Jueves 27/07/2017.

Así valoran los docentes la reforma educativa

Educa

Expertos y profesores, a favor de centralizar el sistema educativo, y divididos por la reválida

  • Los docentes apuestan por un modelo vertebrador y cohesionado en el que no haya diferencias notables entre las CCAA. A priori, aplauden la intención del Gobierno de ampliar los contenidos comunes entre las regiones.
  • Sobre la vuelta de la reválida en Secundaria y Bachillerato, hay división. Los defensores creen que es un instrumento para mejorar el rendimiento. Los que discrepan temen que se descuide la evaluación continúa.


    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • El Gobierno prepara la séptica ley de educación de la democracia

Profesores y pedagogos están por lo general a favor de algunos puntos de la reforma educativa que está elaborando el Gobierno, como el incremento de los contenidos comunes entre las comunidades - lo que significa un modelo de enseñanza más centralizado -o la potenciación de las materias instrumentales como Lengua, Matemáticas o los idiomas. En cambio, hay división sobre la vuelta de la reválida en Secundaria y Bachillerato, la creación de una Formación Profesional a partir de 4ª de la ESO y la protección de las subvenciones a los colegios que separan por sexo.

Nicolás Fernández Guisado, docente y presidente de ANPE, el Sindicato Independiente de la enseñanza, apoya la intención del Gobierno de ampliar su margen de actuación sobre lo que se imparte en las aulas. “Llevamos tiempo reivindicando un sistema cohesionado y vertebrado. El Ministerio de Educación debe vehicular la enseñanza  y evitar que haya 17 sistemas diferentes. Debemos procurar que exista un diseño curricular común y los mismos criterios para los libros de texto”.

Coincide en esta propuesta Jesús Pueyo, secretario general de la Federación de Sindicatos Independientes de la Enseñanza, que aboga por más control del Estado para lograr un modelo más homogéneo y evitar que un alumno que cambia de comunidad se tope con barreras o más dificultades en su aprendizaje.

Pedro Santamaría, asesor pedagógico del Colegio Profesional de la Educación, piensa que la educación debe ser integradora y el modelo debe buscar el consenso en las competencias básicas. Por ello, advierte de que la regulación del sistema no debe verse desde la óptica solo de los gestores, sino del conjunto de la comunidad educativa que va desde profesores y pedagogos, a empresarios, políticos, padres y estudiantes. “Debemos partir de una mentalidad constructiva cuando hablamos de educación”, explica el experto, que ha liderado un proyecto sobre esta forma de ver y participar en la enseñanza.


La reválida puede mejorar el rendimiento… pero ¿a costa de la evaluación continua?

“La reválida puede ser un instrumento para incentivar el rendimiento escolar. Los títulos son imprescindibles para acceder al mundo laboral o difícilmente encontrarán llave de entrada”, apunta Santamaría.

Nicolás Fernández-Guisado, de ANPE, no cree que volver al examen final externo vaya a mejorar el rendimiento, pero apuesta por potenciar la evaluación. Por ello, subraya que la reválida no puede sustituir la labor de seguimiento y medición continua de las aptitudes y cualidades del alumno. “La evaluación debe ser el entrenamiento habitual del alumno, que en ningún debe pensar que se la juega al final a una sola carta”.

Por su parte, la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras rechaza la vuelta al examen final para obtener el título. “Es un cinismo impresionante porque permite que los alumnos puedan presentarse a la reválida habiendo suspendido dos materias en 4º de la ESO”.

Jesús Pueyo, que representa a la escuela concertada, tampoco considera que la reválida vaya a mejorar el rendimiento y teme que se pierda el valor de la evaluación continua que se desarrolla durante la etapa educativa. “Nos preocupa que este examen tenga más peso que el trabajo docente de años”. Añade que en el caso de estudiante que quiera ir a la universidad, deberá pasar por dos exámenes, el de la reválida para obtener el título de Bachillerato, y la selectividad para acceder a la carrera que demanda.

Potenciar las materias duras… sin descuidar la especialización

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha dicho que una de las apuestas de la reforma es potenciar las materias duras, pero no ha concretado la iniciativa. El profesor Pueyo aboga por cambiar el currículo actual de esas asignaturas más que aumentar las horas lectivas a costa de materias optativas. Aunque admite que en Secundaria “hay un excesivo número de materias” que se podrían reagrupar.

Nicolás Fernández-Guisado, del sindicato ANPE, está de acuerdo con que el peso del currículo recaiga en materias instrumentales, pero no en detrimento de otros contenidos que buscan la especialización.

El pedagogo Pedro Santamaría ve en el espíritu de la ley un intento por abordar mejor la diversidad, no solo la inteligencia académica, sino la artística y la profesional. De ahí que se introduzca la FP en Secundaria.

Una FP necesaria, pero que permita al alumno rectificar

La reforma que prepara el Gobierno adelanta a 4º de la ESO la posibilidad de cursar FP, tras elegirlo en el curso anterior. El profesor Jesús Pueyo ve positivo que se cree la formación profesional básica en la enseñanza obligatoria para que el alumno pueda escoger antes un itinerario que le motive. “No tiene sentido obligar a los estudiantes a cumplir con un curso que no quiere. Con la FP se puede combatir en parte el fracaso escolar”.

Eso sí, los profesores piden que este modelo de FP tenga los cauces que permita al alumnado rectificar. 

El traslado forzoso de docentes, si no se tocan las materias

Nicolás Fernández-Guisado, presidente de ANPE, está de acuerdo con aplicar la flexibilidad en la organización del personal docente, siempre que no implique “una reconversión encubierta de los puestos de trabajo". Es decir, a priori el traslado forzoso puede justificarse por criterios de operatividad, pero en ningún caso los profesores están dispuestos a que no se les respete su especialidad y se les impongan asignaturas distintas a su formación.

División a las ayudas a clases separadas por sexo

El presidente de ANPE se muestra en contra de que los colegios que separan por sexo reciban subvenciones. El Supremo rechaza los conciertos en estos centros por ser discriminatorio. “Comparto el criterio del Supremo y es difícil que ahora se acepte. Además, no está demostrado que la educación separada mejore los resultados académicos.

En cambio, Jesús Pueyo, que representa a la concertada, apunta que la separación no es discriminatoria, sino “un modelo minoritario que se aplica en todos los países” y emplaza a lo que diga el Tribunal Constitucional sobre este asunto. “Somos partidarios de la pluralidad y la libertad de los padres a elegir centro”.

En general, los representantes docentes reclaman un acuerdo básico de la comunidad educativa y el Gobierno para lograr un modelo integrador, que respete la libertad de elección de centro, la autonomía de la escuela, perfeccione la FP y potencie la evaluación. De esta reforma, de la que todavía no se saben todos los puntos, echan en falta cambios en la educación infantil y primaria, que pasen por reorganizar el currículo y crear la figura del orientador para detectar y abordar los problemas en el aprendizaje.

Con pacto de mínimos o no, el Gobierno prepara la séptima ley orgánica de educación de la democracia. 


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Agosto 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31