Viernes 14/12/2018.

Educa

Crece la demanda de cursos de inglés entre los mayores de 35 años, quebuscan una enseñanza específica y personalizada

La demanda de clases de inglés por parte de las personas mayores de 35 años va en aumento, a la par que la exigencia de una enseñanza cada vez más "específica", "personalizada" y "eficiente".

Así se lo ha trasladado a Europa Press el responsable de los cursos para adultos del British Council en España, Simon Thorley, quien ha explicado que si bien la "gran mayoría" de los alumnos de esta institución son jóvenes entre 18 y 35 años, el rango de edad que más está creciendo es el de "35 años en adelante, 40 o incluso 50".

Según este experto, los mayores de 35 años están volviendo a las aulas para mejorar su nivel de inglés tanto para su ocio como para mejorar sus perspectivas laborales, porque el inglés "seguirá siendo la lengua franca" para viajar y para los negocios.

"Lo que más hemos notado es que la demanda para el inglés es cada vez más específica, la gente está buscando cosas que les ayuden con lo que ellos tienen que hacer, cada vez hay menos adultos aprendiendo inglés para sencillamente mejorar su nivel, quieren mejorar su nivel pero quieren también mejorar su capacidad de socializarse en el ámbito profesional o hacer presentaciones o negociar, un abanico de cosas que son más específicas, quieren aprender a hacer cosas concretas con el inglés", ha explicado.

"Ahora mismo están buscando un servicio más personalizado, algo que les dé algo específico, en un tiempo razonable y en un formato que encaje con sus vidas; quieren algo personalizado, específico y eficiente", ha detallado.

Según este responsable del British Council, "es difícil para un adulto hoy en día comprometerse para estudiar todo un año", hay épocas en las que pueden hacer más y épocas en las que pueden hacer menos. En el caso de los estudiantes, su disponibilidad depende, por ejemplo, de los exámenes.

Las tendencias apuntadas por Thorley van en la línea de las conclusiones publicadas recientemente en el estudio 'The future demand for English in Europe: 2025 and beyond', realizado por la consultora de investigación independiente Trajectory para el British Council.

La respuesta del British Council a las nuevas necesidades es la organización de sus programas de adultos en distintos tipos de módulos, como los de inglés general, que están enfocados hacia la "producción comunicativa", y otros compatibles para "mejorar en áreas muy concretas", como inglés oral o escrito, inglés para negocios o preparación de exámenes para conseguir una certificación (Cambridge English o IELTS).

Este sistema de módulos de 30 horas permite que los estudiantes personalicen su aprendizaje y creen un curso "a su medida", combinando el mismo o distintos tipos de módulos, además de elegir la intensidad de su aprendizaje, es decir, el número de horas que van a asistir a clase (más módulos, más horas). Todo ello, con la orientación del equipo del British Council para que configuren su plan de aprendizaje en función de sus objetivos, preferencias y disponibilidad.

Thorley ha podido constatar que los alumnos más mayores "hacen un progreso igual o mejor en muchos casos" que los más jóvenes, al tiempo que ha señalado que los mayores empezaron estudiando gramática y vocabulario, y que hoy en día el estudio de la gramática y el vocabulario "sigue ahí pero no es el enfoque principal, el enfoque principal es aprender a hacer cosas con el idioma".

Por sectores profesionales, la mayor parte del alumnado está vinculado a la enseñanza, siendo profesores y alumnos tanto universitarios como de colegios o institutos. Por ejemplo, los estudiantes de universidad están interesados en acreditar su nivel B2, ya que es obligatorio para obtener el título con el Plan Bolonia. Asimismo, los jóvenes son conscientes de que sin inglés, a la hora de acceder al mercado laboral, su currículum no va a estar considerado, ya que la exigencia del inglés es "una forma de eliminar en los proceso de reclutamiento de las empresas".

Por otro lado, con la mejora del inglés en los colegios, los más jóvenes tienen un nivel ya "consolidado", pero también buscan mejorar en aspectos "específicos". En España, el British Council imparte clases de inglés en 18 centros (entre propios y colegios asociados), y colabora con profesores de inglés y el gobierno central y autonómicos para favorecer una mayor y mejor enseñanza de este idioma.

APRENDIZAJE 'ONLINE'

En cuanto al aprendizaje de idiomas 'online', Thorley ha diferenciado entre 'online' y a distancia. Como aprendizaje 'online', entiende el hacer ejercicios sin que haya una interacción con otra persona que propicie un "feedback relevante", algo que puede resultar útil para "reforzar y consolidar conocimiento aprendidos" o "para estudiar un tema concreto y aprender el lenguaje relacionado", pero "en cuanto a mejorar las habilidades es complicado".

"Los cursos presenciales siguen siendo lo más eficaz, aunque las cosas pueden cambiar", ha afirmado el experto, que ha aludido a la experimentación con la inteligencia artificial. Por otro lado, ha agregado que se puede hacer una clase utilizando un software de voz, y que el British Council tiene "mucha experiencia" con ello en América Latina.

En España, los alumnos del British Council pueden ampliar su aprendizaje fuera de clase con el cuaderno de material didáctico desarrollado por sus expertos, que incluye también actividades 'online'. Además, cada centro organiza un programa de actividades complementarias llamado 'English Extra', que pueden consultar en el 'Student Portal'.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Diciembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31