Lunes 19/11/2018.

| Finanzas

Finanzas

El PSOE censura la respuesta de Zapatero a la crisis y ve "muchos errores" del Banco de España

En sus conclusiones de la comisión de investigación, apuesta por endurecer sanciones a banqueros y supervisores

El PSOE considerta "insuficiente" la respuesta del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero ante la crisis financiera y considera que hubo "muchos errores" por parte del Banco de España de aquellos años. Para el futuro, apuesta por revisar la legislación en materia de responsabilidad y de sanciones a gestores de entidades financieras, personal de organismos supervisores y otros agentes responsables de este sector.

Así, en las conclusiones elaboradas por el Grupo Socialista en relación con la investigación del Congreso sobre la crisis financiera, el rescate bancario y la quiebra de las cajas de ahorro, un documento de 31 páginas recogido por Europa Press, se destaca que "numerosos actores principales del sector no han respondido por los enormes costes generados por su acción u omisión".

El PSOE cree que "los gestores de muchas entidades financieras cometieron numerosos errores", como la introducción de "incentivos perversos para el personal vinculados a la colocación de créditos y fueron instrumento de financiación de la especulación local, que en muchas ocasiones se valía de la politización".

Asimismo, los socialistas piden estudiar la posibilidad de modificar el actual modelo de supervisión hacia una supervisión de tipo funcional en torno a dos instituciones, una encargada de vigilar la solvencia de las entidades financieras y otra de supervisar las normas de conducta.

FALLA EL MODELO DE SUPERVISIÓN

Y es que creen que el actual modelo de supervisión, dividido en tres subsectores --entidades de crédito y productos bancarios (Banco de España), mercados de valores y servicios de inversión (CNMV), y compañías de seguros y fondos de pensiones (Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones)-- "genera muchas ineficiencias, conflictos y arbitrajes regulatorios", habida cuenta de que "los principales agentes que intervienen en los mercados son entidades que operan simultáneamente en tres subsectores".

En este sentido, consideran necesaria la creación de una autoridad macroprudencial, que estaría centrada en "dar avisos y recomendaciones" ante los principales riesgos macroeconómicos para la estabilidad del sistema y "facilitar la adopción de medidas macroprudenciales".

En sus conclusiones, el PSOE subraya que, a la hora de advertir la crisis, los sistemas de previsión macroprudenciales "fallaron estrepitosamente", pues "ninguna institución previó la crisis", y todas fueron "excesivamente optimistas en relación con la capacidad de corrección suave de los desequilibrios por sí mismos".

INSUFICIENCIAS POLÍTICAS

Así, achacan los efectos de la crisis a la "insuficiencia de políticas de supervisión y prevención de riesgos", a "carencias en regulación y supervisión" en la zona euro y a una "inadecuada gobernanza y deficiente gestión de una parte importante del sector financiero".

A nivel nacional, el PSOE reconoce que las medidas inicialmente adoptadas por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "acabaron por rebelarse insuficientes, en la medida en que retasaron los inevitables ajustes y aumentaron los importes de recapitalización".

En todo caso, matizan que estas fueron "consideras inicialmente una buena solución para reestructurar de forma suave el sistema financiero, tal y como aconsejaba el Banco de España", y señalan que "fue un error no abordar desde un primer momento la modificación del esquema jurídico y el sistema de gobernanza de las cajas".

Además, los socialistas añaden que estas medidas "no pudieron desplegar plenamente sus efectos" por entrar el país a partir de 2011 en una segunda recesión "más larga y profunda" --"no anticipada por ningún organismo", insisten-- y que ello "impidió un ajuste progresivo y suave" con estas medidas que, a su juicio, se "estaban promoviendo con buenos resultados".

LOS REGULADORES FUERON EN TODO MOMENTO INDEPENDIENTES

Respecto al Banco de España, el PSOE destaca que "no fue capaz de advertir ni corregir la acumulación de desequilibrios de las cajas", aunque excusa al supervisión en que "en parte" esto fue por "falta de capacidad normativa", y cree que "cometió muchos errores de previsión".

Asimismo, subraya que "debería haber sido más proactivo" a través de la "persuasión moral" o la "sanción ejemplarizante para reducir la acumulación de riesgos de la que venía avisando". "Falló estrepitosamente a la hora de frenar la burbuja", aseveran, pese a que creen que el régimen de supervisión compartida de las cajas, junto con las comunidades autónomas, "complicó la supervisión" y dificultó las fusiones".

Respecto a la CNMV, el PSOE señala que "tomó medidas, pero no evitó que se produjeran graves quebrantos a inversores minoristas víctimas de la mala comercialización" de productos financieros. En todo caso, defiende la independencia de ambos organismos. "Con carácter general, los organismos, han actuado preservando su independencia tanto antes como durante la crisis", zanja.

"FALTA DE MESURA" DE LAS ENTIDADES CON LOS DESAHUCIOS

El PSOE también alude a la comercialización de preferentes ----habla de injusticias en las quitas a inversores y mecanismos de arbitrajes que "no fueron totalmente transparentes"-- y a la ejecución de lanzamientos hipotecarios --si bien únicamente los menciona a partir de 2013--, un fenómeno que cree que "no atendido ni por gobierno ni entidades financieras".

Asimismo, también menciona a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), sus movilizaciones y la ley que llevó al Congreso a través de la Iniciativa Legislativa Popular, si bien destaca la suspensión de lanzamientos vigentes y los avances que contempla la ley hipotecaria que se tramita en estos momentos en la Cámara Baja.

En este sentido, el PSOE habla de "falta de mesura" por parte de las entidades financieras por una "falta de proporción" en su política de ejecuciones, por optar en su "mayoría" por ejecutar estos préstamos, siendo "operaciones sobre primeras viviendas y de importes reducidos", mientras que "estas mismas entidades optaban por refinanciar operaciones a promotores inmobiliarios".

"MALAS DECISIONES DE INVERSIÓN" EN BANKIA

En sus 31 páginas con conclusiones de la investigación, el PSOE dedica un apartado de cuatro párrafos a Bankia, una de las partes específicas de la comisión de la crisis, y en ellas considera que "el verdadero problema en Bankia fueron las pérdidas acumuladas por las malas decisiones de inversión de sus gestores".

Asimismo, cree que su salida a Bolsa "no resultó ser una estrategia adecuada para resolver las dificultades" a las que se enfrentaba y que "los problemas de la entidad deben situarse en las decisiones de la dirección y de las cajas que la formaban" pues, a su juicio, "fue negligente en la gestión del activo y en la aplicación de su política de riesgos previa a la crisis".

"La pésima gestión de Bankia agravó la vulnerabilidad del sistema financiero, resultando finalmente necesario realizar una recapitalización de la entidad", apostilla el PSOE, que también remarca la "gestión deshonesta que muchos de los miembros del consejo hicieron de las conocidas como 'tarjetas black'".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30