Martes 10/04/2018.

| Finanzas

Finanzas

El FMI pide que se vigile el riesgo en la asignación de crédito en el actual periodo de expansión crediticia

El Fondo Monetario Internacional (FMI) insta a los responsables políticos a prestar "mucha atención" a la evolución del perfil de riesgo en la asignación de crédito, pues se trata de una fuente de vulnerabilidad que puede amenazar la estabilidad financiera global.

Así se desprende del Capítulo II del informe 'El riesgo en la asignación de crédito: Una fuente de vulnerabilidad' publicado por el organismo presidido por Christine Lagarde, donde asegura que tanto el volumen como el perfil en la asignación de crédito son variables "importantes" para la estabilidad financiera.

"Es más probable que un periodo de alto crecimiento del crédito sea seguido por una fuerte recesión o un estrés del sector financiero en el medio plazo si va acompañado de un aumento en el riesgo de la asignación de crédito", subraya el FMI en el documento.

Es por esto que el Fondo pide a los responsables políticos que supervisen el origen del crédito y el riesgo en la asignación del mismo de manera continua, intensificando el escrutinio de supervisión durante los episodios de gran expansión de crédito y condiciones financieras laxas, y poniendo en marcha medidas correctivas si fuera necesario.

Tal y como explica, el riesgo en la asignación de crédito puede medirse utilizando datos de estados financieros disponibles en muchos países como la emisión de deuda neta a nivel de empresa u otras medidas de vulnerabilidad como el apalancamiento, el índice de cobertura de intereses o la frecuencia de incumplimiento.

Asimismo, propone que se promuevan estándares "más sólidos" de gobierno corporativo o políticas macroprudenciles como el endurecimiento de algunos requisitos de capital regulatorio que reduzcan la capacidad o la disposición de los bancos para otorgar préstamos a empresas vulnerables, o la existencia de provisiones o reservas anticíclicas "más densas".

El riesgo en la asignación crediticia a nivel global, según datos del FMI, se ha recuperado desde la depresión vista en el periodo post-crisis financiera y, desde finales de 2016, ha vuelto a su nivel promedio histórico.

"La expansión crediticia relativamente moderada de los últimos años, combinada con el ajuste regulatorio posterior a la crisis, contribuyó a un impulso más suave en el riesgo de la asignación del crédito de lo que podría esperarse dadas las condiciones financieras muy laxas", reza el documento.

No obstante, a medida que las condiciones financieras se desaceleraron aún más en 2017, el FMI aprecia que el riesgo en la asignación del crédito podría haber seguido aumentando, lo que justifica una supervisión estrecha y una mayor vigilancia.

HETEROGENEIDAD DEL RIESGO ENTRE PAÍSES

En este orden de cosas, el organismo argumenta que los patrones globales "ocultan una heterogeneidad relevante entre países", y afirma que el aumento del riesgo en la asignación del crédito en ciertos países ha sido más pronunciado.

De igual forma, el Fondo señala que un riesgo en la asignación de crédito relativamente bajo "no es incompatible" con un gran aumento en los indicadores convencionales de vulnerabilidad corporativa, como el apalancamiento promedio, como se ha observado en algunas economías importantes en los últimos años. El riesgo en la asignación de crédito a los hogares también puede ser relevante y no necesariamente seguir los mismos patrones.

Diferentes estudios a nivel país han documentado que la composición de los flujos de crédito cambia con las condiciones financieras y que el riesgo en la asignación del crédito es procíclico.

ESPAÑA, LA "EVIDENCIA CORROBORATIVA"

De hecho, en su informe, el FMI señala a España como "la evidencia corroborativa", donde las empresas de mayor riesgo tuvieron casi el mismo acceso al mercado de préstamos bancarios que las de menor riesgo en los años previos a la crisis financiera mundial, pero significativamente un menor acceso durante la crisis y el periodo de recuperación.

En el conjunto de la zona euro, si bien, ocurrió lo mismo, pues la inseguridad se olvidó en el momento en el que el Banco Central Europeo (BCE) anunció en 2012 que estaba dispuesto a realizar compras masivas de deuda en el mercado secundario (OMT - Operaciones Monetarias sin Restricciones). El análisis empírico también revela que existe una asociación positiva entre los bajos tipos de interés a corto plazo y la probabilidad de otorgar préstamos a deudores con riesgo.

En suma, el prolongado período de condiciones financieras laxas en los últimos años ha generado la preocupación de que los intermediarios financieros y los inversores en busca de rentabilidad puedan haber otorgado demasiados créditos a prestatarios con perfil de riesgo alto, lo que podría poner en peligro la estabilidad financiera en el futuro.

Estas preocupaciones surgen ante la evidencia reciente de que en ciertos países los períodos de tipos de interés bajos y condiciones financieras expansivas "pueden conducir a una disminución en los estándares de préstamos y una mayor asunción de riesgos".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Abril 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30