Miércoles 16/01/2019.

| Finanzas

Finanzas

El Gobierno sigue el asunto de BBVA y Villarejo y cree que entraña un daño reputacional

El Gobierno sigue con atención el caso de la contratación por BBVA de la firma Cenyt, vinculada al excomisario encarcelado José Manuel Villajero, para frenar el asalto de Sacyr a la entidad y cree que un asunto de esta índole "no es positivo" desde el punto de vista reputacional, informaron en fuentes gubernamentales.

El Ejecutivo, que resalta la "perspectiva penal" de este caso en el que se ha visto involucrado el segundo banco español, afirma que el Banco Central Europeo (BCE), del que depende el Mecanismo Único de Supervisión (MUS) de los bancos de la eurozona, "no ha transmitido" por el momento preocupación al Gobierno sobre este asunto.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ya afirmó el martes en declaraciones a la Cadena Ser que le parece una situación "gravísima" el supuesto encargo del BBVA a Villarejo para un posible espionaje a distintas personas, y consideraba "inconcebible para una democracia que se puedan producir fisuras y situaciones de este tipo que alarman a gran parte de los políticos, de los periodistas y del conjunto de la sociedad".

"Me parece una situación gravísima. Habrá que ver la veracidad de esas grabaciones que se han producido e imagino que las autoridades judiciales tomarán buena nota después de las investigaciones que se están haciendo a Villarejo", señaló.

Los diarios digitales 'El Confidencial' y 'Moncloa.com' destaparon que el BBVA de Francisco González utilizó al comisario Villarejo para tener acceso en tiempo real a las llamadas telefónicas que se cruzaron en plena operación de asalto al banco los principales promotores de la maniobra, el entonces presidente de Sacyr, Luis del Rivero, el industrial Juan Abelló y el jefe de la Oficina Económica de José Luis Rodríguez Zapatero, Miguel Sebastián.

También fueron espiadas decenas de personas, empresas e incluso medios de comunicación que habrían tenido una participación secundaria en esa ofensiva. El presunto cerebro de la operación Tándem llegó a facilitar a directivos de BBVA el detalle de hasta 15.000 contactos telefónicos.

El actual presidente de BBVA, Carlos Torres, a la vista de los resultados preliminares de una investigación interna llevada a cabo por la entidad, ha confirmado que el banco contrató los servicios del Grupo Cenyt, la agencia de detectives propiedad de José Manuel Villarejo, actualmente en prisión preventiva, pero ha asegurado que por el momento no se han hallado pruebas de un supuesto espionaje masivo a empresarios, políticos y periodistas.

Torres ha subrayado en una carta interna a los empleados que la entidad que dirige es "un banco honesto, que cree profundamente en los principios y en la ética" y ha agradecido a sus empleados su "trabajo y esfuerzo diario".

Al mismo tiempo, el banquero ha asegurado que su principal misión ahora es la de aclarar lo ocurrido y actuar de forma contundente para resolver la situación. "Podéis estar seguros de que mi prioridad es esclarecer los hechos y actuar con la contundencia necesaria para resolver esta situación", ha aseverado en la misiva.

El presidente de BBVA ha reconocido también estar "escandalizado" con las noticias aparecidas desde el pasado 9 de enero en los medios, que relacionan al banco con el seguimiento o intervención de comunicaciones privadas.

"De ser ciertas, se trataría de conductas indudablemente muy graves, deplorables, diametralmente opuestas a lo que somos y a lo que todos nosotros representamos, y, en definitiva, a los valores de BBVA que nos mueven día a día", ha recalcado.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Febrero 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28