentario frente al 44% de media en los países de la OCDE. También el "menor porcentaje de alumnos" en ciclos formativos de grado medio de Formación Profesional (FP), la que se estudia después de la etapa obligatoria, con un 35% frente al 48% de media europea.

Este pasado lunes, la ministra de Educación y FP, Isabel Celaá y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentó a los agentes sociales su plan para impulsar la FP en España y "adaptarla a los cambios y demandas de la nueva economía y del tejido productivo", según Moncloa.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30