Jueves 18/07/2019.

| Finanzas

Finanzas

Hernández de Cos alerta del impacto de la litigiosidad en la reputación y pide transparencia a las entidades

Advierte de la solvencia reducida y de la necesidad de mejorar la rentabilidad

El presidente del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha advertido de que el incremento de los litigios judiciales en el sector bancario afecta a la reputación de la banca, por lo que ha pedido a las entidades que hagan un esfuerzo para revertir esa percepción con transparencia y claridad.

Así lo ha señalado durante su intervención en el seminario 'Las finanzas sostenibles y su importancia en el futuro de la economía' organizado en Santander por la Universidad Menéndez Pelayo y la Asociación de Periodistas Económicos (Apie) y patrocinado por BBVA.

En su opinión, uno de los retos de futuro para la banca europea es la mejora de la reputación. Según ha apuntado, en los últimos años el riesgo legal que afecta a la banca española, vinculado a litigios judiciales, se ha incrementado significativamente, por lo que las entidades se han visto inmersas en "un número elevado" de procesos judiciales en los que se cuestionaban ciertas condiciones contractuales de sus operaciones hipotecarias.

"El coste de estos procesos ya se ha hecho efectivo en muchos casos, pero existen todavía procedimientos judiciales muy relevantes pendientes de resolución", ha señalado el gobernador del organismo supervisor, quien ha resaltado que la litigiosidad implica una pérdida de reputación que las entidades "deben esforzarse en revertir".

En concreto, ha señalado que las entidades deben proporcionar a sus clientes la información precisa "de manera clara y transparente" y facilitándoles el acceso a productos financieros adecuados a sus necesidades y conocimientos financieros.

Otro desafío al que se enfrenta el sector bancario español es la reducción de activos problemáticos, pues los ya vendidos "eran más atractivos". En este sentido, Hernández de Cos considera "fundamental" que los bancos no relajen los estándares de concesión de los créditos, de manera que se minimice la nueva entrada de morosos y se mantenga la gestión activa de sus carteas de dudosos y adjudicados.

Según ha recordado, la reducción de activos improductivos y de las necesidades de saneamiento ha contribuido a la mejora de la rentabilidad, que sin embargo todavía se encuentra por debajo del coste del capital, por lo que incrementarla es "uno de los requisitos para que las entidades puedan generar capital orgánicamente y elevar sus niveles de solvencia".

Hernández de Cos ha resaltado que las entidades deben perseverar en sus ratios de eficiencia y acometer inversiones en nuevas tecnologías que les permitan reducir costes a medio plazo. Asimismo, ha indicado que tendrán que emitir "importantes volúmenes" de deuda con distintos grados de subordinación para cumplir con los requisitos mínimos de recursos propios y otros pasivos exigibles.

En esta línea, los costes de emisión de estos pasivos "son superiores a la deuda senior y a otros instrumentos garantizar", y de hecho aumentan cuanto más cerca están del capital en términos de prelación, pero también se reduce su coste cuanto mayor es el nivel de solvencia de las entidades.

Hernández de Cos ha advertido de que los bancos españoles mantienen niveles de solvencia reducidos en comparación con el resto de jurisdicciones europeas. Aunque "superan los mínimos regulatorios con suficiencia" y en términos de apalancamiento "superan a la media europea", el gobernador ha apuntado que se trata de un elemento de señalización relevante y que el capital "es la primera línea de defensa contra las pérdidas inesperadas y para reducir la probabilidad de que ocurra una crisis sistémica".

"En los últimos dos años la ratio de solvencia de máxima calidad CET1 phase-in se ha reducido casi un punto porcentual. Esto pone de manifiesto que el conjunto de los bancos no ha sustituido suficientemente elementos del capital de menor calidad que transitoriamente se consideraban dentro de esta categoría por otros con mayor capacidad para absorber pérdidas", ha lamentado el gobernador.

PROCESO DE CONSOLIDACIÓN BANCARIA

Durante su discurso, el gobernador del Banco de España también ha realizado una radiografía del sector financiero y su transformación en los últimos años, que llevó a una importante disminución del número de entidades.

Hernández de Cos ha destacado que la diversificación geográfica de las entidades españolas les permitió verse "poco afectadas por la crisis financiera internacional", con lo que aquellas que tenían presencia internacional limitaron sus pérdidas y pudieron seguir cubriendo orgánicamente parte de sus necesidades de capital.

Además, ha resaltado que estas entidades desempeñaron un papel relevante en la resolución de la crisis, al poder absorber otras entidades en posición más débil. De las 122 entidades registradas al comienzo de la crisis, en 2018 existían un total de 61, lo que ha supuesto un aumento singnificativo de la concentración.

"La mayoría de los procesos de fusión y absorción han dado lugar a entidades más sanas y con ahorros significativos de costes", ha afirmado Hernández de Cos.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Julio 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31