Martes 05/06/2018.

| Finanzas

Finanzas

Mario Draghi ganó 396.900 euros en 2017 como presidente del BCE, un 1,8% más

El vicepresidente del BCE, cargo que ocupará De Guindos desde junio, cobró 340.200 euros anuales

El sueldo de Mario Draghi como presidente del Banco Central Europeo (BCE) aumentó un 1,8% en 2017, hasta los 396.900 euros, una mejora sensiblemente mayor a la subida del 1% del año anterior y que supera en cuatro décimas la tasa de inflación del 1,4% registrada en diciembre para el conjunto de la eurozona.

Desde la llegada a la presidencia del BCE de Mario Draghi en 2011, el salario básico del máximo responsable de la política monetaria de la eurozona se ha incrementado un 6,9%, según los datos consultados por Europa Press, mientras que desde el estallido de la crisis financiera en 2007, el presidente del BCE ha visto incrementado su salario en un 14,9%.

De hecho, la subida del 1,8% en los emolumentos de Mario Draghi en 2017 representa el mayor incremento anual del salario básico del presidente del BCE desde que el italiano asumiera las riendas de la institución, después de la subida del 1% en 2016, del 1,6% en 2015, del 0,4% en 2014, del 1,1% en 2013 y del 0,8% en 2012.

En 2011, cuando Jean Claude Trichet ocupó la presidencia del BCE durante diez meses y Mario Draghi durante los meses de noviembre y diciembre, el salario básico del presidente del BCE fue de 371.148 euros anuales, con una subida del 0,89%.

GUINDOS COBRARÁ MÁS DE 340.000 EUROS ANUALES.

Por su parte, el vicepresidente del BCE, Vitor Constancio, que desde el próximo mes de junio será reemplazado en el cargo por el español Luis de Guindos, recibió en 2017 un salario básico de 340.200 euros, frente a los 334.080 euros de 2016, lo que representa también una subida del 1,8%, la misma mejora aplicada al sueldo de Draghi y en línea con la aplicada al resto de miembros del Comité Ejecutivo del BCE.

De este modo, Luis de Guindos verá sustancialmente incrementados sus emolumentos cuando asuma la vicepresidencia del BCE, ya que como ministro de Economía, Industria y Competitividad de España recibió una retribución en 2017 de 73.650 euros al año, una cifra 4,6 veces inferior a la cobrada en el mismo ejercicio por Constancio, al que el español sucederá desde el próximo mes de junio.

Los sueldos del resto de miembros del directorio del BCE que permanecieron todo el año en el cargo (Peter Praet, Benoît Coeuré, Yves Mersch y Sabine Lautenschläger) alcanzaron los 283.488 euros anuales, frente a los 277.896 euros de 2016.

Por su parte, los miembros del BCE empleados en el Consejo del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), exceptuando a Sabine Lautenschläger, recibieron en conjunto 793.817 euros en 2017, de los que 283.488 correspondieron al salario de su presidenta, Danièle Nouy, que vio mejorado un 1,8% su sueldo básico en relación a 2016.

El BCE precisó que los ejecutivos de la entidad y los miembros a tiempo completo del Consejo de Supervisión reciben un salario base y otros complementos por residencia y representación. Sin embargo, el presidente de la institución dispone de una residencia oficial propiedad del BCE en lugar de dicha prestación por residencia.

Por su parte, los miembros del Consejo de Supervisión empleados por el BCE que trabajan a tiempo parcial pueden cobrar, además del sueldo base, un salario variable basado en el número de reuniones a las que asisten. En 2017, el importe abonado por este concepto fue de 96.470 euros, un 72% menos que los 343.341 euros de 2016.

"De acuerdo con lo dispuesto en las condiciones de contratación del personal del Banco Central Europeo, los miembros del Comité Ejecutivo y del Consejo de Supervisión tienen derecho a complementos salariales por residencia, hijos y educación, en función de sus circunstancias individuales", explicó el instituto emisor europeo.

En esta línea, añadió que las prestaciones salariales están sujetas a tributación a la Unión Europea y a deducciones por aportaciones al plan de pensiones y a los seguros médico y de accidentes, mientras los complementos salariales no están sujetos a tributación y no computan a efecto de pensiones.

MÁS PERSONAL.

En términos generales, el BCE dedicó a gastos de personal, que incluyen salarios, complementos salariales, primas de seguros y gastos diversos para los empleados, un importe total de 366 millones de euros en 2017, lo que supone un alza del 4,7% respecto a los 349,5 millones de euros que dedicó a esta partida en 2016.

Al final de 2017, la institución contaba con el equivalente a 3.384 empleados a tiempo completo, frente a los 3.171 que tenía a finales de 2016, de los que 330 ocupaban cargos directivos.

A lo largo del pasado ejercicio, la plantilla del BCE registró un total de 443 bajas, frente a las 380 de 2016, mientras que las nuevas contrataciones o cambios de contrato sumaron un total de 726, frente a las 725 del año anterior.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Junio 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30