Lunes 12/11/2018.

| Finanzas

Finanzas

S&P cree que la regulación limitará la competencia de gigantes como Facebook o Apple en el sector bancario

Podrían presentarse como una "amenaza" en el área de pagos, actividad que presenta menores barreras de entrada

La agencia crediticia Standard & Poor's (S&P) considera que la regulación será "crucial" para disuadir los esfuerzos de los 'titanes tecnológicos' como Facebook o Apple para competir con el sector bancario y ofrecer sus propios servicios financieros, aunque admite que poseen ventajas competitivas que les hacen consolidarse como una "potencial amenaza" para alterar ciertos aspectos de la cadena de valor de la industria bancaria.

Así se desprende de un documento publicado este lunes por la firma estadounidense S&P, donde analiza el futuro de la banca y refleja su opinión sobre hasta qué punto las grandes empresas tecnológicas se presentan como una amenaza para el sector, una reflexión que se presenta relevante en un contexto en el que las carteras de monedas virtuales o los métodos de pago alternativos han tomado un gran protagonismo.

"La banca es necesaria, los bancos no", dijo el fundador de Microsoft, Bill Gates, en 1994, y que S&P recoge ahora en su informe, pues considera esta cita como una "advertencia prematura" a las entidades financieras. "Aunque las barreras de entrada en la industria bancaria son altas, los grandes grupos tecnológicos como Facebook o Apple poseen una ventaja competitiva sobre las fintech u otros nuevos participantes (...). Cuentan con una alta capacidad de inversión, una marca fuerte, un número elevado de usuarios o clientes fieles y sistemas de tecnología de última generación", explica S&P.

Sin embargo, la firma estadounidense, que centra su estudio en las capacidades de Google, Apple, Facebook y Amazon, cree que el servicio de pagos es el área principal donde las empresas de tecnología podrán potencialmente afectar al sector bancario. "Aunque en el corto plazo creemos que no están ejerciendo ninguna presión significativa sobre los ingresos por comisiones, creemos que podrían aprovechar sus sólidas bases de clientes y redes para restringir los ingresos de los servicios de pago tradicionales en el largo plazo", asevera el documento.

Al mismo tiempo, además de que apunta a que las actividades crediticias de las tecnológicas se dirigirán principalmente a los usuarios que operan en sus plataformas y a segmentos actualmente desatendidos por la banca debido a razones de rentabilidad y capital, S&P cree que las actividades crediticias o de depósito no se verán amenazadas en el corto plazo, fundamentalmente por la regulación.

"La regulación limitará la capacidad de los 'titanes tecnológicos' para competir de manera significativa con los bancos. A largo plazo, es probable que la regulación siga siendo un factor clave para disuadir los esfuerzos de las tecnológicas para ofrecer un conjunto completo de servicios financieros que actualmente brindan los bancos (...). Los bancos podrían sentir la mayor amenaza competitiva en aquellas actividades donde las barreras de entrada son bajas, como en los ingresos por transacciones", asevera S&P.

Por otro lado, las tarifas por transacción de las entidades bancarias, a medida que las tecnológicas ofrecen este servicio, serán cada vez más bajos y obligarán a los bancos a reconsiderar sus relaciones minoristas. En algunos casos, las entidades cobran poco o nada a los clientes por ofrecer servicios de cuentas de depósito, dado que se benefician cuando éstos usan sus tarjetas de crédito o débito.

Si bien, las tarifas más bajas de las tarjetas alterarán ese modelo y probablemente provoque que los bancos busquen otras formas de cobrar por sus servicios y que les permita mantener sus márgenes, explica la firma estadounidense.

BÚSQUEDA DE UN NICHO: LOS MICROPRÉSTAMOS

De igual forma, algunas empresas tecnológicas, como Amazon, han empezado a otorgar préstamos. De hecho, según señala S&P, el gigante del comercio electrónico ha generado aproximadamente 3.000 millones de dólares (2.445 millones de euros) en préstamos a través de su negocio que analiza el perfil de crédito de sus clientes.

"En general, consideramos que la competencia en el espacio crediticio de los 'titanes tecnológicos' se encuentra todavía 'en pañales'. En este momento es difícil considerar estas empresas como alternativas viables a los bancos para financiar empresas de consumo, pequeñas y medianas empresas (pymes) o incluso empresas más grandes", sostiene la firma de calificación de crédito.

No obstante, admite que algunos nichos de mercado actualmente desatendidos por los bancos, como el de las microempresas --especialmente en Estados Unidos-- se están beneficiando actualmente de la entrada de las empresas tecnológicas. "Prevemos que las tecnológicas continuarán enfocando su negocio de préstamos en ofrecer microcréditos", asevera S&P.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30