Domingo 04/12/2016.

| Dinero

Dinero

Dinero

Los países del Este, el nuevo chollo para España en la Unión Europea

  • Las empresas españolas se adjudican contratos en los nuevos miembros por 1.000 millones de euros
  • La mayoría de los contratos están financiados por fondos de cohesión europeos
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Ferrovial se adjudica la construcción de una autovía en Polonia por 24 millones

Hace tiempo que los fondos europeos de cohesión que llegan a España han disminuido de forma considerable, especialmente con la ampliación de la Unión Europea a 27 miembros, la mayoría de ellos procedentes de países del Este del Viejo Continente. Pero, de alguna manera, estos fondos siguen muy presente en una parte de la economía española: la de las empresas que han potenciado su internacionalización y que se están llevando contratos en los nuevos países de la UE que, precisamente, son los principales beneficiados de los nuevos repartos del presupuesto comunitario.

En lo que va de año, han sido varias las compañías españolas que han logrado contratos en estos países. Y además en una amplia diversidad de áreas, dentro del sector de las infraestructuras: carreteras, ferrocarriles suburbanos, mantenimiento de vías férreas, líneas de metro... En definitiva, aquellos ámbitos en los que las compañías españolas se codean con el resto de gigante del mundo.

CAF entrará en Letonia con un contrato de 200 millones de euros

El fabricante español de ferrocarriles CAF está a punto de entrar en Letonia donde firmará en breve un contrato valorado en 144 millones de lats (algo más de 200 millones de euros) para proveer de trenes ligeros y trenes diesel al operador local de transporte ferroviario Pasazieru Vilciens (PV). La empresa vasca se había quedado en solitario en el proceso después de que sus competidoras, la canadiense Bombardier y la suiza Stadler, desistieran de presentar finalmente una oferta.

El pedido consiste en la fabricación de 34 trenes ligeros para el sistema de transportes de Riga, la capital de la república báltica, que se espera que estén operativos a finales de 2012. Además, también incluye la entrega de siete trenes diesel que entrarán en funcionamiento en el año 2015. Al mismo tiempo, el contrato contempla también el mantenimiento de estos equipos.

En los próximos días, CAF y PV iniciarán las negociaciones para terminar de detallar los últimos detalles del contrato. Las conversaciones deberán desembocar en un acuerdo que no debe demorarse más de un mes, como contemplan las leyes locales. PV ya ha emitido un dictamen en el que considera que el contenido de la oferta cumple con los parámetros que se solicitaban.

La compañía lanzó la licitación para solventar los dos principales problemas a los que se enfrenta. En primer lugar, una flota obsoleta de trenes, muchos de los cuales llevan más de 25 años en funcionamiento; en segundo lugar, un número insuficiente de trenes para prestar el servicio de forma eficiente.

Prácticamente el 70% de la financiación del contrato corre a cargo de los fondos de cohesión de la Unión Europea, a la que se incorporó Letonia en la última ampliación del organismo, de 15 a 27 miembros.

A finales del pasado año, el consorcio que formaban la local Riga Railway Factory y la suiza Stadler Bussnang llevaron a cabo una reclamación al considerar que el valor del contrato no se ajustaba a las condiciones del mercado. Sin embargo, la protesta fue rechazada por las autoridades letonas, lo que permitió seguir con el proceso y que CAF, junto con Bombardier pasaran a la segunda fase del mismo.

Posteriormente, tan sólo la compañía española presentó una propuesta concreta, por lo que, una vez que se hicieron las comprobaciones oportunas, se le declaró vencedor del proceso, a la espera de firmar el contrato definitivo, lo que sucederá en breves fechas.

De esta forma, el fabricante vasco añade un nuevo país a su cartera de pedidos. En la actualidad, CAF está presente en una veintena de países desarrollando proyectos.


El idilio de FCC con Rumanía

Si hay un país en el que Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) ha crecido últimamente en Europa éste ha sido, sin duda, Rumanía. De hecho, el último contrato aún está por adjudicar y no se ha hecho público pero el consorcio compuesto por la compañía española, su filial austriaca Alpine y la empresa andaluza Azvi es el gran favorito para hacerse con un contrato de mantenimiento ferroviario en el país del Este de Europa, valorado en cerca de 300 millones de euros.

El grupo ha realizado la oferta más baja para hacerse con este contrato y se ha impuesto así al resto de competidores entre los que, por cierto, también había presencia española. OHL también optaba al contrato y lideraba uno de los consorcios participantes mientras que otro de ellos tenía como componente a Hochtief, compañía alemana participada en más de 50% por el grupo ACS.

El contrato consiste en la construcción y mantenimiento de un tramo ferroviario entre las localidades de Vintu de Jos y Simeria y será financiado íntegramente con fondos de cohesión de la Unión Europea.

En concreto, el adjudicatario del contrato deberá modernizar y preparar el trazado ferroviario para que los trenes puedan incrementar su velocidad, hasta los 160 kilómetros por hora en el caso de aquéllos destinados al transporte de pasajeros y hasta los 120 kilómetros por hora para los que trasladan mercancías de diverso tipo.

Pero FCC ya había convertido antes Rumanía en su centro de operaciones en Europa del Este. En la primera mitad del ejercicio logró el contrato para el desarrollo de la primera fase de la línea 5 del metro de Bucarest, un contrato también financiado con fondos europeos y valorado en algo más de 250 millones de euros.

El desarrollo de la infraestructura comprenderá el desarrollo de cerca de una decena de estaciones y un trazado de aproximadamente 14 kilómetros de longitud. La compañía española se hizo con el contrato conformando un consorcio con la italiana Astaldi, uno de los referentes mundiales en el sector de las infraestructuras, especialmente en el área ferroviaria.

Poco después, FCC se hizo también con un tramo de carretera del denominado Transcorredor Paneuropeo X, que forma parte de un proyecto de la Unión Europea que se desarrolla desde mediados de la última década del pasado siglo para mejorar las comunicaciones transnacionales de los países del Este. En este caso, el contrato que se llevó FCC asciende a unos 100 millones de euros.


Ferrovial y las carreteras de Polonia

En la actualidad, Polonia está llevando a cabo un ambicioso plan de modernización y construcción de nuevas carreteras y de nudos de unión entre las ya existentes. Un plan del que se están beneficiando empresas como Ferrovial, presente en el país del Este de Europa desde hace unos años, cuando compró Budimex, una de las principales constructoras del país.

Budimex está siendo la principal protagonista de la construcción de la autopista S8, una de las más modernas de Polonia. La compañía ha sido adjudicataria de varios contratos en esta vía y todo apunta a que continuará siendo uno de los grandes contratistas.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31