Lunes 15/07/2019.

| Dinero

La supervisión bancaria europea

Dinero

¿Una nueva victoria de Merkel?

  • Finalmente, Merkel consigue evitar que las pequeñas entidades pasen a ser supervisadas por el BCE.
  • Como concesión a España y Francia se ha admitido que el BCE pueda emitir recomendaciones y sanciones a cualquier entidad si considera que incurre en prácticas imprudentes.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Una vez más parece haberlo conseguido. La canciller alemana, Angela Merkel, la nueva “Dama de hierro”, según sus enemigos; o la “Zarina”, para sus seguidores, ha impuesto su criterio en Europa. Sabedora que sus socios necesitan  más que nunca la  fuerza de la “locomotora alemana” , Merkel ha jugado bien sus cartas para conseguir que las pequeñas entidades alemanas esquiven la supervisión bancaria europea.  Según Miguel Ángel Bernal, profesor del Instituto de Estudios Bursátiles, las reticencias de Berlín se deben a que en Alemania un sector de la banca también está tocado porque “se invirtió en carteras y préstamos a países conflictivos (económicamente)”.  Por eso, y contrariamente a lo defendido por Francia y España, que querían una supervisión para las 6.000 entidades de la eurozona,   el BCE únicamente controlará la gran banca. En su discurso en el  Bundestag, Merkel ha destacado que se ha conseguido “garantizar las principales demandas de Alemania".

UNA VENTANA ABIERTA A LA VIGILANCIA

Su triunfo puede tener una pequeña sombra, porque para obtener el beneplácito de todos los socios, se ha acordado la posibilidad que el BCE pueda intervenir cualquier entidad pequeña, en caso de estimarlo necesario, emitiendo recomendaciones e incluso sancionando. Eso,si consideran que se  infringen “las normas prudenciales”. No es un férreo control, pero sí deja la puerta abierta a una supervisión.

En todo caso, para el ministro de Economía, Luis de Guindos, con el acuerdo no ha ganado únicamente Alemania, sino que "ha ganado Europa". Según De Guindos, "para España el tema del límite donde se establecía el tamaño del banco no era la cuestión fundamental”.

Sea o no esta una victoria completa para la Canciller alemana, lo cierto es que entre largas horas de negociaciones, es la visión de Merkel y de los países del norte de Europa, la que suele imponerse. La Canciller, frecuentemente ha defendido que “si a nuestros vecinos les va mal, a Alemania también”, pero no suele haber unanimidad entre los socios europeos, sobre qué camino elegir para que les vaya bien a todos. 

NO HABRÁ 'EUROBONOS'

El acuerdo sobre la supervisión bancaria certifica que todavía queda un trecho para que se reparen las divergencias que deja la crisis de la deuda. El Eje franco-alemán parece más separado que nunca. Desde la llegada, el pasado mes de mayo, de François Hollande a la presidencia de Francia, casi todo parece oponerle a Merkel.

El nuevo presidente socialista quiso imponer los eurobonos, una mutualización de la deuda soberana de los países que habría permitido relajar la prima de riesgo de países como España. Una idea que también defendió en un primer momento, el predecesor de Hollande, Nicolas Sarkozy, y que Merkel, que actualmente consigue financiarse con intereses negativos (los inversores pagan por colocar su dinero), siempre ha descartado categóricamente.

DESCARTADA LA RETROACTIVIDAD SI HAY RECAPITALIZACIÓN DIRECTA DE LOS BANCOS

Mismo escenario para la posibilidad que los bancos se recapitalicen directamente de los fondos de rescate europeos. Al obviar la intervención del Estado, el ‘rescate’ bancario español no contaría como déficit. Con la llegada de la unión bancaria esto sería posible, por eso España ha intentado acelerar lo más posible los acuerdos. Merkel sin embargo, pone el freno. No le gusta que los bancos en dificultades puedan acudir directamente a los fondos de rescate, y siempre ha dicho “nein” a que una vez aprobada la unión bancaria, la recapitalización directa sea retroactiva.

La Canciller alemana, que se juega su reelección en septiembre de 2013, encabeza el bloque de la 'austeridad' en Europa. Con la autoridad que le otorga el hecho de ser el mayor contribuyente de la UE, no duda en imponer para Europa la cultura de la disciplina y la estabilidad presupuestaria.

IMPLANTAR EN EUROPA LA DISCIPLINA PRESUPUESTARIA ALEMANA

Frente a los países de la periferia, ahogados por la crisis de la deuda, que desearían relajar esta carrera, Merkel lidera a los buenos alumnos de la triple A, que piensan que el refuerzo de la unión económica y monetaria debe tener como objeto mejorar la competitividad de los países. Desde Berlín se estima que no se podrá estimular ni el crecimiento, ni el empleo, hasta que no se solucionen los desequilibrios entre los países de la zona euro. Es decir, como la propia Merkel defiende "se debe seguir con las reformas". 

NO HABRÁ MÁS GASTO HASTA QUE SE CONTROLEN LOS DÉFICITS 

Merkel no quiere más gasto, y disminuye todas las propuestas del Elíseo. La inversión en políticas de crecimiento, la primera propuesta con la que aterrizó, Hollande en Bruselas, no termina de definirse. Tampoco se ha adherido la canciller, a la última idea del Elíseo, la de establecer un fondo de solidaridad para aquellos países más castigados por el paro.

MERKEL, EN SU MEJOR MOMENTO

Todo, a pesar de las advertencias del FMI, partidario también del control presupuestario pero a un ritmo más relajado y junto con políticas más favorables al crecimiento. Como señala Mauro F, Guillén, director del Lauder Institute de la Wharton School y conocedor de la política alemana, "Alemania no es un monolito con una única opinión". Según Guillén, en Alemania, al igual que hay sectores, cansados de oír hablar de 'rescates',  que consideran a Merkel como demasiado permisiva con sus socios del euro, también hay grupos partidarios de relajar la austeridad y proporcionar más ayudas a los países en crisis. Con todo, de momento, la Canciller gana puntos en las encuestas que le atribuyen hasta un 60% en intención de voto.

Queda muy atrás el año 2005, cuando la pupila de Helmut Khol se presentó por primera vez a las elecciones a la Cancillería, y su victoria sobre el socialdemócrata Gerhard Schröder, aquel que precisamente puso en marcha el rigor presupuestario,  fue de apenas cuatro escaños.



Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Julio 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31