Martes 19/09/2017.

| Dinero

estados unidos se suma al entusiasmo de China y Argentina

Dinero

El gas y el petróleo de esquisto revolucionan el mapa energético mundial

  • Se conocen desde el siglo XIX, pero han experimentado un importante auge debido a la subida de los precios del petróleo convencional.
  • Para la Unión Europea, esta fuente de energía contribuiría a reducir la dependencia energética exterior y crearía puestos de trabajo.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Una roca de esquisto

Es sin duda una de las nuevas fuentes energéticas que más controversia genera pero a la que de forma entusiasta se han sumado países como China, Polonia o Argentina. El gas y el petróleo de esquisto, conocidos así por provenir de las rocas que llevan este nombre, o también como gas pizarra, está cambiando en los últimos años el panorama energético mundial, con fuertes consecuencias económicas.

Estados Unidos ha sido el último país en sumarse al interés que esta fuente de energía ha suscitado en el mundo. En un país llamado a convertirse en el primer productor de petróleo en 2017, el crecimiento de su auge en el sector energético se deberá en gran medida a la explotación del gas de esquisto.

Algunas estimaciones destacadas por la BBC hablan de una inversión de 45.000 millones de dólares en 2013 en esta industria. De hecho, el experto en energía y ganador de un Pulitzer Daniel Yergin ha llegado a señalar que el gas de esquisto “es la más grande innovación en energía en términos de impacto”.

Asimismo, una buena parte del éxito que está adquiriendo el gas de esquisto en Estados Unidos se debe a que las explotaciones están en manos privadas. Los temores sobre los posibles daños medioambientales se contrarrestan por el interés de los dueños de las tierras por obtener beneficios económicos.

Este tipo de perforaciones se conocen desde el siglo XIX, aunque nunca hasta ahora se había utilizado de forma intensiva debido a que las técnicas convencionales y las fuentes energéticas tradicionales eran más baratas. Pero el aumento del precio del crudo llevó a que, a partir de 2010, se recuperara esta energía, para cuyas extracciones se implementó nueva maquinaria y tecnología.

El gas y el petróleo de esquisto son combustibles que se extraen de suelos formados por este tipo de roca. Los esquistos contienen láminas de minerales como la mica, la clorita, el grafito y el cuarzo. El aceite de esquisto (o petróleo) contiene menos cantidad de azufre que el petróleo convencional y se usa fundamentalmente en procesos industriales, para la refinería y en producciónd e asfalto especial.

El gas de esquisto, por su parte, se encuentra atrapado entre las rocas de esquisto y es una alternativa al gas natural convencional ya que tiene sus mismos usos.

Altos precios del petróleo

Así, la búsqueda de nuevas estrategias mundiales frente a los altos precios del petróleo es lo que ha llevado, según los analistas, a la explotación de este nuevo recurso, que es natural pero no convencional. La extracción de gas y petróleo de esquisto o 'shale gas' y 'sahle oil', sus términos ingleses, ha sumado adeptos entusiastas entre las principales potencias del mundo: China es el primer productor de este tipo de energía, seguida de Estados Unidos, Argentina, México y Australia.

Otros países sudamericanos, como Bolivia, también cuenta con pozos de extracción. En Europa, y según un informe de la Unión Europea fechado en noviembre de 2012, los países con más yacimientos de gas de esquisto son Suecia, Polonia y Austria, y aunque algunas potencias están claramente interesadas en este fuente energética, hay otras que incluso han paralizado sus pozos.

Y es que el debate europeo sobre el gas de esquisto se ha avivado en los últimos meses. Austria, Alemania, Holanda y Reino Unido permiten que se realicen prospecciones y se preparan para las extracciones si se demostrara que es posible. En el lado opuesto se sitúan Francia y Bulgaria, que han suspendido sus planes.

Y es que el gas es una energía alternativa que, como en todos estos casos, tiene sus detractores: contaminación de las aguas y provocación de movimientos sísmicos son los principales peros que se alegan. De hecho, Reino Unido ha retomado las investigación después de haberlas prohibido en 2011 tras dos temblores sísmicos.

Bajada de los precios y oportunidades laborales

Los miembros de la comisión de Industria y de Medio Ambiente del Parlamento Europeo han elaborado diversos informes en los que se evalúa la vertiente industrial, energética y medioambiental de este tipo de gas. De acuerdo con estos textos, el desarrollo de la extracción de gas de esquisto en el viejo continente contribuiría a reducir la dependencia energética exterior, y podría suponer una bajada global de precios al favorecer una mayor competencia en el mercado. Además, abriría nuevas oportunidades laborales para los europeos.

Frente a esto, hay voces que aseguran que la extracción del ‘shale’ es mucho más cara que la del crudo convencional, y que mantener una producción elevada implicaría tener que perforar constantemente pozos. Esto lleva consigo unos elevados costes que sólo se sufragarían con un precio alto del gas.

La expropiación de YPF en Argentina, ¿por el gas de esquisto?

En 2011, en una operación que suscitó las críticas mundiales, la Argentina de Cristina Fernández de Kirchner expropió la petrolera YPF, controlada por la empresa española Repsol. Ya hay quienes han visto en esto un intento de la presidenta argentina de controlar los campos de petróleo y de gas de esquisto de la zona de Vaca Muerta.

Y es que desde el año 2010, Argentina estaba importando energía por un valor de 10.000 millones de dólares anuales.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31