Martes 11/08/2020.

| Dinero

Según se desprende de un estudio de The Economist

Dinero

La política, el mayor peligro para el impulso del crecimiento europeo

  • El crecimiento económico en la Eurozona fue un poco mejor de lo previsto en 2014 y llegó al 0.9%.
  • La revista The Economist dedica un suplemento al futuro de la eurozona (“Where next for the euro zone?”), en el que anticipa las mejoras y peligros para las principales economía de la eurozona.

El crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro se aceleró en el último trimestre de 2014 (0,3% frente a un 0,2% anterior). Una mejora que se refleja en el dato de crecimiento anual de la eurozona. El crecimiento en el conjunto del año 2014 fue de 0,9%, una décima por encima de lo pronosticado por la Comisión Europea.

De momento, y a la cabeza del crecimiento, a finales de año, se encuentran Letonia (1,1%), España (0,7%) y Alemania (0,7%) a la cabeza del crecimiento en la unión monetaria.

Una buena salud económica que se mantendrá en 2015, según la revista revista The Economist, en su último análisis sobre el futuro de la eurozona (“Where next for the euro zone?”). El estudio anticipa que España seguirá incrementando su ritmo de creación de empleo y Alemania marcará nuevos récords en su superávit comercial. Sin embargo, el cielo no está despejado para todas las economías de la eurozona.

Nuevamente, es Grecia la que está en el radar. Pero también Italia. Los datos económicos traducen el temor a una estabilidad política. De hecho en el último trimestre de 2014, el país ha regresado a tasas de crecimiento negativas, según las autoridades europeas, por los nuevos temores ante un “Grexit”.  Así ve The Economist el futuro inmediato de las economías de la eurozona:

Contrariamente a los casos de Grecia e Italia, el estudio no hace, de momento, advertencias sobre los riesgos políticos que conllevarían las elecciones. The Economist se fija en la mejora de la gran lacra de la economía española: el paro. Al igual que hizo el BBVA Research durante la semana, destaca la creación de empleo. Señala que se han creado puestos de trabajo en meses tradicionalmente malos por motivos estacionales. También destaca que hay cada vez más contratos indefinidos y que la dualidad del mercado laboral español se está erosionando.

Hay poco margen de negociación tanto en un lado como en el otro. Todo, por motivos políticos. Según el estudio, para Syriza aceptar la extensión del segundo rescate sería un “suicidio político”. Tampoco los líderes europeos pueden hacer concesiones porque se interpretaría como un incentivo al auge de los partidos populistas a uno y otro lado.  “Syriza no desea una salida de la eurozona y la mayoría de líderes europeos temen las consecuencias de un “Grexit”. Pero ambas partes están atrapadas en sus posturas, con poco margen de maniobra”, concluye.

A  pesar de las iniciativas del Primer Ministro, Matteo Renzi, la tercera mayor economía de la eurozona sigue en retroceso. The Economist cree que habrá elecciones de aquí a los próximos 12-18 meses. Silvio Berlusconi y los desencuentros en el seno de su partido, Forza Italia, son los causantes. Berlusconi ya ha roto su pacto para apoyar la política de Renzi y amenaza con frenar, según The Economist, “los planes para introducir las reformas políticas e institucionales más significativas de los últimos 25 años”.

La economía alemana acabó el pasado año en buena forma con un crecimiento mejor de lo inicialmente anunciado, un 1,6% y no 1,5%, una cifra muy por encima del promedio en la zona euro, y que augura un buen 2015. Es una "clara señal de que la baja de los precios del petróleo empieza a tener efecto en los bolsillos de los consumidores", destaca Carsten Brzeski, economista jefe de ING.

Para 2015, el gobierno alemán espera un crecimiento económico de 1,5%, confiado en la fortaleza del consumo interno. Sin embargo, las exportaciones seguirán fuertes. Si en 2014 hubo superávit comercial histórico, en 2015 se batirá el récord.  Sin embargo, la atonía de las inversiones es también una de las debilidades que se atribuye a Alemania, especialmente desde Bruselas y Estados Unidos.

Piden a Berlín que realice más inversiones con dinero público y estimule los gastos privados, porque con ello puede ayudar a las economías vecinas, todavía “dormidas”.

Y si Alemania confirma su estatuto de motor de la zona euro,  se distancia de una Francia estancada. La segunda economía de la región, tan sólo creció un 0,4% en 2014 debido a una caída de las inversiones en un 1,6%, factor clave para el crecimiento. The Economist prevé un crecimiento del 0,9% en 2015 pero bajo “estricta vigilancia”. Es decir, ni siquiera esa cifra endeble está asegurada.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Agosto 2020
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31