Viernes 02/12/2016.

| Dinero

Dinero

Dinero

El sueño de reforma laboral austriaca de ZP se evapora: cuesta 7.000 millones

  • Los sindicatos tampoco ven con buenos ojos la facilidad que tendrían los empresarios para despedir
  • El fondo de cada trabajador se constituye como un complemento al sistema de pensiones
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Zapatero se siente satisfecho porque la reforma es importante para España

El denominado modelo austriaco fue puesto en marcha por la colación de Gobierno del país centroeuropeo en 2003 y supuso una auténtica revolución por su carácter novedoso pero tremendamente efectivo.
En líneas generales, el modelo austriaco consiste en que los trabajadores cuentan con un fondo de ahorro al que la empresa que le emplea aporta cada mes un pequeño porcentaje de su salario bruto (aproximadamente el 1,5%). De esta forma, en caso de despido, el trabajador contará con la salvaguarda de este fondo al que podrá acudir inmediatamente después de haber sido despedido.
Mientras, la empresa no tendrá que indemnizarle, como sucede en España, con lo que se ahorra los costes por despido, lo que repercute de forma positiva en la flexibilidad del sistema salarial.
Las aportaciones de las empresas al fondo de los trabajadores están garantizadas al 100% por el Estado y, además, una entidad se encarga de gestionar la caja del fondo, invirtiendo una parte en una cartera conservadora, con lo que obtiene un rendimiento anual próximo al 4%. El fondo de los trabajadores no sustituye al sistema público de pensiones sino que es un complemento al mismo.
En el caso de que el trabajador decida abandonar la empresa por su cuenta no podrá acceder al fondo hasta que no demuestre que lleva un periodo de tiempo determinado sin haber conseguido empleo (en Austria, el plazo para este caso es de cinco años).
Otra de las ventajas de este sistema para el trabajador es que podrá conservar la antigüedad aunque cambie de trabajo puesto que su fondo seguirá nutriéndose de la aportación mensual de la empresa que le contrate.
De esta forma, en el caso de despido la empresa habrá ido en realidad pagando ese despido mes a mes y de forma paulatina  y no tendrá que realizar grandes desembolsos de dinero en un momento en el caso de que decida despedir a varios trabajadores al mismo tiempo.
El principal problema con el que se ha encontrado el Gobierno español para implantar el modelo austriaco es el elevado coste inicial de poner en marcha el fondo para los trabajadores, que se calcula aproximadamente en algo más de 7.000 millones de euros al año. Además, en un contexto de reducción de salarios y de escaso crecimiento de la economía, la cantidad que se aporta al fondo de los trabajadores supone demasiada presión sobre las cotizaciones empresariales.
En este sentido, los sindicatos también han reparado en una de las consideradas desventajas del modelo austriaco, esto es, que los empresarios cuentan con una facilidad extrema para efectuar los despidos.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31