Lunes 19/02/2018.

| Dinero

Dinero

Se abre la lucha por la vicepresidencia del BCE que peleará España

El Eurogrupo prevé abrir este lunes el plazo para que los países presenten sus candidatos a ocupar la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE), un puesto que el Gobierno de Mariano Rajoy asegura será para un español y al que podría optar el ministro de Economía, Luis de Guindos.

El segundo sillón con más peso del comité ejecutivo que dirige la institución, encargada de la política monetaria y la supervisión bancaria de la eurozona, quedará vacío el 1 de mayo, cuando termina el mandato del portugués Vítor Constancio.

Los ministros de Economía y Finanzas del euro esperan abrir mañana el plazo de presentación de candidaturas -máximo una por país-, de modo que en su reunión del 19 de febrero puedan ya nominar a un sucesor, que luego tendrá que ser avalado por los jefes de Estado de los Veintiocho en su cumbre del 22 de marzo.

Antes de que los líderes den luz verde, el BCE puede emitir una opinión sobre la validez del elegido y la Eurocámara organizar una audiencia con él, aunque no podrían vetar el nombramiento porque sus veredictos no son vinculantes.

El nuevo vicepresidente asumiría el cargo el 1 de junio por un periodo de ocho años no renovable, con tareas centradas en la estabilidad financiera, las políticas microprudenciales o la investigación.

Hasta el momento ningún país, a excepción de España, ha confirmado que vaya a presentar un candidato para acceder a la vicepresidencia y no se espera que lo hagan este mismo lunes.

El Gobierno repite desde hace meses que está garantizado que el sillón será para un español, pero no ha revelado en qué nombre o perfil piensa para el cargo.

"España aspira al puesto y presentará un candidato o candidata. Se espera que nos presenten el calendario (en el Eurogrupo) y una vez se tenga se tomará la decisión", insisten desde el ministerio de Economía.

Sin embargo, tanto en Madrid como en Bruselas se da por sentado que la baza española para ir a Fráncfort será Luis de Guindos, quien hasta ahora no ha confirmado su intención de optar a la vicepresidencia pero tampoco ha descartado el salto al BCE.

El artículo 283 del Tratado de la UE que rige la elección de los miembros del comité ejecutivo solo exige que sean "personas de reconocido prestigio y experiencia profesional en asuntos monetarios o bancarios" y nacionales de algún Estado miembro.

El puesto no es incompatible con haber ejercido responsabilidades políticas en el pasado y tampoco existen normas que fijen periodos de transición entre el abandono del puesto previo y la entrada en el comité, precisan desde el BCE.

Pero algunos expertos señalan que en una institución cuya independencia política está consagrada en sus tratados y estatutos chirría que alguien salte directamente de un Gobierno al comité ejecutivo, formado tradicionalmente por ex altos cargos de bancos centrales y técnicos.

Desde que el comité empezó a funcionar en 1998, Vítor Constancio ha sido el único miembro que antes de entrar, en 2010, fue ministro de Finanzas, solo por un año en 1978, en tanto que los alemanes Jürgen Stark y Jörg Assmusen habían ejercido como secretarios de Estado.

Por otra parte, la Eurocámara ha pedido al Eurogrupo que tenga en cuenta el equilibrio de género al elegir a los candidatos para un ejecutivo en el que solo han llegado a sentarse tres mujeres en 20 años, aunque su opinión no es vinculante.

El Gobierno de Rajoy argumenta que España está infrarrepresentada en las instituciones comunitarias y confía en ganar peso con la vicepresidencia de una institución que la crisis financiera ha consolidado como actor clave internacional.

España no tiene representantes al frente de las principales instituciones económicas comunitarias, como el Mecanismo Europeo de Estabilidad o el Banco Europeo de Inversiones, renunció a proponer candidato a presidir el Eurogrupo y además no se sienta en la ejecutiva del BCE desde 2012.

Ese año el país aspiraba a ocupar una silla en el comité por tercera ocasión tras catorce años de presencia, desde que en 1998 accediera al cargo Domingo Solans, que fue sustituido por José Manuel González-Páramo en el periodo de 2004-2012.

Sin embargo, no logró que se nombrase a Antonio Sáinz de Vicuña, entonces director del servicio jurídico del BCE, y el puesto fue a manos de Yves Mersch.

El comité ejecutivo del BCE tiene seis miembros, decide por mayoría cualificada y actualmente está compuesto por el italiano Mario Draghi como presidente, el portugués Vítor Constancio en la vicepresidencia y un miembro francés, Benoît Coeuré, una alemana, Sabine Lautenschläger, un belga, Peter Praet, y un luxemburgués, Yves Mersch.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Febrero 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28