Domingo 21/10/2018.

| Finanzas

Finanzas

Deutsche Bank adelgazará su negocio de inversión y apuesta por crecer en España e Italia en banca comercial

El mayor banco de Alemania llevará a cabo recortes de plantilla tras ganar un 79% menos en el primer trimestre

Deutsche Bank, el mayor banco alemán, llevará a cabo un "ajuste estratégico" para concentrar su negocio de banca corporativa y de inversión en Europa, reduciendo su exposición a otras áreas como EEUU y Asia, mientras que la entidad germana impulsará su actividad de banca comercial en mercados de crecimiento como España e Italia, ha informado la entidad, que obtuvo un beneficio neto de 120 millones de euros en el primer trimestre, lo que supone un 79,1% menos que en el mismo periodo de 2017.

Los ajustes estratégicos anunciados por Deutsche Bank pretenden cambiar la entidad hacia "fuentes de ingresos más estables" y fortalecer sus líneas de negocio 'core', con el objetivo para 2021 de que el 50% de su negocio proceda de la actividad en banca comercial y privada, así como del negocio de gestión de activos de DWS.

"Nuestra banca corporativa y de inversión lo está haciendo bien en algunas áreas (...) Sin embargo, no somos suficientemente fuertes en otras áreas de este negocio", declaró Christian Sewing, consejero delegado de Deutsche Bank, quien expresó la necesidad del banco de "actuar decisivamente" para ajustar la estrategia de la entidad.

"No hay tiempo que perder, pues los actuales retornos para nuestros accionistas no son aceptables", añadió.

De este modo, el mayor banco de Alemania ha desvelado este jueves las directrices de un cambio estratégico que permitirá a la entidad reasignar recursos con el objetivo de centrarse en aquellos negocios donde Deutsche Bank cuenta con una posición de liderazgo, mientras reducirá su presencia en otras áreas donde considera que no cuenta con ventajas competitivas.

En concreto, Deutsche Bank concentrará su actividad en banca corporativa y de inversión en su negocio en Europa y con clientes internacionales, así como en los productos que les sean más relevantes, mientras reducirá su exposición a otras áreas.

En este sentido, la entidad ajustará sus actividades relacionadas con ventas e intermediación de tipos de interés en EEUU, mientras reducirá su compromiso en el área de financiación corporativa en sectores de EEUU y Asia cuya actividad transfronteriza es limitada, aunque el banco seguirá ofreciendo su experiencia global a empresas y entidades financieras cuyas actividades se alineen con los puntos fuertes de las economías alemana y europea.

Por su parte, la filial de gestión de activos, DWS, así como el negocio de banca privada y comercial, están implementando sus estrategias previstas.

"Internacionalmente, el negocio de banca privada y comercial pretende centrarse en mercados de crecimiento como Italia y España, mientras en gestión de patrimonios la entidad buscará crecer en Alemania y los mercados internacionales", indicó el banco.

AJUSTES A CORTO PLAZO.

Asimismo, Deutsche Bank llevará a cabo una serie de medidas de ajuste a corto plazo para reducir aún más su base de costes, incluyendo la reducción del número de miembros de su consejo, que perderá tres de sus 12 miembros, mientras se abandonarán las direcciones compartidas en las divisiones de negocio y se reducirán capas en las estructuras de gestión para reducir costes y acelerar la toma de decisiones.

En el medio plazo, Deutsche Bank implementará un plan estratégico de ahorro de costes, que estará a cargo de James von Moltke, director financiero de la entidad, que incluirá mayor transparencia, así como la identificación y eliminación de duplicidades.

"Remodelar el negocio de banca corporativa y de inversión conllevará recortes de plantilla en las regiones y áreas de negocio afectadas", señaló Christian Sewing. "Estos recortes son dolorosos, pero lamentablemente inevitables para garantizar la competitividad del banco a largo plazo", añadió.

GANA UN 79% MENOS HASTA MARZO.

Por otro lado, Deutsche Bank informó de que en los tres primeros meses del año obtuvo un beneficio neto de 120 millones de euros, lo que representa un retroceso del 79,1% en comparación con el resultado correspondiente al mismo periodo de 2017.

Los ingresos netos de la entidad entre enero y marzo sumaron un total de 6.976 millones de euros, un 5% menos que un año antes, mientras que el banco alemán logró reducir un 33,8% sus provisiones por riesgo de crédito, hasta 88 millones de euros.

Los ingresos netos del negocio de banca corporativa y de inversión alcanzaron los 3.846 millones de euros en el primer trimestre, un 12,7% menos que un año antes, mientras el área de banca privada y comercial redujo un 2,4% su cifra de negocio, hasta 2.639 millones, y el negocio de gestión de activos recortó un 10,2% sus ingresos.

Al cierre del primer trimestre, la ratio de capital básico CET1 de Deutsche Bank era del 13,4%, frente al 14% de final de 2017, como consecuencia de la introducción de ajustes ligados al tratamiento de compromisos irrevocables de pago al Fondo Único de Resolución y la adopción de la norma contable IFRS 9.

Por otro lado, el consejo de administración de Deutsche Bank ha reiterado su compromiso de mantener la base de costes ajustados por debajo de 23.000 millones de euros en 2018.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Octubre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31